El desayuno de los austeros

Una de las normas de la posmodernidad es la compartimentación; todo separado aunque se presente junto. En el suplemento, un reportaje sobre niños muertos de hambre al lado de las mejores recetas para el bogavante. Hay que compartimentar para no volverse loco.
Veamos un ejemplo concreto. El diputado Duran i Lleida desayuna en el Palace (visto en La Fragua):

duran

y, después, entra en el blog para pedir austeridad.

Una de les línies bàsiques de la política econòmica que es requereix per sortir de la crisi i per crear credibilitat davant els mercats és l’austeritat de les administracions públiques. Ara més que mai cal mirar com es gasten els diners i gastar-ne tan pocs com sigui possible (18 de febrero).

PD: No traten de leer el periódico hablando por teléfono. Y menos frente a una mesa con un recipiente medio lleno.

1 comentario sobre “El desayuno de los austeros”

  1. àngels dijo:

    Jorge, si sigues las contradicciones de Duran y Lleida, más que para un post te darán para un libro. Pero la que nos regalas es para enmarcar. Un saludo!

Deje un comentario