50 provincias más

Escribe el maestro Juliana en una columna muy madrileña (con elogio devuelto y todo):

Un frí­o de posguerra ha tomado los anocheceres y han vuelto los rumores. Los rumores tozudos, los rumores que perforan el cuadro existente. Crece la sensación de que un tiempo se acaba. De que los socialistas se la van a pegar.

El periodismo madrileño tiende a la tertulia y, perdón por el materialismo, la razón es económica. La tertulia es el género más barato: se coge a tres periodistas externos que pueden llegar con su propio medio de locomoción y se les hace hablar durante una hora. También es el género más barato intelectualmente junto con el de “queremos escuchar su opinión”. Los programas de radio que deberí­an dar información sólo tienen opiniones.

La tertulia madrileña tiende a la oposición (los socialistas se la van a pegar) por, perdón por el materialismo, una razón económica. El tertuliano/columnista tipo de la prensa madrileña es un periodista de unos 50 años que se ha hecho un cierto nombre, dispone de algunos contactos y mira con preocupación los constantes despidos en su empresa y con desprecio y odio a los nuevos dirigentes polí­ticos que, a pesar de que los vio crecer, ya no se le ponen al teléfono.

Este tertuliano/columnista tiene muchas más posibilidades de sobrevivir si tiende a la oposición (los socialistas se la van a pegar) que si tiende a lo contrario (los socialistas no lo hacen tan mal); si es un periodista que piensa lo más probable es que acabe mal, por ejemplo, de corresponsal en Jerusalén.

Si uno tiende a la oposición (los socialistas se la van a pegar) puede tener una columnilla en El Mundo, ABC, La Razón, La Gaceta o El Paí­s, que busca la pluralidad y dar por el saco a ZP, el amigo de Mediapro. En radio, tenemos la Ser, Onda Cero, Cope, Onda Madrid, lo de Federico e Intereconomí­a y, en tv, TVE, Telecinco, Antena 3, Cuatro, Telemadrid y las digitales (de dedo) de Esperanza Aguirre: Veo7, Intereconomí­a, Popular TV o Libertad Digital TV. La mayorí­a no dan para hacerse rico pero 300 pavos nunca vienen mal: mica en mica s’omple la pica.

Si uno tiende a “los socialistas no lo hacen tan mal” puede escribir en Público o El Paí­s, que busca la pluralidad y recuperar el favor perdido, participar en la Ser u Onda Cero (poco) y, en TV, sólo las analógicas, quitando Telemadrid.

El problema de el tertuliano/columnista tipo de la prensa madrileña es que confunde la prensa madrileña con la prensa estatal. Las elecciones no se disputan en Madrid, donde él vive, trabaja y es (poco) escuchado, sino en 50 provincias más. El tertuliano/columnista tipo de la prensa madrileña no se da cuenta de que, a las 11 de la noche hay más gente sólo en Tuenti que escuchando la radio.

1 comentario sobre “50 provincias más”

  1. Gorgonzalo dijo:

    ¡¡¡¡ Bienvenido al blog, Dioni¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡
    Que nos enví­an a Enric González a Jerusalén, cagon tó. Antes de irse dejará en el horno sus Historias de Roma.

    Baci e abbracci

    Gorgonzalo

Deje un comentario