Contrarreforma analógica

Leíamos el viernes:

El FBI cierra la web de descargas Megaupload. Las autoridades de EEUU detienen a cuatro de sus responsables

Y, en el mismo diario, Expansión:

Las empresas se suben a la nube. El ‘cloud computing’ ya es una realidad en España.

(…) IBM prevé dar soporte a cerca de 200 millones de usuarios en la nube en 2012 y espera facturar 3.000 millones de dólares en 2015. Mientras, Microsoft asegura que más de 1,6 millones de usuarios en organizaciones públicas y privadas en España (entre ellas, 33 empresas del Ibex) hacen uso de sus soluciones en la nube. (…)

La primera intuición, preocupante, es que ambas noticias tienen que ver y que la operación contra Megaupload es parte de una megaconspiración que busca controlar internet y eliminar a los competidores (no, no soy un ingenuo, sé de qué iba Megaupload pero la prensa de la CEDA se ha desgañitado diciendo que sin condena, todo el mundo, Camps, Fabra o Prenafeta, es inocente).

La segunda es que ambas cosas no tienen nada que ver y es más preocupante. La contrarreforma analógica no parará el reloj pero sí puede condenar a algunos países al atraso.

Deje un comentario