El rescate del Banco de Valencia, en ibuprofenos

Leo:

Sanidad planteará a las Comunidades que los jubilados paguen el 10% de los fármacos

Ese 10% tendría límites para evitar perjudicar a los enfermos crónicos, y que los activos paguen el 50 %, en lugar del 40% actual, según han avanzado fuentes del PP

(…)
Con esta reforma en el sistema de pago, el Ministerio de Sanidad estima que se podrían ahorrar cerca de 3700 euros de los 7000 millones que el Gobierno quiere ajustar en el presupuesto sanitario.

Siempre hay que situar las cifras:

El rescate de Banco de Valencia costará hasta 3000 millones

La cúpula del Banco de Valencia se repartió 2,7 millones en 2011

Y, obsérvese, que pagan sólo las rentas del trabajo. No las rentas de capital, ni las de bienes.
PD: A pesar de la ceguera de la prensa española, no se trata de algo nuevo. Sucedió en EEUU y Reino Unido y, de otra manera, claro, en América Latina. Se trata de bajar los ingresos (selectivamente) y aumentar los gastos (selectivamente) para crear una deudocracia, es decir, un sistema en el que los gobiernos estén atados por la deuda y no tengan alternativa. Leemos:

Reagan aumentó de forma muy importante el gasto público, básicamente el militar, que pasó (en dólares constantes de 2000) de 267,1 mil millones de dólares en 1980 (4,9% del PIB y 22,7% de los gastos públicos) a 393,1 mil millones en 1988 (5,8% del PIB y 27,3 de los gastos públicos); la mayoría de esos años el gasto militar estuvo alrededor del 6% del PIB, superando esta cifra en 4 años distintos. Estas cifras no se veían desde el fin de la participación estadounidense en la Guerra de Vietnam, en 1973. En 1981 redujo de manera importante el tipo impositivo máximo, que afectaba a los muy ricos, y que pasó de una tasa nominal del 70% al 50%; en 1986 volvió a reducir el tipo al 28%. Como consecuencia de todo esto, el déficit presupuestario y la deuda pública crecieron en gran medida: la deuda pasó del 33,3% del PIB en 1980 al 51,9% a finales de 198857 58 y el déficit pasó del 2,7% en 1980 a más del doble en 1983, cuando alcanzó el 6%; en 1984, 1985 y 1986 estuvo alrededor del 5%.

A Reagan, la deuda le sirvió para desmantelar el estado social construido desde Rosevelt hasta Carter. Bush, padre e hijo, siguieron por ese camino, sobre todo, el segundo. Clinton, que es el que queda en medio, no se libró de la deudocracia. Fue el único que bajó el déficit pero lo hizo gracias a una profunda desregulación financiera que provocó el estallido de 2007.

Deje un comentario