El origen de la violencia

El origen de la violencia es el amor no concretado, lo que la tradición cultural ha considerado el gran amor, el amor puro, el amor a lo abstracto, el amor a los demás, sin concretar en nadie, a dios, a la patria, a la idea de algo que no se concreta. El amor concreto vive de pequeños instantes; el amor no concreto se alimenta de nostalgia y sueños, de territorios que no existen. La culminación del amor concretado, del amor pequeño, es el proyecto, follar, ir de viaje, tener una casa, vivir. La culminación del amor no concretado, del amor a lo abstracto, del amor puro, es el sacrificio, un acto supremo de violencia porque obliga a las generaciones futuras a seguir encadenadas al amor no concretado, a la nostalgia y los sueños, a que todo siga girando en torno a la muerte, a nuevos sacrificios.

1 comentario sobre “El origen de la violencia”

  1. Trice dijo:

    comooooooooooooooooooooo????

    esto lo has escrito tu?????

    joder

Deje un comentario