Valencia, capital Oviedo

Si yo fuera el asesor de la oposión en Valencia, diría que no vale con explicar que hay corrupción. Tenemos que asumir un punto de partida: a la mayoría le da igual que los políticos se lleven el dinero, aunque sea el suyo. Es un acto poéticamente inútil el que hace Ángel Luna, portavoz del PSP:

luna

Esto es un jaleo. Si a la mayoría le cuesta entender cómo programar un vídeo, este diagrama de flujos es chino. Es más impactante aquella noticia del diario Información con todos los implicados en la Brugal porque es compicado hacerse la idea de la trama si uno no lee todos los días la prensa. Hay que recordar que, en Valencia, hay más de 50 imputados del PP por casos de corrupción.  La oposición podría hacer un anuncio que fuera sólo una lista de todos los implicados recitada como una salmodia o un anuncio con un tipo que quiere votar al PP pero no a ningún imputado. Coge la lista y va tachando nombres hasta que no queda ninguno.

O es mucho más efectivo presentar una imagen:

moto

Esta es la moto que el Bigotes regaló a Ricardo Costa. Puro barroquismo bigasluniano. Podría ser nuestra metáfora de la corrupción y el despilfarro, centrando en el Govern los platos rotos de la fiesta. Si somos atrevidos, podríamos hacer carteles con la moto y hacer inauguraciones fantasma: aquí podría haber un centro de salud pero el Govern prefirió esta moto. Demagogia, sí, pero ya le hemos dado un relato a la corrupción.

Y sería aún mejor hacer un relato no tan demagógico y un poco más consistente. Hay dos ideas en el ambiente: una es ‘tiempo perdido’, la otra, ‘cambio’. Hay que juntarlas. Si yo fuera el asesor de la oposición, les diría que tienen que centrarse en un único mensaje: hemos perdido las cajas. Si hablamos con empresarios, les diremos que su línea de crédito se decidirá en Oviedo, Cáceres o Madrid. En los mítines no vale con decir “dos trajes”; hay que decir “dos trajes nos han costado las dos cajas”. Es algo que se concreta en carteles así:

valencia

o

oviedo

Claro que son mensajes impactantes y arriesgados. La oposición es Valencia necesita despertar y se despierta políticamente logrando que se hable de lo que uno quiere y no respondiendo a los demás. Si yo fuera el asesor de la oposición añadiría: peor no nos va a ir.

PD: En la pasada inauguración del AVE, el PSPV repartió flores. Los de IU, que no íbamos en el viaje, podríamos haber hecho un mapa como este con el eslogan: Nos merecemos algo más que ser un barrio de Madrid:

mapa

Deje un comentario