Salvador Alemany y Lola Flores, dos liberales españoles

Leo en Cinco Días:

Abertis reclama el pago por uso en las autovías de todo el país

El presidente de Abertis, Salvador Alemany, urgió ayer a Fomento a que armonice el modelo concesional de infraestructuras e implante el pago por uso en las vías de alta capacidad libres de peaje

El modelo concesional español está enfermo y los remedios que aplicaría Salvador Alemany, presidente de Abertis, empiezan por eliminar desequilibrios entre comunidades autónomas, aplicando el mismo rasero en todo el país. Esto implica la tarificación de carreteras de alta capacidad, un paso que el Gobierno está considerando, según declaró el ejecutivo catalán en el marco de la junta de accionistas de Abertis.

Alemany atajaba ayer la polémica suscitada en Cataluña por la intención de Fomento de ayudar a las autopistas en riesgo de quiebra ampliando plazos de concesión en autopistas ya maduras. El ejecutivo señaló que las radiales madrileñas no son las únicas del país con problemas y que, en todo caso, no se trata de gravar el tráfico en Cataluña para salvar la situación en Madrid. Entre las medidas que aconseja Abertis está la restauración de una empresa pública de autopistas, como lo fue ENA, que se haga con las concesiones fallidas. En cuanto a la fusión de autopistas rentables con otras en crisis, Francisco Reynés, consejero delegado del grupo, explicó que “estamos dispuestos a ayudar siempre y cuando no se pongan en riesgo ni la estabilidad financiera de la empresa ni la rentabilidad al accionista”.

¿Alemany propone la creación de una empresa pública?, ¿Alemany se ha hecho comunista? No, la empresa pública es para socializar las pérdidas de inversiones fallidas. Uno supone que un empresario es un señor que invierte su dinero en una cosa que piensa que es rentable. Si acierta, se hace rico; si falla, pierde la inversión. Pero no. España es diferente; el modelo liberal español lo resumió Lola Flores: si cada uno pone una peseta, soluciono mi problema. Resumamos la propuesta de Alemany: el Estado me monta el kiosko con dinero de todos, lo pone en funcionamiento con dinero de todos y me lo da para que yo, liberal español, lo exprima para mi beneficio privado. Si el negocio no va, el Estado me lo recompra teniendo en cuenta “la estabilidad financiera de la empresa ni la rentabilidad al accionista”. No hay que ser muy listo para entender que este modelo Lola Flores (todos pagan/yo cobro) nos lleva directos al subdesarrollo.

Deje un comentario