Mas apuesta por ‘aunque todo esté hecho una mierda, a ver si sacamos un genio y nos lo arregla’

Una clave de la posmodernidad es la posibilidad de crear realidades con la palabra. En la modernidad era necesario actuar sobre lo existente y, para que un mensaje fuera reproducido, solía hacer falta amenazar a los periodistas, modificar fotos o documentos o, en el peor de los casos, ejercer violencia activa. En la posmodernidad, un actor político puede lanzar cualquier mensaje y tener la seguridad de que será reproducido por los medios. Nada importa. La mente internet consigue que sólo importe el mensaje de hoy; la realidad está en un segundo plano.

Así, podemos leer está crónica de Jordi Barbeta en La Vanguardia:

Mas fija el nuevo rumbo catalán: Massachusetts

Boston, la ciudad principal de Massachusetts, será pues la primera etapa del viaje oficial a Estados Unidos que inicia hoy el president de la Generalitat. La crisis y los sucesivos planes de austeridad han obligado al Govern a reducir drásticamente la agenda internacional y sólo se mantienen aquellas expediciones que se consideran inversiones estrictamente necesarias desde el punto de vista de la promoción comercial y de la defensa de la competitividad de las empresas catalanas.

Así pues, la presencia catalana en Boston responde a un criterio absolutamente estratégico. Mas acompaña a una delegación de 70 empresas e instituciones catalanas que participan en la Bio Boston International Convention, el certamen biotecnológico más importante del mundo. No podía estar ausente el Govern de la Generalitat cuando su apuesta es impulsar Catalunya como biorregión de referencia internacional, aprovechando las sinergias de la base científica catalana, esencialmente en el sector biomédico, la industria farmacéutica y la industria agroalimentaria.

Es decir, como apostamos por la economía del conocimiento y la biotecnología reducimos el presupuesto de educación (universidades) y sanidad (se conserva el de I+D+i ‘puro’) y damos todas las facilidades para la instalación de Eurovegas que, como todo el mundo sabe, es un modelo economico de referencia en en el sector biomédico, la industria farmacéutica y la industria agroalimentaria.

Es probable que Mas quiera decir Boston, pero le sale Las Vegas; la realidad y el deseo. En Catalunya, un 40% de los jóvenes está en paro y el fracaso escolar se sitúa en el 30%. La política de ‘aunque todo esté hecho una mierda, a ver si sacamos un genio y nos lo arregla’ no es la del MIT, sino la de Argentina. Quizá la clave de la propuesta es que Rajoy no puede decir Massachusetts.

PD: He borrado el primer párrafo de la crónica. Es este:

El president de la Generalitat, Artur Mas, convocó a los catalanes a emprender con él el viaje a Ítaca a sabiendas de que se trata de una travesía larga, llena de aventuras y de experiencias que permite atracar en puertos desconocidos y llegar a ciudades lejanas “para aprender de los que saben”. Con esa filosofía el president ha fijado el nuevo rumbo catalán: Massachusetts, el estado norteamericano que ha hecho de la tecnología y el conocimiento un modelo de desarrollo económico e industrial que el Govern de la Generalitat pretende emular en Europa. En Massachusetts se encuentra el Massachusetts Institute of Technology, la Universidad de Harvard y el Boston College, entre otras instituciones de reconocido prestigio.

Hablar de aventuras y experiencias en una comunidad donde (y son datos de 2011) una de cada cinco personas es pobre, es decir, sobrevive con menos de 640 euros al mes, donde un 40% de los jóvenes está en paro, donde uno de cada cinco hogares tiene unos ingresos anuales por debajo de los 14.000 euros es reírse de la gente.

Deje un comentario