Cosas que es probable que pasen el año que viene

Se tratará de convertir la deuda autonómica y municipal en estatal (hispabonos) y la deuda privada, en pública (recapitalización). Si se consigue, aumentará la tensión sobre nuestra economía; si no, también.

Habrá una reforma laboral de choque con reducciones en las cuotas a la seguridad social y del impuesto de sociedades. Se crearán nuevas deducciones y ayudas al empleo. Las rebajas de impuestos no provocarán un aumento significativo de la actividad económica pero sí, un descenso en la recaudación.

Se recuperarán viejas medidas de estímulo como la deducción por compra de vivienda o el plan prever.

Se compensará la morosidad a las empresas (de las administraciones autonómicas y locales) con amnistías fiscales sobre dedudas al estado central.

La tensión, el descenso en la recaudación y la recesión global llevarán a la economía española a sus peores datos (por fin se llegará a la cifra de cinco millones de parados) que se achacarán a la herencia recibida y serán la excusa para lanzar nuevas leyes laborales y de servicios públicos y subidas regresivas de impuestos.

Se subirá el IVA y la mayoría de tributaciones locales.

El nuevo marco laboral extenderá la indemnización de 20 días por año trabajado con un máximo de doce mensualidades, la desvinculación de sueldos e inflación y la desaparición de los convenios de sector. Se tenderá a facilitar la apertura de grandes superficies y desregularizar horarios.

Se reformará el estatuto del empleado público.

Habrá un nuevo marco en la sanidad que potenciará la cooperación público-privada. Entre otras cosas, se permitirá el alquiler de instalaciones y la cesión de personal. Se establecerá el copago. Se reformará la Ley del Aborto para que la interrupción del embarazo deje de ser un derecho y una decisión privada.

Habrá un nuevo marco en la educación que potenciará la cooperación público-privada. Entre otras cosas, se permitirá que empresas privadas gestionen instalaciones públicas. Sobre todo, en la universidad, donde habrá una subida generalizada de tasas.

Habrá un nuevo marco en la prestación de servicios públicos donde se tenderá al control de los receptores para descolgar al mayor número de ellos y a la gestión por parte de organismos de caridad, a poder ser, católicos, y la participación de voluntarios.

La Ley de Dependencia sufrirá una transformación que, básicamente, significará traspasar la responsabilidad de la atención y la gestión de los fondos a organismos de caridad, a poder ser, católicos. La recepción de los servicios dejará de ser un derechos reclamable para pasar a ser discrecional.

3 comentarios sobre “Cosas que es probable que pasen el año que viene”

  1. José-Luis dijo:

    Jodo, tal y como pintas el horizonte, bajo el mandato de la pérfida derecha española, esa que aún no ha arruinado a un país (pq de haberlo hecho estaríamos metido en otra Guerra Civil), me parece que puedo ir ajustando mis cuentas pendientes, no?
    - Los de los hispabonos…no he oido hablar de ellos al PP. La única referencia que tengo es a través del consejero de economía catalán. Y cuando la oí, me llamó la atención, pq para eso si parecen considerarse “españoles”. Desconozco bastante el tema, así que…pa tí.

    - Las deducciones y rebaja de cuotas, si debieran tener un efecto positivo sb la economía en general. No obstante, el problema está sin lugar a dudas, en incentivar el consumo. De poco te vale crear un millón de empresarios con productos de inmejorable calidad si no tienes personas a quien vendérselos. “Solucionado” lo segundo, creo que podría producirse un efecto multiplicador en lo primero.

    - Deducción por vivienda. Te he leído varias veces criticar esta medida…tomando como referencia lo que ha venido sucediendo hasta ahora. Pero resulta que los bancos se han puesto a trabajar. Me refiero a su Dpto. de Riesgos y ahora, tal vez, se pongan a hacer números. Tanto de sueldo más la deducción, pero menos la hipoteca, supone que a los solicitantes de la misma le queden: X (si le sobra para vivir X, significa que pueden permitirse comprar la casa). Si el resultado es - de X, entonces, lo sentimos mucho; le recomendamos que opte ud. por el alquiler. Buenos días). No entiendo tu obsesión por las deducciones de venta de viviendas (dando por sentado de que la casa donde vives es vuestra, tú no te aprovechaste de ningún tipo de deducción? pq por las fechas que eran, debistéis ser los únicos).

    - Dudo mucho que el Estado permita esa compensación a la que tú haces referencia. En todo caso, que las admon. locales compensen esas deudas, respecto de los tributos que manejan (o que pidan al Estado una Ley de Financiación adecuada. El indigente intelectual que está en funciones, la prometió. Ha debido estar muy ocupado en reformas constitucionales y adhesiones a escudos anti-misíles)

    - El quinto párrafo, el de herencia recibida y la subida de impuestos, es tremendo. Eso está sacado del “manual del buen progre”, verdad? Si acudiera a leer el blog de Pepiño, el de las gasolineras, encontraría una cosa parecida, si no la misma. Te lo dije el otro día, ya estamos en 5.000.000 millones de parados, sin trampas. Solo basta con poner a alguien a contar a todos los que están parados (sin cursos, cursetes ni cursillos).

