El partido de los carromeros

Ayer decía El Mundo que “Diputados y concejales del PP temen quedarse sin trabajo en la próxima legislatura“. Se queda corto. A este grupo, computable en un excel, hay que añadir asesores, cargos a dedo, enchufados, parejas oficiales y extraoficiales, personal de confianza, familiares y sobredonadores. Este grupo de carromeros es difícilmente mesurable, pero aplicando el sistema métrico-cospedal podemos estar hablando de más de un millón de personas. Quizá, dos.

Solo en Madrid, a nivel municipal y dejando fuera la Corte, hablamos de 146 ayuntamientos y el nivel de carromeros puede oscilar entre los cien de un pueblo pequeño y varios miles de ciudades como Alcorcón o Móstoles. Hablamos de concejales, personal de confianza de los concejales, directivos de empresas municipales, empleados de empresas municipales y el que ahora proporciona los bolis a las empresas municipales. En algunos casos, ojo, hablamos de personas con un alto nivel de vida: más de 50.0000 aurelios al año más tarjeta para comidas, bebidas y comidas.

Este grupo, salvo los que hayan cerrado muy bien su futuro, por ejemplo, dirigiendo el dinero del plan de pago a proveedores, se van a ir al paro o a la precariedad porque, en 2014 (salvo milagro) las cosas seguirán mal. Será gente cabreada, muy cabreada, y sin costumbre de manifestarse pacíficamente. Tienen muy poca tolerancia a frustración porque llevan años logrando la retirada de las multas de aparcamiento, licencias de apertura express de locales, permisos de construcción, entradas para el Bernabéu o extradicciones en tiempo récord con solo pedirlo por esa boquita. Muchos de ellos van a pasarlo mal y van a desarrollar una profunda mala hostia.

La política española se va a poner jodida.

PD: Which Side Are You On? Una canción de los años 30 cantada por Billy Bragg o por Ani di Franco. La mayoría, no lo olvidemos nunca, se pone de lado.

PD2: El partido de los carromeros comienza a formarse. Estos son dos de sus primeros miembros. Bieito Rubido (ABC): “Madina es zapaterismo. Un fundamental odio al Partido Popular. Pero simpatiza más con lo que representa ETA, que lo que representa al Partido Popular”. Santiago González (El Mundo): “[Madina] practica por lo demás un sectarismo asimétrico, que le llevó a expresar más odio por algunos de sus adversarios ideológicos (Acebes en el interior y Bush en el exterior) que por la terrorista Idoia Mendizábal, miembro del comando Vizcaya en la época en que ETA puso la bomba-lapa debajo de su coche.

Deje un comentario