Aviones por futuro

Leemos en Expansión:

La Generalitat ha decidido inyectar otros 56 millones de euros en Spanair, aerolínea que su anterior propietario (y todavía socio), el grupo escandinavo SAS, no consiguió hacer nunca rentable, y que bajo la batuta accionarial del Ejecutivo catalán y de otros socios locales ha continuado siendo un manantial de números rojos. La compañía aérea perdió más de 115 millones de euros el año pasado y suma ya un resultado negativo superior a los 500 millones en el último trienio, al tiempo que su facturación ha seguido una trayectoria descendente.

Y en La Vanguardia:

Las transferencias corrientes que cada mes efectúa el Govern a las universidades públicas, en las que se incluye la partida para las nóminas de los profesores y el personal de administración y servicio, pueden sufrir retrasos durante los próximos meses, aunque a 31 de diciembre todo el presupuesto del 2011 estará liquidado, explica el secretario de Universitats i Recerca, Antoni Castellà. Las delicadas finanzas de la Generalitat han hecho que se tenga que recortar un 16% (144 millones de euros) el presupuesto de universidades de este año, y ahora se corre el riesgo de que los pagos mensuales no lleguen puntualmente.

Hay que elegir. Mejor dicho, ya se ha elegido. Aviones, claro.

Deje un comentario