    - La subida del IVA afectaría muy negativamente al consumo. Y para mí es la clave de la recuperación económica (lo digo, desde la más humilde de mis posturas). Si yo fuera asesor de Mariano, le diría que jamás adoptase una medida como esa, ni dejara que se la impusieran desde Europa (en otro momento, quizás. Pero ahora no).

    - Es necesario hacer un contrato de trabajo único. No puedes cargar a las empresas con una indemnización de 45 días laborables. Es una barbaridad. El 80% del empleo lo generan las PYMES. Aunque todo el mundo piense que estamos llenos de Cortes Ingleses, Bancos Santanderes y Mercadonas…

    - Los funcionarios son un nido de voto importante, para ambos partidos. Con limitar el acceso a la función pública a través de contratos temporales, valdría.

    - Lo de la sanidad y educación es también del manual, no? Yo empezaría a llevar a cabo una mejor gestión de ellas. Que seguro que se puede…Al “repago”, que no copago, tú y yo llegamos. Claro, que si lo hace el PP es una privatización de recursos públicos, of course. Si lo hace la izquierda, es una “medida necesaria, para el pueblo” (pero sin el pueblo). Una cosa muy progre.

    - Los servicios públicos se están deteriorando, eso es cierto, fruto de la lamentable gestión de la izquierda más reaccionaria de este país en mucho tiempo, en forma de Partido Socialista. Se tendrán que gestionar mucho mejor, que seguro que se puede.
    La referencia a las organizaciones católicas, sé que era necesaria. Sin ella, la entrada resultaría incompleta. Sólo te indico que te leas el último informe de Cáritas, que ha salido la semana pasada y te plantees por un momento, cuanta gente de la que acudió era católica. Y no creo que a cambio de un plato de sopa y un filete, le obligaran a rezar dos Ave Marías. Qué obsesión, por Dios (XDDD).

    - La Ley de Dependencia es otra aspiración del indigente intelectual. Muy buenas palabras, pero poca pasta (luego se transfiere a las CCAA y ahí ya es el acábose. Un cachondeo padre). Con esas cosas NO se debería jugar.

    Bueno, pues que haciéndote caso, voy a arreglar cuentas, ya que el mundo se acaba en 2012. Obviamente, por la supuesta llegada del PP al poder.

    De todas formas, una curiosidad. Qué modelo alternativo con sentido plantea la izquierda y/o progresía patria??? Y por favor, nada de nacionalización de la banca, de las tierras y de todo cuanto haya en manos de los demás. Que eso ya se sabe como acaba (véase el ejemplo de Cuba).

    Un saludo

    JL

    -

  2. jorgedioni dijo:

    La banca ya está nacionalizada y, no te preocupes, se nacionalizará más. Lo que propone un modesto comunista como yo es, precisamente, dejar actuar al mercado y respetar la libre concurrencia de Adam Smith: no inyectar más dinero en el sistema financiero y dejar caer a las instituciones no solventes. Los perjudicados, como en el caso de Ruiz Mateos, pueden acudir a los tribunales.

  3. José-Luis dijo:

    Pues en eso estamos de acuerdo. Siempre me he preguntado porque no se ha dejando caer ningún banco o caja de ahorros. Y es algo que ha sucedido en Europa en general. No logro alcanzar cuales serian los perjuicios de tal actuación (supongo q no tengo conocimientos para tanto). Lo que más me escama es que ningún político europeo defiende con uñas y dientes esta opción. Es más, la todopoderosa Angela Merkel habla de la necesidad de recapitalizarlos (cosa “lógica”, desde la perspectiva alemana si tenemos en cuenta que tienen pendiente tropecientos mil millones de euros en bancos griegos, irlandeses, portugueses y españoles. Además la posición germana la comprendo, puesto que seria bueno que hubieran estado poniendo pasta para todo “perro pichichi” y al final en una decisión quijotesca permitieran una pérdida masiva de millones de sus propios bancos).
    Otra cosa, dada la idiosincrasia española, deberíamos haber permitido la caída de una caja de ahorros, mucho antes de lo que sucedió (con la CCM y la CAM, ya no había más remedio. Ni el político más jeta podía justificar la situación). Me refiero a cuando las cosas estaban “bien”, para la opinión pública y mal, para los conocedores del asunto, políticos, banqueros y órganos reguladores del mercado financiero. Es sólo una suposición, basada en nuestra condición de “español”, para lo bueno y para lo malo, pero si se hubiera dejado caer a una entidad financiera, con todas las consecuencias, a lo mejor los responsables se hubieran puesto antes manos a la obra.
    Ayer el señor Botín ha declarado justo lo que tú y yo comentamos, que se deberían dejar quebrar a los bancos. No obstante, como bien sabrás, este señor no da puntada sin hilo, por lo que pudiera ser que su declaración no resultara tan bondadosa como a primera vista pudiera parecer.

    Un saludo, amigo Dioni

    JL

Deje un comentario