Esto no es América, coño

Es curioso cómo, cada vez que hay una historia administrativa un poco extraña relacionada con el deporte en Europa, siempre se mira a Estados Unidos. La semana leí­ varios artí­culos que, para explicar el caso del Granada 74, recurrí­an a las ligas profesionales de Estados Unidos cuando la organización del deporte aquí­ y allí­ tiene poco que ver.

Allí­, alguien comienza a practicar deporte en el seno de su escuela y, al nivel de high school, ya existen torneos importantes en audiencia y patrocinios. Vamos, como el torneo de Brunete del Plus pero a lo bestia. Las universidades, sobre todo las que tienen más tradición deportiva (UCLA, Kentucky. Michigan o North Caroline, en baloncesto) van a buscar a los jugadores y, usando todos los resortes legales, les ofrecen dinero, en forma de becas, y aprobados. El dinero que ingresa la universidad en donaciones depende de sus resultados deportivos y la liga universitaria de baloncesto, dentro del sistema de la NCAA, es algo bastante serio. La Final Four, modelo copiado por varias competiciones europeas, está siempre entre los cinco espectáculos deportivos más vistos del año. En su último año (normalmente el cuarto) un jugador se apunta a uno o varios drafts. El draft es un sistema para el reparto de jugadores en los diferentes equipos. El jugador se apunta, la franquicia lo escoge y llegan a un acuerdo o vende sus derechos a un tercero o el jugador decide no jugar en esa liga. Es un sistema por el que el franquiciador asegura al franquiciado la posibilidad de acceder a los mejores y de tener un jugador mediático que asegure asistencia a la cancha y audiencias televisivas. El más famoso es el de la NBA pero todas las ligas tienen el suyo.

¿Ligas? Sí­, hay muchas ligas. Bueno, aquí­ también, Primera, Segunda, Segunda B. No, no tiene nada que ver. Allí­ no hay ascensos y descensos porque cada liga tiene un organizador distinto y, en algunos deportes, como el beisbol, la Nacional y la Americana están a la par y tienen una estructura coordinada para organizar un torneo conjunto, la Series Mundiales. En baloncesto, además de la NBA, existe la ABA (XXI), la CBA, la USBL, que agrupa a las ligas de verano, y la NBDL, creada por la NBA para evitar el crecimiento de sus competidoras. Ahora, parece que la NBA es intocable pero no siempre fue así­. Antes de la NBA, estuvo la NBL, creada por empresas como Goodyear o General Electric y, en los setenta, la ABA sí­ hizo competencia a la NBA al llevarse a jugadores como Julius Earving, Billy Cunningham, Artis Gilmore, George Gervin o Moses Malone. La ABA, que se disputaba con el balón tricolor, fue pionera en la introducción de reglas como el tiro de tres o el concurso de mates. Pero la gestión de la NBA fue mejor y la ABA desapareció, aunque algunas franquicias fueron absorbidas.

En Europa, un jugador puede entrar a los ocho años en la cantera del Athletic o el Estudiantes y no salir hasta su retirada porque, en Europa, los clubes existen; éxistí­an antes de la creación de los torneos y, en la práctica totalidad, son los clubes, dirigentes salidos de clubes, los que han creado los torneos. En EEUU, se promociona la competencia y el capital riesgo; en Europa, la inversión a plazo fijo. í‰sa es la gran diferencia. En EEUU, el flujo de poder es de arriba a abajo y, en Europa, de abajo a arriba.  

Deje un comentario