El hecho y el deseo

El periodismo, ya lo sabemos, prefiere el futuro al pasado, el deseo al hecho. Por eso, cuesta encontrar estudios que reflexionen sobre las cosas que han pasado y abundan los textos sobre cosas que no existen. Por ejemplo, El País hoy:

Menos abortos y más tempranos

El patrón de descenso en las intervenciones continúa en el primer año de la ley de plazos - Las mujeres adelantan a las primeras semanas el fin del embarazo

Lo que quiere decir que todo lo que se escribió sobre la ley eran invenciones, deseos, amenazas, profecías. Lo peor no es que las mismas personas e instituciones vuelvan a hablar y escribir sobre cualquier otro tema, sino que los medios lo vuelvan a recoger.

Por ejemplo, La Vanguardia publica hoy:

El PP perfila un programa realista contra la crisis

Rajoy pide a su equipo que explique las propuestas y los sacrificios que exijan

Si uno lee la información, no hay nada más que deseo, futuro, imaginación.  Esta noche es la noche.

PD: No soy ingenuo. Todo tiene una intención política pero hay que elegir entre la propaganda y el periodismo. Todo no se puede.

Deje un comentario