SarkoMarx III

Escribí­:

En todas las pelí­culas de los hermanos Marx, siempre hay una escena en la que Groucho, solo o con Harpo y Chico, aparece en una sala dando órdenes vocingleras, indiscriminadas y contradictorias. Dicta una carta, saca una muela, examina a un caballo, nombra un embajador y alterna con Margaret Dummond y con la alternativa a Margaret Dummond. Es la sensación que me deja Sarkozy después de 100 dí­as. El movimiento y las grandes palabras lo son todo como si tuviera que resolver, o, al menos, posicionarse, sobre todos los problemas inmediatemente. Como si no tuviera 2455 dí­as más para hacerlo. Después de pensar que quizá era la solución para la apatí­a de Francia y la somnolencia de Europa, estoy comenzando a pensar que se trata de un sí­ntoma más. Sarkozy, como hací­a Johnny Hallyday, versionea material ya usado en Estados Unidos y ofrece movimiento (palabras, gestos o golpes de efecto) donde se requiere sosiego. Más madera.

Ayer leí­amos:

Sarkozy reclama la refundación de la polí­tica agraria europea

Hoy leemos:

Sarkozy aspira a «refundar la escuela» con métodos clásicos como estudiar de memoria 

La refundación. No un cambio, una revisión o una reforma; nada basta. Hay que empezar de cero.

En la información: “Nicolas Sarkozy, presidente de la república francesa, hizo pública ayer una carta que dirigirá por correo personal a los 850.000 maestros y profesores del paí­s”.

Groucho: A mis abogados Chundachunda, chundachunda y Smith. Abra comillas, paréntesis, cierre comillas, signo de interrogación, otro paréntesis, queridos mí­os…. 

1 comentario sobre “SarkoMarx III”

  1. jorgedioni » Blog Archive » Dile al sol dijo:

    […] ¿Se refundó ya la polí­tica agraria?, ¿se refundó la escuela?, ¿se refundó ya el contrato social?, ¿se rindió Irán?, ¿dónde están los jóvenes franceses a los se iba a ir a buscar “hayan hecho lo que hayan hecho”? […]

Deje un comentario