Comodín de rentabilidad

Leo en un faldón de la página 19 de Cinco Días.

La banca halla en la deuda su comodín de rentabilidad

Los bajos tipos de interés y el persistente avance de la morosidad, que no tocará techo hasta el próximo año, son el azote de los márgenes de intereses de la banca, que ve recortada así la rentabilidad que podría obtener de su negocio bancario más tradicional. Y mientras la crisis continúa, manteniendo el precio del dinero en mínimos históricos y el avance de los impagados, el sector encuentra al menos en su apuesta por la deuda pública una valiosa fuente de ingresos con la que sostener la parte alta de la cuenta de resultados.

Así, según estimaciones de Analistas Financieros Internacionales, la cartera de renta fija podría aportar unos 17.300 millones de ingresos financieros a la banca española este año, un 26% de los ingresos totales. Será la consecuencia de “unos mayores ingresos de la cartera de renta fija y una reducción a casi la mitad de los ingresos derivados del crédito”, explica AFI, que destaca que “buena parte de la rentabilidad generada por el sistema bancario proviene de la cartera de renta fija”, que asciende a 540.000 millones de euros, el 17% del balance.

[…]

Esto quiere decir que los bancos se están dedicando a recibir dinero del BCE a un interés cercano a cero y, en lugar de emplearlo para financiar inversiones, han comprado deuda pública, estatal o autonómica, cuyos intereses (superiores a cinco) ellos mismos hacían subir.

La transferencia de renta desde los bolsillos de los ciudadanos a la banca a través de este sistema ha sido de 17.300 millones, pero tenemos empeñados un total de 540.000 millones de euros que, según la reforma constitucional propuesta por el gobierno Zapatero y aprobada por PSOE y PP, tiene preferencia sobre cualquier otro gasto.

Somos su comodín de rentabilidad.

Deje un comentario