La puerta de los tramposos

Leo en la prensa de hoy:

El PP aprieta a Camps para que reaccione ante el escándalo Gí¼rtel

Cospedal mantuvo una tensa conversación con él para pedirle contundencia - El presidente valenciano está enrocado en resistir porque el caso le toca a él  

El pasado 16 de enero, el entonces presidente del Real Madrid, Ramón Calderón, nos explicaba cómo se sitúa la dimisión en la polí­tica española.

“Podrí­a dimitir pero éso es cobardes. Cuando alguien dimite o es un cobarde o tiene algo que ocultar”

Entonces, como ahora, la dimisión no tiene que ver con la responsabilidad, que es un concepto civil, sino con la culpabilidad, que es un concepto moral. Por eso mismo:

Ricardo Costa cree que antes que él debe salir Rambla 

No se está dilucidando la responsabilidad polí­tica, que está ya clara, sino la culpabilidad, la vergí¼enza. El que resiste, gana. Miren a Trillo, Fabra o el alcalde de Getafe.

PD: Ese factor clave de la polí­tica española, la ausencia de responsabilidad, permita a Marí­a Dolores de Cospedal, la primera acusadora de la teorí­a de la persecución (corre, corre) decir:

Cospedal ha insistido en que “lo que no se puede hacer -como se está haciendo- es elevar un informe policial a la categorí­a de condena, porque los informes policiales después sufren muchos avatares”, y ha recordado que en este paí­s “hay que demostrar la culpabilidad, no la inocencia”.

Se puede tener más morro pero es complicado.

PD2. Ramón Calderón dimitió al dí­a siguiente de esas palabras. La prensa tituló

“Calderón se va por la puerta de los tramposos”

En fin.

Deje un comentario