Rato y Mafo estarían en la cárcel

El gen mediterráneo de la deuda, el que nos diferencia de los países protestantes, se resume en que, en Alemania, Reino Unido o Estados Unidos, Rato y Mafo estarían ahora mismo en la cárcel. Desde su salida a Bolsa, el pasado mes de junio, la entidad ha perdido casi el 70% de su valor para los pequeños inversores, muchos de ellos empleados o clientes. Su cotización es menor que los 3.000 millones de euros que esas personas pusieron, una cifra a la que habría que añadir un saldo de 4.000 millones de euros en participaciones preferentes. El dato importante es el primero que se ha dado: el pasado mes de junio. ¿Qué hecho imprevisto se ha producido para provocar una bajada del 70% del valor? Ninguno. Es decir, los datos que han provocado el problema se conocían, por la presidencia de la entidad y el regulador, y, con el dinero de los inversores, tan sólo se ganó tiempo en busca de una solución imposible. En Alemania, Reino Unido o Estados Unidos, estarían en la cárcel acusados de estafa. La iniciativa habría sido del fiscal pertinente, pero seguro que ya habría asociaciones de afectados y abogados contactando con las asociaciones de afectados en busca de un cuantioso pleito civil. Aquí, espero equivocarme, no esperén noticias similares.

PD: Dos meses después de la aprobación de la reforma laboral que permite el despido libre y (casi) gratuito, Rato se ha ido con dos años de sueldo. Tras hundir el banco. Un gran ejemplo de excelencia, esfuerzo y austeridad.   

1 comentario sobre “Rato y Mafo estarían en la cárcel”

  1. José-Luis dijo:

    Y cuando uno de un lado está de acuerdo con otro, del lado contrario, solo queda decir: AMËN (ya sabes, mi educación cristiana).

    JL

Deje un comentario