Por si algún veraneante liberal le habla de la flexiseguridad danesa

Cuando le hablen de la legislación laboral danesa y le digan que su paro es del 4%, puede responder con esta información de agencias publicada por el diario cincodí­as el pasado 14 de octubre, un dí­a después de que mi amigo Gonzalo cumpliera 34 años:

El salario medio anual en España es un 34% más bajo que en el resto de la Unión Europea, según el estudio publicado ayer por Adecco y el IESE, que hace referencia a datos de 2006. Este informe señala que el salario medio anual bruto en la UE alcanzó los 32.414 euros, mientras que en España se situó en 21.402 euros. Además, apunta que en paí­ses como Dinamarca, Reino Unido o Alemania la remuneración promedio supera los 40.000 euros, cuando en los paí­ses del Este no llega a 10.000.

Lo peor del estudio es que las cifras subrayan que la diferencia entre España y el resto de la Unión ha ido en aumento. Entre 2002 y 2006 la remuneración promedio en la UE tuvo un incremento real del 3,9%, mientras que en España fue de sólo un 1,3%. De hecho, se convirtió en el único paí­s de la muestra que, estando por debajo de la media, no se aproximó a ella. En lo que sí­ ha mejorado España respecto al resto de Europa es en la brecha salarial entre hombres y mujeres. La media europea sitúa el salario de los hombres un 15% superior a los de las mujeres, mientras en España, la diferencia es del 13%. El estudio advierte que España ha pasado de crear el 90% del empleo generado en la UE, a sólo un 3% ahora.

Despedir en España es fácil y barato, muy barato. Resulta más barato pagar 33 dí­as por año trabajado a alguien que cobra 21.402 que 22 dí­as por año a otro que cobre más de 40.000. Estamos hablando del doble de pasta. ¿Cómo se acorta esta diferencia de salario para que vaya donde uno vaya este (fuese donde uno fuese estaba) lleno de españoles? El crédito.

Si quiere seguir la conversación, observe un dato de la información:

España ha pasado de crear el 90% del empleo generado en la UE

Es decir, que además de la burbuja de la construcción, ha habido una burbuja laboral que se está desinflando.

Y una cosa más que nos da esta información del economista de hace unos meses:

La economí­a sumergida en España supone un 23% del PIB: son 208.000 millones de euros

PD: La pasada Semana Santa, fui con mi hijo a una peluquerí­a del Puerto de Santamarí­a, donde mi abuelo pasa el invierno con mi tí­a. Un tipo se levantó y dijo: esto del paro está haciendo mucho daño. Ahora, entregas un presupuesto y te salen dos o tres parados que hacen por la mitad.

Deje un comentario