Titulares que podrían ser

Por ejemplo:

  • El boicot a La Noria agudiza la presión sobre la deuda española y provoca una nueva semana negra en las Bolsas
  • Las Bolsas comienzan la semana con subidas por el triunfo del Madrid en el derby
  • La prima de riesgo se relaja al conocerse que Mecano no se reunirá
  • El fin del Lockout en la NBA hace disminuir la tensión sobre la deuda española
  • El nuevo disco de Bebe provoca nuevas tensiones en la deuda española

PD: Está pieza es de Ana Antón y fue publicada la semana pasada en Expansión:

La prima de riesgo, aliada de especuladores y activos refugio

La búsqueda de productos seguros, como el bono alemán,permite a Merkel financiarse a un coste mínimo. Los bonos de EEUU, la libra, o el oro, en auge.

Mientras los europeos más mediterráneos nos rasgamos las vestiduras viendo cómo las primas de riesgo escalan posiciones, y se amplía la brecha de la rentabilidad entre nuestros bonos -los periféricos- y la de los alemanes, hay quien se frota las manos con fruición. Son los menos, pero haberlos, haylos. Y suelen ser los malos de la película: especuladores.

Pero, más allá de las posiciones, oportunistas o no, que toman los inversores cualificados, los particulares que han adquirido un jugoso título de deuda con un cupón del 5% y el 7% (en el caso español) en los últimos días, se sitúan entre los beneficiados por el fuerte repunte de la prima de riesgo.

El pánico que campa en el mercado empuja a muchos inversores a vender deuda española o de otros países cuya solvencia está en entredicho para buscar refugio en activos con mayor potencial de crecimiento o que ofrecen más seguridad. Entre los primeros, se encontrarían la bolsa o los bonos de mercados emergentes, y los bonos corporativos. Entre los activos refugio, el oro y la deuda americana, así como los dólares, vuelven a sacar pecho.

(…)

Más allá del los flujos de capital entre unos y otros activos, algunos inversores están jugando a ganar dinero en el corto plazo con posiciones altamente especulativas.

En los últimos días, ciertos bancos de inversión están lanzando dardos envenenados contra el euro, predicciones apocalípticas que, según Pablo García, director general de Carax-Alpha Value, son intencionadas. “Gestores de reconocido prestigio, cuyas opiniones mueven el mercado, están atacando a los periféricos y difunden comentarios dirigidos a realizar plusvalías. El mercado está totalmente distorsionado y no se ajusta a la realidad”, señala.

Aun así, no todos ganan. Más bien, muchos pierden. Los hedge fund, especuladores por antonomasia, sufrieron importantes pérdidas durante el verano, y se anotan números rojos en el año.

Entre los agentes que especulan, los expertos distinguen entre los que operan a muy corto plazo aprovechando los fuertes vaivenes del mercado de deuda en los últimos días, y los que adoptan posiciones bajistas.

Los inversores que tienen en su cartera CDS (seguros que cubren el riesgo de impago) sobre la deuda pública también están sacando tajada del maltrecho rumbo de los mercados, ya que el precio de estos derivados aumenta cuando se incrementa la rentabilidad de los bonos.

Han leído bien, “sufrieron importantes pérdidas durante el verano”. Y están tratando de recuperarlas ahora.

Deje un comentario