Capital y mercado

No fue ninguna mentira. La crisis de 2008 refundó el sistema económico. Hasta el momento, el capitalismo se basaba aún en la economía de mercado (propiedad privada o la libertad de iniciativa, empresa y comercio). Los mejores triunfaban y se hacían ricos (aumentaban su propiedad en bienes o inversiones); el resto, al carajo. A partir del 2008 se fundó un nuevo sistema basado en la eliminación del mercado. De la misma manera que la sociedad de consumo, basada en la psicología del acto de la compra, sustituyó a la sociedad de producción, basada en el producto, la economía del capital, basada en la transacción de cifras, sustituyó a la economía de mercado, basada en la inversión, producción y comercialización de bienes y servicios. El nuevo sistema elimina el mercado porque la competencia no es útil para su objetivo: el aumento de las transacciones. El mercado, al ser real, divide entre ganadores y perdedores y reajusta periódicamente los actores y las cifras. El nuevo sistema antimercado busca huir de estos reajustes obviando la competencia a través de la presión política que le permite salvar las malas gestiones con flujos de capitales públicos que no discriminan entre ganadores y perdedores y, sobre todo, crear sistemas económicos cerrados donde se garantice la rentabilidad sin inversión.

Próximamente, pero en una galaxia lejana:

capital

1 comentario sobre “Capital y mercado”

  1. Hugo M.M. dijo:

    Me lo pido.

Deje un comentario