Por ideología y por capricho

Dice Artur Mas en La Vanguardia:

Nosotros no somos dueños de los recortes. Los recortes no se hacen ni por capricho ni por ideología, se hacen por estricta e imperiosa necesidad porque todo lo que gastamos de más con respecto a lo que tenemos autorizado, no lo podemos pagar. Y si no lo podemos pagar, ¿qué sentido tiene gastarlo de más?

Mentira. Rajoy ha dicho cosas parecidas y también son mentira. Una de las primeras medidas de su administración fue suprimir el impuesto de sucesiones, por el que se recaudaban 250 millones de euros. Unas estructuras públicas, como los consejos comarcales, se mantienen, mientras otras se cierran, como los hospitales.

Claro que se puede elegir y lo está haciendo. Por ideología y por capricho.

Deje un comentario