El suicidio del tradicional sistema de partidos

En un artículo sobre las elecciones en Holanda, Beatriz Navarro se sorprende del hundimiento del tradicional sistema de partidos basado en el consenso de partidos moderados. No se dice que lo mismo sucede en todos los países. En Grecia, donde los dos partidos tradicionales han tenido que unirse o en Italia, donde no está claro quién se presentará a las elecciones de la próxima primavera. En España, según una encuesta, PP-PSOE lograrían apenas un 55%, muy lejos del (aprox.) 75% de 2011 ó 2008 y del (aprox.) 80% de 2000 ó 2004. Tampoco hay mención a las causas. El sistema basado en el turno de centro-izquierda (social-democracia) y centro-derecha (democracia-cristiana) con el partido comunista como comparsa/amenaza/vía de escape era producto y causa de una sociedad concreta basada en el consenso keynesiano post II Guerra Mundial. El consenso se rompió en los ochenta. Los partidos del turno asumieron el nuevo consenso, el neoliberal-neoconservador, y fueron aplicando políticas que cambiaban la sociedad, rompiendo la retroalimentación. El suicidio del tradicional sistema de partidos será lento, pero inevitable. No conviene hacerse esperanzas, ni desilusionarse.

Deje un comentario