Compañero y compatriota

El 28 de julio publicó El Mundo:

Margallo ha informado de que la embajada española ha contratado a un abogado para defender a Carromero y de que hasta que no concluya la investigación en torno al accidente (algo que prevé que ocurra el lunes o el martes, no se sabrá si estará imputado. Sólo en ese momento cabría hablar técnicamente de detención, según ha explicado.

“La diplomacia española ha desplegado desde el minuto uno contacto no sólo en Cuba, sino en todo el mundo, con todos los aliados”, ha señalado Margallo, que ha precisado que entre esos países con los que se ha contactado está Suecia, de donde es el otro joven que viajaba en el vehículo.

Ha informado de que Carromero ha estado acompañado por la cónsul honoraria y por el cónsul español, y ha hecho hincapié en que el objetivo prioritario del Gobierno es el bienestar y la seguridad del joven.

“Si se produjese una imputación, nos gustaría que estuviese alojado en nuestra embajada, y lo más importante es conseguir la repatriación inmediata de nuestro compañero y compatriota”, ha insistido. De ahí que haya reiterado la necesidad de mantener la máxima discreción al respecto.

“Compañero y compatriota”. El orden es importante.

Deje un comentario