España, capital Seseña

No nos lo merecemos, se dice. Yo creo que sí.

Manuel Fuentes era alcalde de Seseña por IU. El pueblo se hizo famoso por la urbanización El Quiñón, edificada por Francisco Hernández, el Pocero, a la que el equipo de gobierno solicitó el cumplimiento de la ley para legalizar. IU denunciaba las presuntas irregularidades cometidas por el equipo anterior, del PSOE, en la concesión de la licencia urbanística. El ex alcalde José Luis Martín está acusado por la Fiscalía Anticorrupción de prevaricación, cohecho y delito contra la hacienda pública en un caso que sigue abierto en un juzgado de Illescas (Toledo).

Sin ánimo de ser exhaustivo, tras la denuncia de intento de soborno, el promotor inició una campaña judicial en la que tuvo, como es lógico, más éxito. ¿Quién los jueces con pasión, sin ser ungüento, hace humanos. Pues untándoles las manos, les ablanda el corazón?, decía Quevedo. Once querellas. En una de ellas, la fianza fue de un millón de euros, dato atribuido posteriormente a un error informático.

Hace dos años, hubo elecciones municipales. Ganó el PP.

Leímos:

El Ayuntamiento de Seseña (Toledo), del PP, ha firmado la recepción de la urbanización de “El Quiñón”, propiedad de Francisco Hernando “El Pocero”, poniendo fin así a años de litigio con el anterior gobierno municipal de Izquierda Unida. Tanto el actual alcalde de la localidad, Carlos Velázquez, como Alfredo Urdaci, portavoz de “Onde 2000″, la empresa promotora de la urbanización de “El Pocero”, han confirmado hoy a Efe la operación, que se cerró el pasado 11 de agosto.

Velázquez ha informado a Efe de que, según los términos del acuerdo, el Ayuntamiento recibe las obras de 5.096 viviendas de la urbanización, correspondientes a 2.776 habitadas y otras 2.320 ya construidas, que llevan sin venderse desde hace más de dos años, que dispondrán ahora de la licencia de primera ocupación. El Ayuntamiento de Seseña se hará cargo de los servicios de mantenimiento de la urbanización, como el alumbrado público, la limpieza y zonas ajardinadas, y acometerá tres proyectos incluidos en el PAU de “El Quiñón”.

Y hace poco:

El pleno del Ayuntamiento de Seseña (Toledo) ha aprobado este jueves la liberación del alcalde del municipio, Carlos Velázquez (PP), quien, tras perder la dedicación exclusiva como diputado autonómico, pasará a cobrar 40.000 euros de las arcas municipales.

Esta decisión se ha aprobado el mismo día en que la Mesa de las Cortes ha fijado el nuevo régimen retributivo de los diputados, que pasan de cobrar unos 3.650 euros al mes a percibir una media de 1.555 euros, a razón de 955 euros de sueldo fijo y unos 600 al mes en dietas.

¿No nos lo merecemos? Yo creo que sí y, además, es bueno que pase. Es bueno que la mierda flote y muy buena señal que al personal le moleste.

Deje un comentario