Tajada

Publica hoy Expansión:

Los grandes hedge fund sacan tajada de la crisis de la deuda soberana

Gestoras como Bridgewater, Brevan Howard, Winton Capital y BlueCrest han cosechado beneficios de miles de millones en medio de la crisis bancaria y los nervios en torno a la deuda pública

Como suele ocurrir en los mercados, cuanto más revuelto está el río, más ganancias obtienen los hedge fund. Algunas de las principales gestoras internacionales de inversión libre van a cerrar el turbulento 2011 con miles de millones de dólares de beneficio. Entre ellas, la mayor del panorama internacional, Bridgewater Associates, y otras con gran reconocimiento como Brevan Howard, BlueCrest Capital Management y Winton Capital, firmas lideradas por exbanqueros de inversión.

Este segmento de fondos se caracteriza por realizar todo tipo de estrategias (a través de acciones, bonos, derivados y materias primas, entre otros) para ganar en cualquier escenario de mercado. También se les conoce por tomar posiciones más arriesgadas de lo habitual, como las posiciones bajistas (ofrecen beneficios cuando cae un activo) sobre hipotecas basura, con las que algunos gestores se hicieron de oro en 2008, o los bonos de deuda periférica, en 2011.

La firma norteamericana Bridgewater se ha convertido en una de las firmas más exitosas en este entorno. Su principal fondo sube un 25% en el año. Su fundador y principal gestor, Ray Dalio, es una de las voces más críticas con la situación europea, y se ha beneficiado de esta visión. “No creo que las condiciones de refinanciación mejoren ni la dependencia de la banca del BCE disminuya hasta que las entidades se hayan recapitalizado o haya un plan creíble para prevenir quiebras soberanas”, ha señalado el gestor recientemente. Para Dalio, las necesidades de capitalización reales de las entidades europeas ascienden a 375.000 millones, cerca de cuatro veces más de las declaradas por la autoridad bancaria EBA.

Aunque todavía se desconocen los beneficios que cosechará Dalio en 2011, en 2010 ya fue uno de los gestores de hedge fund que más fruto sacó de los mercados: dos de sus fondos, Pure Alpha II y Pure Alpha 12, le brindaron ganancias de 2.700 millones de dólares (2.071,2 millones de euros). Este éxito ha permitido a Dalio contar con la mayor gestora de hedge fund, con activos por valor de 59.000 millones de dólares.

Junto a Bridgewater, otros de los hedge fund que más tajada han sacado de la crisis de la deuda son Brevan Howard, BlueCrest y Winton Capital que, según publica Financial Times, van a ganar cerca de 3.000 millones de dólares entre las tres en 2011. De ellas, sobresale Brevan Howard, que podría obtener un beneficio de 1.500 millones de dólares. La mayor parte de este dinero se lo embolsará Alan Howard, su fundador, gracias a que el principal fondo de esta gestora, Brevan Howard Master Fund, avanza un 13% en 2011. Esta gestora es considerada una de las más influyentes en el mercado de renta fija a nivel global. No obstante, antes de fundar la firma, Howard era uno de los operadores estrella de Credit Suisse y lleva apostando desde antes de verano por una desaceleración de la economía global.

Por su parte, los fondos de BlueCrest suben más de un 5% en el año y la gestora se va a embolsar en torno a 600 millones de dólares. Su dueño y gestor, Mike Platt, fue director general de tráding en JPMorgan antes de fundar BlueCrest. Este gurú ha apostado recientemente por que la situación de los bancos europeos empeore en 2012 a medida que la crisis de deuda de la región se acelera. Otro de los ganadores de los problemas del euro es Winton Capital, con un posible beneficio de 700 millones de dólares en 2011. Esta gestora, liderada por el británico David Harding, ha atraído más de 7.000 millones de dólares de nuevo capital durante el año, gracias al éxito de sus fondos. Harding usa sistemas algorítmicos y cuantitativos para decidir sus apuestas.

Junto a estas gestoras, los hedge fund han ido incrementando su pesimismo hacia los países periféricos en los últimos meses. Tal es así, que una encuesta elaborada por Aksia en noviembre muestra que cerca de la mitad de los gestores creen que habrá una reestructuración de la deuda italiana y española; y un 60% que Grecia acabará dejando el euro durante los próximos ejercicios. Por ello, muchos de estos fondos se han posicionado bajistas sobre la deuda periférica, beneficiándose de las caídas de los precios de los bonos.

Nada que no supiéramos.

Deje un comentario