El arzobispo de Granada pide revisar la financiación de la Iglesia

Al menos tal cosa deducimos de sus palabras:

El arzobispo de Granada censura la mentalidad de ‘pueblo subsidiado’

Y de los datos que nos aporta el BOE:

boe

Por si alguien no quiere hacer la cuenta, son 156 millones de euros a fecha de liquidación. Es una de las poquísimas partidas que se salvó de los recortes en ese BOE del 31 de diciembre, el de la subida de impuestos. Si les parece mucho, deben añadir el dinero para profesores de religión, la exención de impuestos como el IBI, los diversos conciertos sociales, las casilla del IRPF (250, de la suya y 80, de la de otros fines de interés social) y ayudas puntuales, como la de la pasada visita del Papa a Madrid. Roda una cantidad desconocida que, según estudios, está entre 6.000 y 10.000 millones de euros. Y no se esperan recortes significativos. Por todo lo anterior, es comprensible que el Arzobispo de Granada quiera dejar de ser un subsidiado para ser un emprendedor, uno del millón que iban a brotar por doquier. ¡Adelante!

Deje un comentario