El periodismo madrileño

Dice Isabel San Sebastián en una entrevista:

“Allí nadie movió un dedo para echarme una mano. Nadie. Aquella decisión la tomó el presidente de Telefónica por una conveniencia suya personal y nadie movió un dedo para echarme una mano. Ni de un partido ni de otro. Hombre, evidentemente, el Partido Socialista que estaba en la oposición aprovechó el hecho para meterse con el Gobierno, como ‘carnaza’ política -cosa que yo entendí- pero no movieron un dedo para ayudarme a mí a encontrar trabajo en otro sitio, de los que manejaran ellos. Nada”

Por si no han leído bien: “ayudarme a mí a encontrar trabajo”.

Deje un comentario