Capità Collons y el cambio de eje

Para crear una conspiración, es necesario ponerlo todo en una línea. Vamos a ello.

27 de mayo de 2011. Los mossos d’escuadra desalojan al movimiento 15M de la Plaça Catalunya. Su actuación deja escenas muy violentas (el apaleamiento de un señor en silla de ruedas) y una profunda sensación de que el Govern ha actuado con torpeza. El aroma de haber hecho el ridículo (otra vez) es mayor si se compara con la tranquilidad festiva de Madrid. Rubalcaba es ministro de Interior. Tras los sucesos de Barcelona, su resistencia a una actuación policial acrecienta su fama de listeza.

29 de mayo de 2011. La Vanguardia publica un artículo de Enric Juliana titulado Nietzsche en Sol donde, defendiendo la acción frente a la pasividad y, sobre todo, frente a las críticas de la prensa madrileña, se relaciona al conseller d’Interior, Felip Puig con Miquel Badia, Comisario de Orden Público de la Generalitat republicana y conocido como el Capità Collons. El marco supera al mensaje y se establece la sensación que los Mossos están descontrolados.

14 de junio de 2011. Un grupo, supuestamente, vinculado al 15M rodea el Parlament de Catalunya en la sesión de presupuestos. Acosa a los diputados, agrede a alguno y varios miembros del Govern acuden en helicóptero al estilo argentino. Hay graves incidentes. Varios manifestantes denuncian que fueron iniciados por Mossos de paisano. El conseller d’Interior, Felip Puig dice: ¿veis?

29 de febero de 2012. Una protesta contra los recortes en educación termina con graves incidentes. Entre ellos, un coche quemado. Su dueña acusa a los Mossos de haber provocado el incendio acercando un contenedor ardiendo. En este vídeo, hay una cosa rara: las cosas arden tras la llegada de la policía. Seguro que es un problema del cambio de eje, seguro.

29 de marzo de 2012. Una de las manifestaciones de la huelga general termina con incidentes aún más graves que un mes antes. Hay escenas de violencia desmesurada, un niño en medio de la carga policial y, también, el apaleamiento de un señor cojo. Se incendían muchas cosas. Entre ellas, una cafetería. De nuevo, hay infiltrados. Entre ellos, un señor muy voluminoso que destroza profusamente.

30 de marzo de 2012. Felip Puig, que ya había avisado de la presencia de grupo violentos (lógico, viendo los vídeos), habla de la Rosa de foc, la Barcelona del pistolerismo, y pide cambios legislativos. Mano dura.

31 de marzo de 2012, La Vanguardia publica un artículo de Enric Juliana donde leemos:

La Conselleria d’Interior vuelve a ser el gozne de la autonomía. Si la Generalitat no logra preservar el orden, otros tomarán decisiones. Y la gente las aplaudirá. El asunto es de largo alcance y nada doméstico. Barcelona es hoy una encrucijada importante de los (des)equilibrios del sur de Europa. Y Barcelona padece un problema de cultura política. Poca fibra para tanta retórica (arreglar el mundo, federalizar España o, en su defecto, modificar las fronteras interiores de la Unión Europea). Ante la violencia que puede engendrar un nuevo terrorismo, intransigencia o cobarde relativismo.

Orden. Terrorismo. Se menciona la manifestación de Roma del 15-O. 900 manifestaciones en todo el mundo y sólo una con incidentes y, según las denuncias, también fue muy extraña. Felip Puig, que no ha sabido controlar el orden público, ya no es el Capità Collons, sino el gozne de la autonomía. Su cambio de toga resulta más interesante si se recuerda que los incidentes no son nuevos en Barcelona. En 2010, los hubo en una protesta anti-Bolonia y en el desalojo del Banesto. En ambos casos, se pidió la dimisión del conseller d’Interior. Ahora no. Seguro que es un problema del cambio de eje.

1 de abril de 2010. Leemos: El castigo a los vándalos se equiparará al terrorismo. Interior y Justicia impulsan una reforma para que los alborotadores reciban el castigo penal de la ‘kale borroka’. La pena por desorden público se elevará a dos años, lo que permitirá la prisión preventiva

Los cambios legislativos, la mano dura y el orden no serán para los jaraneros habituales (todos, mossos y colaboradores habituales, fichados), sino para toda la gente que proteste por la violencia política que significan los presupuestos presentados el viernes. El reparto de la riqueza no es siempre político; el reparto de la miseria, sí. Como dijo el sabio Portela, a partir de abril, en España se acabarán los problemas económicos, sociales o laborales; sólo habrá problemas de orden público.

