Todo el poder para las asambleas

Escribí:

La solución pasaría por recuperar el equilibrio perdido entre los grupos sociales. Para llegar a ese punto, hay dos caminos, el largo y el corto. El primero requiere un cambio en la hegemonia cultural, una modificación de las reglas de juego, entender que la tierra no es plana y que gira sobre sí misma y alrededor del sol. A partir de ahí, se puede entender la gravitación universal. Se trata de un tránsito largo y que requerirá que los productores tomen conciencia de serlo y creen nuevos resortes de equilibrio. Confiar en la recuperación de los viejos, como la legislación o las instituciones colectivas, es una lucha inútil. No se trata de resistir, sino de atacar. Será un camino lento; es probable que no lo veamos.

Leo:

Se constituye en Sevilla una “Asamblea ciudadana” con el horizonte de concurrir a las elecciones y desbancar al poder constituido: Juan Torres (ATTAC), los abogados Jose Ignacio Aguilar (Intercomisión Vivienda 15M) y Juan Moreno Yagüe (Democracia 4.0), Antonio Losada (ex secretario general de CGT Sevilla), Federico Noriega (Asambleas Ciudadanas Constituyentes y Ecologistas en Acción), la profesora de Ciencias de la Información María Lamuedra (Universidad del Bien Común) y Esteban de Manuel (Coordinador de EQUO Andalucía).

Es lo que tienen las manifestaciones. La gente se conoce, habla, se da el twitter o el número para el guasap y salen cosas. IU debería estar ahí, aportando palabras y política. La social-democracia deberá elegir si se une a esta marea o se decide por lo clásico: rendirse al bloque conservador. Es donde mejor se vive, aunque sea muerto.

Un siglo después, todo el poder para las asambleas. Suena bien.

PD: Es bueno que el camino lento eche a andar para que arrope al camino rápido.

Deje un comentario