Transferencias de renta II (De Clot a Valldoreix en tres estaciones)

Vamos a ver cómo usa la CEDA sus estructuras de estado en Catalunya a través de una transferencia de renta directa. Leemos en La Vanguardia:

Xavier Trias prevé una nueva subida de las tarifas de transporte

El alcalde de Barcelona justifica que “no podemos dejar que nuestros nietos paguen los billetes de metro de hoy”, pero evita concretar los detalles de la subida

El asesor ha usado un discurso de Thatcher previo a la formación de los Smiths, esto es insostenible, lo pagarán nuestros nietos; ideas, ojo, que no surgen cuando se habla de rescatar a entidades financieras o de gestión de infraestructuras; entonces, se usa otro discurso, peor será si no lo hacemos, es muy grande para caer, puede provocar problemas mayores.

Pero no nos desviemos de la transferencia de renta. Leímos en El País:

La Generalitat usa Barcelona como banco ante la falta de liquidez

El Gobierno de CiU arrastra una deuda de 200 millones con el Ayuntamiento

El Ejecutivo todavía debe a los municipios 150 millones del ejercicio de 2011

La caja vacía de la Generalitat de Cataluña tiene en la saludable cartera del Ayuntamiento de Barcelona una de sus fuentes de financiación más recurrentes. Ante la asfixia que sufre el Gobierno de Artur Mas, el alcalde Xavier Trias (CiU) no ha dudado en poner dinero allí donde la Administración autonómica no llega o en ser más permisivo a la hora de cobrar deudas pendientes. Así ha ocurrido cuando el Ayuntamiento ha prestado dinero a la Generalitat para la construcción de la escuela La Mediterrània, en la Barceloneta, o para dar ayudas a la quebrada aerolínea Spanair. La oposición, en especial PSC y PP, denuncia, además, que las condiciones en las que se devolverán esos créditos son demasiado inconcretas, por lo que estos podrían peligrar. En total, la Generalitat arrastra una deuda de 200 millones de euros, según explicó la segunda teniente de alcalde, Sònia Recasens, en el último pleno.

El grupo municipal del PSC calcula, de acuerdo con la Cuenta General del año pasado, que la morosidad del Gobierno de Mas con la ciudad llega al 88,7%. De los 100,3 millones correspondientes a las transferencias corrientes y de capital —recursos destinados a políticas como la ley de dependencia y las plazas de guardería municipal— aún quedan pendientes 89 millones. Los impagos son el 70% superiores a los de 2010. Entonces se pagaron 51,6 millones de los 108,3 millones pendientes ese año. El Ayuntamiento declinó desglosar la deuda que acumula.

Vaya, quizá con esos 200 millones de euros no haría falta subir las tarifas. Sigamos al último paso. Una información del 20 de marzo de 2011:

El Gobierno catalán de CiU prepara una reforma del Impuesto de Sucesiones en el que quedarán exentos de pago únicamente los parientes de primer y segundo grado de consanguinidad que hereden. El resto de tramos -a partir del tercero- seguirá tributando, lo que permitirá a la Generalitat continuar recaudando 120 millones de euros anuales, según ha avanzado el secretario de la Generalitat, Germà Gordó, en una entrevista de Europa Press.

Mas eliminará antes de las municipales esta figura impositiva en las herencias entre cónyuges o entre padres e hijos -primer grado- y entre hermanos o entre abuelos y nietos -segundo grado-. En cambio, se va a mantener el tributo a partir del tercer grado, esto entre tíos y sobrinos, y en adelante, por ejemplo entre primos (cuarto grado) o cuando no haya ningún tipo de parentesco. “El impuesto no desaparece. Lo que desaparece son determinados tramos”, ha explicado el secretario del Gobierno autonómico.

Actualmente, la Generalitat recauda 250 millones de euros al año por este impuesto, del que tiene competencia exclusiva. La merma prevista de 130 millones se compensará mediante una “mejor gestión” de los recursos públicos, por lo que se trata de una cifra perfectamente asumible para las arcas públicas, según Gordó.

El impuesto se suprimió y los 250 millones se dejaron de recaudar. Creo que la línea de la transferencia de renta es clara: Aportadores de rentas/Sociedad contributiva-Instituciones legisladoras, recaudadoras, gestoras y coercitivas-Tomadores de rentas/Élites extractivas.

Estas ya son estructuras de estado y funcionan bastante bien.

Deje un comentario