Transferencias de renta (Cómo el dinero viaja de Villaverde a Las Rozas)

Leímos:

Se espera, calculan en el Ejecutivo [de la Comunidad de Madrid], que los nuevos presupuestos estén aprobados para la primera mitad de julio. Parte de los mil millones de recortes ya se incluye en los 654 millones detallados en el Plan Económico Financiero presentado al Ministerio de Hacienda en mayo. “En recortes de personal y subvenciones, ahorraremos otros 300 millones y el resto en tasas y otros ingresos”, ha apuntado el consejero de Economía y Hacienda.

En el capítulo de ingresos, Aguirre ha apuntado que serán 60 millones por la extinción de consorcios urbanísticos, 50 por la privatización parcial del Canal de Isabel II y 15 procedentes de tasas. En la rueda de prensa, Manglano ha citado 74, pero en realidad, según han corregido horas más tarde, son 65 tasas. De ellas, 37 son nuevas tasas, 19 son tasas modificadas y nueve tienen que ver con los precios públicos. Cuando Manglano ha anunciado, en una de sus pocas intervenciones, que se tocarán esas 74 tasas, Aguirre se le ha dado la vuelta sorprendida. “¡Pero si me dijiste 34!”, le ha dicho.

74 tasas; el liberalismo español condensado en tan poco espacio. Entre estas tasas:

Una de las de nueva creación es la que cobrarán por estancia de los mayores en centros de día, que tendrán que aportar “en torno a un 30% de su renta media per cápita”, También se incrementan los precios de las escuelas infantiles. “Vamos a subir tasas como la de la ITV y poner otras como cuando alguien pierde a su perro y lo recoge en la perrera municipal y que hasta ahora no pagaba nada. Vamos a poner una tasa por el tiempo que ha permanecido allí”, ha puesto de ejemplo la lideresa. Respecto a la tasa de la ITV, fuentes de Economía y Hacienda aseguran que será la empresa que presta el servicio (y no el usuario) la que pague un euro a la Comunidad por cada coche que inspecciones.

[…]

Otro de los recortes más importantes afecta a Sanidad. Aguirre ha anunciado que va a retirar de su cartera de servicios sanitaria todo lo que no aplique el Estado en el resto de comunidades y ha puesto dos ejemplos de servicios por los que habrá que pagar: el cambio de sexo y la vacuna del neumococo. También dejará de financiar los tratamientos contra el tabaquismo.

Otro medios ampliaban la extensión de las tasas: “empezar a cobrar a todo aquel que extravíe la tarjeta sanitaria”, “reducir la subvención de las becas de comedor y la ayuda a la compra de libros”, “el Gobierno regional ha minorado un 20% la aportación al turno de oficio en la prestación de asistencia jurídica gratuita”, “habrá que pagar por realizar pruebas deportivas autorizadas (106,05 euros), por participar en interinajes o estar inscrito en bolsas de trabajo (10 euros) o por renovar la tarjeta sanitaria en caso de rotura o extravío (10 euros)”,  “dejan de ser gratis la expedición de título de familia numerosa y las tarjetas individuales (6 euros), el informe de arraigo para la autorización de residencia temporal por circunstancias excepcionales (30 euros), la revisión del grado de dependencia (30 euros) y la revisión o certificación de grado de discapacidad (20 euros). Por inscribirse en el registro de uniones de hecho se abonarán 80,50 euros”.

Es una política económica que, intelectualmente, debe más a Lola Flores que a Thatcher: si todo el mundo me da un duro, yo soluciono mi problema.

Y llegamos a educación:

En las tasas por derechos de examen se modifican 15 tarifas con incrementos cercanos al 20%. La matrícula para estudiar cualquier titulación de Formación Profesional de Grado Superior costará 250 euros mientras que los precios de la Escuela Oficial de Idiomas se duplicarán pasando de los 100 euros actuales a 200 euros por curso. En el caso de los repetidores, la matrícula pasa de 110 euros a 220 euros por curso.

El precio de los créditos universitarios, según detalló la consejera de Educación, Lucía Figar, subirá un máximo de 9 euros por crédito, desde 21,94 euros actuales hasta los 31 euros.

Hace una semana leímos que la Comunidad cerraba los puntos de encuentro familiar; ayer, centros de atención a drogodependientes. ¿No hay dinero?, ¿no hay nada de dinero? Claro que sí. Leemos hoy:

Madrid tuvo que rescatar en 2010 a sus hospitales de gestión semiprivada

La Cámara de Cuentas revela que el Gobierno acordó restablecer el equilibro financiero de las concesiones y pagar a las empresas dos millones más al año

  • Hospital Infanta Cristina: 236.385 euros anuales más
  • Hospital Infanta Leonor: 674.929 euros
  • Hospital Infanta Sofía: 306.327 euros
  • Hospital del Henares: 110.029 euros
  • Hospital del Tajo: 86.206
  • Hospital del Sureste: 582.699

Tenemos una clara transferencia de renta entre señores que viven en Villaverde y pagan tasas necesarias para la consolidación fiscal porque hemos vivido por encima de nuestras posibilidades y señores viven en Las Rozas y que reciben ese dinero para restablecer el equilibro financiero de las concesiones. Quizá porque hay muchos señores de Villaverde que creen que vivirán dentro de poco en Las Rozas si trabajan mucho o si comienzan a pensar como los que viven en Las Rozas o vaya usted a saber. Nunca se debe descartar la estupidez.
Enhorabuena a los premiados.

2 comentarios sobre “Transferencias de renta (Cómo el dinero viaja de Villaverde a Las Rozas)”

  1. Grândola dijo:

    Hola:

    Vivo en Las Rozas, milito en IU y no que queda nada clara esa conexión con Las Rozas.

  2. jorgedioni dijo:

    Es solo una metáfora. Aunque vivo en Madrid desde hace 10 años, desconozco la mayoría de la Comunidad. Las Lomas de Boadilla quizá hubiera sido más ajustado.

Deje un comentario