Solo hay que saber buscar

¿Dónde está el 15M?, leemos de vez en cuando. En multitud de lugares. Solo hay que saber mirar porque, cada poco, surgen iniciativas de gente que se socializó políticamente hace dos años. Por ejemplo, Benavente y Alcorcón, donde nací y donde vivo, ya tienen ateneo.

Y, de una forma más difusa, en sitios inesperados.

Por ejemplo, en el Vaticano o en esta noticia de El Economista sobre unas jornadas organizadas por Ericsson.

Dentro del hogar, las grandes ciudades tienen otro problema. Siguiendo con el ejemplo extremo de Japón, el 32,4 por ciento de las viviendas son unipersonales y en otro 27,2 por ciento de hogares sólo viven dos personas. También hay soluciones posibles a esto. Según el arquitecto Hirokazu Suemitsu, “hay que reconsiderar el concepto de vivir juntos”. “Compartir es lo más en las sociedades inteligentes”, añade. Y propone lo siguiente: “Imaginemos a 500 personas que viven en casas de 50 metros cuadrados. Si cada uno renuncia a 20 metros de su hogar, conseguirá a cambio unas zonas comunes de 10.000 metros cuadrados en las que tendrán todos los servicios de lavandería, salones, instalaciones deportivas, áreas infantiles y de cuidados de mayores. Es un nuevo concepto de hogar en el que todos salen ganando y mucho más sostenibles porque se ahorrarían muchos costes de energía. A cambio, obtendrían muchos más servicios”, concluye este arquitecto.

Compartir, renunciar a poseer, zonas comunes, todos salen ganando, ahorrar costes…

Deje un comentario