Ford y Díaz

ford

PD: Un reportaje interesante sobre la obsolescencia programada en Público en el que leemos:

Otro ejemplo destacado en el reportaje es el de la cadena de montaje de John Ford. El coche modelo T fue un éxito para la industria automovilística americana, pero tenía un problema que, por aquellas fechas (años veinte), era todavía incongruente: estaba concebido para durar. Ese fue su fracaso. Desde la competencia, General Motors, consciente de que no derrotaría a su rival en ingeniería, apostó por el diseño. Dio retoques cosméticos a sus coches, lo que le permitió que los clientes cambiaran de utilitario muy a menudo. ¿A quién le importaba que el motor funcionara diez años, si en poco tiempo cambiaría el coche por otro de distinto color o con algún arreglo superficial? En 1927, tras vender 15 millones de unidades, Ford retiró el modelo T.

Usar y tirar. Beatriz Preciado dice en Testo Yonqui que el campesino fue el trabajador modelo de la estructura feudal; el proletario, de la industrial. En la estructura de consumo, el modelo de empleo es la puta.

Deje un comentario