Fotocopias, recibís, dossieres y muestras de sangre

España es un país donde:

-La estabilidad del Gobierno depende de los papeles que tiene guardados un señor. Mañana, puede sacar un recibí firmado por el presidente del Gobierno y tendría credibilidad por el oscurantismo comunicativo del Gobierno.

-La estabilidad de la forma de Estado depende de los papeles que tiene guardados un señor. Mañana, puede sacar un correo mencionando al heredero y tendría credibilidad por la sobreprotección que ha tenido tanto la Infanta como su marido.

-La secesión de una parte del territorio depende de los dossieres de una empresa de detectives por los que se pelean dos administraciones que controlan sendos cuerpos policiales. Mañana, puede salir cualquier cosa y tendría credibilidad por la ausencia de proyecto político más allá del órdago.

-Y si pensaban por lo menos nos queda el fútbol. Pues, no. El deporte español depende de los papeles, y muestras de sangre, que tiene guardados un señor. Mañana, puede sacar unas notas implicando a tododios y tendría credibilidad, no solo por la obsesión gubernativa de proteger a Marta Domínguez, sino porque la Federación también está hasta arriba.

Resumen: en España, cualquier fotocopia tiene más credibilidad que una institución. Y eso sí que es antipolítica.

Deje un comentario