La CEDA arrasará el #25N (como ya se sabía)

Los últimos sondeos sobre las elecciones catalanas destacan que CiU no logra la mayoría absoluta y que, ni de lejos, tiene ese gran apoyo reclamado en la disolución del Parlament. Los análisis dicen que la táctica de CiU ha sido un fracaso, algo que revela una gran ingenuidad porque se acepta que las intenciones de los partidos se ajustan a su discurso público. El resultado se ajusta a lo previsto porque no se puede ver a CiU aislada, sino como parte de la CEDA, Confederación Española de Derechas Autónomas.

Esta formación, la CEDA, ha ganado las dos elecciones celebradas este otoño y ganará la tercera.

Esta formación, la CEDA, nunca ha tenido como objetivo romper el marco constitucional, sino reforzarlo para evitar cualquier evolución y el resultado permitirá a su delegación catalana volver a colocar el barco de la soberanía en medio del océano, siempre camino de Ítaca.

Esta formación, la CEDA, usará el apoyo recibido en las urnas para continuar la política de redistribución social, una separación más definida entre clases gracias a la sustitución del sistema de impuestos redistributivo por un sistema de tasas extractivo.

Esta formación, la CEDA, ganará las elecciones con el voto de la gente a la que está arruinando porque aún no se ha enterado o no quiere enterarse o no se enteraría de ningunda manera.

Después, pase lo que pase, todo se asumirá porque llegará el shock del rescate (y porque no habrá oposición).

PD: Todo el barullo formado en las últimas semanas en torno a la independencia es una lucha interna dentro de la CEDA, como el caso Madrid Arena, y en ese marco hay que entender las revelaciones de El Mundo sobre ambos temas.

Deje un comentario