3 comentarios sobre “Capità Collons y el cambio de eje”

  1. José-Luis dijo:

    Tu obsesión por la profecía de los disturbios de orden social empieza a ser enfermiza. Supongo que es el marco en el que la izquierda mejor se mueve. La única forma de “recuperar” el poder perdido en noviembre del año pasado (hace poco más de 4 meses).
    Lo que sigo sin escuchar ni leer son propuestas razonables de la izquierda española (la misma que nos ha llevado a esta situación). Si obviamos el programa electoral de IU en Andalucía, claro. Propio del s.XIX, si no del s. XVIII. Vuelvo a mentar el chiste del alcalde, comunista, que en un mitín pretendía el reparto de todos los bienes del pueblo…excepto de la gallinas, pq las gallinas eran de su propiedad (nunca un chiste ha expresado mejor una realidad).
    Uno de los principios del comunismo es ese de producir con arreglo a la capacidad y consumir con arreglo a la necesidad. Vamos que haya gente que se deslome para que otros vivan como Dios. Pq a esa máxima hay que añadir miles y miles de factores correctores. No siendo que aquellos que la proclaman vean como su esfuerzo, en forma de bienes, acaba en manos de otras personas (”que trabajen, coño”).

    Lo dicho, tu profecía de las algaradas sociales da mucho miedo. Si esto te parece malo, al lado de la troika, sabes perfectamente que será el paraíso.

    JL

  2. jorgedioni dijo:

    No entiendo el comentario. Yo no hago profecías. Me limito a leer libros, ojear la prensa, escuchar a algunos amigos y conocidos y fijarme mucho en la gente que veo por la calle. Y tampoco voy a recuperar ningún poder porque nunca lo he tenido, salvo mi propio pensamiento.

    Un saludo

  3. José-Luis dijo:

    Buenas,

    muchas gracias por la felicitación de parte del “Soviet de Alcorcón” (XDDD).

    Mi comentario fue un comentario general. Ya sé que tú no ostentas el poder al que hago referencia. La sensación que me da es que los motores de las máquinas de la izquierda y progresía española (izquierda y progresía especial, poco o nada que ver con la del resto de Europa) empiezan a calentarse. Están siendo engrasadas y en breve esperan alcanzar su máxima velocidad contra su objetivo.
    Hay que reconocer que es donde mejor os movéis…

    Y para muestra un botón: el incendio de Galicia, ¿el nuevo Prestige? Tiene huevos que quienes usan esta catástrofe sean los mismos a cuyas espaldas cargan 4 muertos en Galicia y 11 en Castilla-La Mancha (más algún otro en Cataluña, en la época del infausto tripartito). El PP tiene un grave problema de comunicación o un complejo enfermizo (o ambas cosas a la vez). Me ofrezco por un módico sueldo a solucionar el problema…No creo que resultara muy complicado.

    Y todo esto admitiendo: que están haciendo lo contrario de lo que prometieron en campaña (sin pretender justificarlo, pq no hay justificación, tampoco hay que rasgarse las vestiduras: es algo que ha ocurrido en todas las campañas políticas del mundo mundial). Que siguen sin entrar en temas “complicados” (si quieren “tocar” derechos sociales básicos, que yo no quiero que lo hagan, ojo. Pero si quieren “tocarlos”, antes hay que meterse en, como mínimo, 10 o 12 temas, para así “justificar” los retoques).
    Lo peor…que nadie puede asegurar que a pesar de lo que están haciendo la cosa mejore en un plazo de tiempo razonable (es más, parece que puede ir a peor).
    Algo peor, todavía, que quienes están al frente de la oposición son los máximos culpables de estar como estamos (que tragaderas tiene la señora Valenciano…joder!!!).

    Solamente me queda algo “divertido”: ver lo que hará y como lo hará Griñan y sus cuates en Andalucía. Pq el punto de partida es completamente contrario a sus intenciones (a su programa electoral). Pero bueno, lo tendrán fácil: ellos no incumplen sus promesas. Es el PP quien les impide cumplirlas.

    Un abrazo, amigo Dioni.

    JL

Deje un comentario