Ítaca (parte II)

Ayer, Enric Juliana en La Vanguardia planteaba una extensión del timo de las banderas:

El pacto CiU-ERC permite imaginar un año 2014 con elecciones generales anticipadas en España (coincidiendo, por ejemplo, con los comicios europeos previstos para junio de aquel año). El relato está servido. Antes de que los catalanes sean llamados a votar en un referéndum que el Tribunal Constitucional tardará menos de dos días en declarar ilegal, los ciudadanos de toda España podrían ser llamados a las urnas por el Partido Alfa, con un discurso de reafirmación nacional por encima de los avatares de la crisis. Frente al soberanismo catalán, soberanismo español, con el apoyo tácito del orden realmente existente en Europa; para ser más precisos, en la Europa continental, que no inglesa.

Es decir, que se vote en toda España contra los catalanes que castigan a los niños que hablan castellano (versión actualizada del mito folclórico del robaniños). El ambiente en Madrid, no en los pasillos de Madrid, sino en Madrid, no en los platos de Madrid, sino en Madrid, no invita a pensar en un cambio de foco, pero no hay que menoscabar la estupidez del personal.
PD: Catalunya sigue camino de Ítaca, aunque ha entrado en fase dos:

Més lluny, heu d’anar més lluny
dels arbres caiguts que ara us empresonen,
i quan els haureu guanyat
tingueu ben present no aturar-vos.
Més lluny, sempre aneu més lluny,
més lluny de l’avui que ara us encadena.
I quan sereu deslliurats
torneu a començar els nous passos.
Més lluny, sempre molt més lluny,
més lluny del demà que ara ja s’acosta.
I quan creieu que arribeu, sapigueu trobar noves sendes.

Y recordemos que la tercera parte de la versión de Llach decía Bon viatge per als guerrers que al seu poble són fidels.

Deje un comentario