Muchas uvas para un solo tipo

Hace días escribí:

Álvaro Lapuerta y Luis Bárcenas, tesorero y gerente, reciben a los donantes y, posteriormente, el primero pide el favor al gobernante concreto y el segundo hace el reparto interno (y apunta). Ambos han leído el episodio de la uvas del Lazarillo y, de cada dos para la caja común, cogen otras tantas para ellos. En 2009, Lapuerta dijo que tenía más patrimonio que Bárcenas que, de momento, está por los 50 millones de euros.

Pero ayer, un amigo me ofreció otra versión, más razonable, incluso. Muchas uvas, dijo, para un solo tipo. Viendo el sueldo que cobraba, muchísimo más alto que el presidente del partido, y el patrimonio, tiene pinta de que tenía a su nombre las cuentas B de la organización. El altísimo sueldo era un paracaídas dorado; si caes, te tienes que comer el marrón tú solo y no poner en jaque, en ningún momento, al colectivo. De ahí, también, el “sé fuerte, Luis”. Es solo una versión, pero me parece mucho más razonable que la teoría del gerente solitario.

Deje un comentario