Andalucía es tuya

Si yo fuera el asesor de IU en Andalucía, propondría dos campañas para las próximas elecciones andaluzas.

Las primera se llamaría ‘Andalucía es tuya’ y tendría como objetivo hacerle ver al personal el valor de sus impuestos. Para hacerla, se tomarían edificios emblemáticos, como el hospital Virgen del Rocío, la universidad de Granada o el Museo Picasso y usar un programa para cambiarles el nombre: Hospital Aurelio Martínez o Universidad Felisa Pérez. Se simularía una inauguración con esas personas en la que se detallaría cuántos impuestos han pagado a lo largo de su vida laboral y en qué se han empleado. Una pesona normal puede haber pagado en su vida laboral unos 200.000 euros (si no he metido mucho la pata) entre impuestos directos e indirectos y ese puede ser el valor de un colegio público.

Para la segunda, no hace falta mucha imaginación. Se trata de hacer carteles con las noticias que aparecen en la prensa:

Parados gallegos sin prestaciones llevan dos meses pagando sus fármacos

Solo reciben atención de urgencias y hasta que no se les renueve la tarjeta sanitaria no pueden ir ni al médico de cabecera

Parados murcianos denuncian el bloqueo de sus tarjetas sanitarias

Su morfina puede esperar

El hospital de Mataró cita para marzo a un enfermo terminal aquejado de intensos dolores

Fallece una mujer con aneurisma tras deambular por cuatro hospitales

La familia se querella contra responsables del Vall d’Hebron - La paciente tardó 65 horas en ser operada  

Y estos tipos son sus cantidades correspondientes:

cajas

Pueden leer el artículo aquí; Radiografía del expoplio de las cajas de ahorros, se llama. Esta segunda campaña la haría en febrero y la centraría en Sevilla, coincidiendo con los congresos de PSOE y PP. Seguro que la habitual estupidez agitada de estos últimos nos daría una gran visibilidad mediática.

Para acabar, regresaría a la primera idea para la precampaña electoral: Andalucía es tuya. Que no te la quiten.

PD: Si yo fuera asesor del PSOE para las mismas elecciones, les recomendaría algo parecido pero sólo después de agradecer a Griñán los servicios prestados y sustituirlo por la consejera de Sanidad, María Jesús Montero.
consejera

Siempre es conveniente presentar un político a unas elecciones o, por lo menos, alguien que tenga cara de quererlas ganar.

Deje un comentario