Archivo de Febrero de 2015

Un colega es un colega y Navidad es Navidad

Miércoles, 25 de Febrero de 2015

Hace cinco meses, Pablo Abejas fue cesado como director general de Economía de la Comunidad de Madrid. Abejas, miembro, y presidente, de la Comisión de Control de Cajamadrid, había gastado una media de 35.200 euros en los siete años con su tarjeta opaca en los años locos (hoteles, restaurantes, bares de copas, chiringuitos de playa, estaciones de esquí, campos de golf, plazas de toros, peluquerías, tiendas de ropa y de muebles o viajes).

En su cese, Abejas se presentó como “víctima” y sostuvo que “era práctica habitual en la caja y en las empresas en general, nada hubo de irregular o ilegal en ello”. Y tenía razón. No se fue por moralidad, sino por cosas tan españolas como la envidia o el oportunismo. Y, pena de país, nadie valoró la extraordinaria capacidad de alguien capaz de pagar con tarjeta en un chiringuito de playa.

La corrupción es historia de España. Nada nuevo. La Contrarreforma estableció la fe por delante de la ciencia, la apariencia pública por encima de la moral personal, el enriquecimiento por encima del trabajo o lo personal (los contactos) por encima de lo general (la ley). Y de ahí ha venido su salvación. El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, lo ha recolocado como consejero de la empresa pública Madrid Activa.

La recolocación se hizo sin publicidad alguna. Su nombramiento sólo figura en el Boletín Oficial del Registro Mercantil (Borme) del miércoles 24 de diciembre (en Nochebuena, qué hermoso) de 2014 y ni siquiera aparece en la vistosa página web de la empresa pública, presidida asimismo por Fernando Bastarreche. Los gobernantes, como recordaba esta mañana Lluís Orriols sobre Rita Barberá, son responsabilidad de los votantes.

PD: No tengo claro que nos merezcamos otros gobernantes. Ojalá. Los que dicen que hay que pisar la calle deberían pisar la calle. No los actos de confluencia, las asambleas, las manifestaciones o los actos reivindicativos. No porque haya mucha gente es la calle. Hay que pisar la calle, la que no nos gusta, a pelo.

PD2: Los merezcamos o no, lo más probable es que Pablo Abejas se quede sin trabajo el próximo verano. Habrá muchos abejas, muchos carromeros sin trabajo y acostumbrados a un alto nivel de vida. En otoño, habrá muchos indignados de derechas. Ojalá logre encauzarlos Cuidadanos y no sea al revés.

Y, mientras tanto, en el otro extremo de la galaxia, un poco de pornografía

Lunes, 23 de Febrero de 2015

Publica Expansión:

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, recibió el pasado año una retribución total de 9,12 millones de euros, un 22,6% más que los 7,44 millones de euros del año anterior.

El conjunto del consejo de Iberdrola, al que pertenece Ángel Acebes, cobró 14,95 millones de euros, algo por encima de los 14,84 millones de euros de 2013.

El presidente de Endesa, Borja Prado, recibió una retribución total de casi 2,37 millones de euros en 2013, frente a los 2,24 millones de 2012, un 5,3% más.

Los miembros del consejo de administración de Endesa, al que pertence Miquel Roca, recibieron durante el ejercicio 2013 un total de 5,9 millones de euros.

Gas Natural Fenosa retribuyó a su consejo, al que pertenece Felipe González, con 7,218 millones de euros el pasado año, un 1,6% más que los 7,098 millones de 2013.

El consejero delegado del grupo Gas Natural Fenosa, Rafael Villaseca, recibió 3,37 millones, un 3,8% más. Salvador Gabarró, fue remunerado con 1,1 millones de euros.

Que recuerda a una noticia de El País: El recibo de la luz sube más del 70% en seis años.

Que recuerda a una noticia de ABC: Cuatro millones de españoles, en situación de pobreza energética.

PD: Publica El Economista:

expansion

Que hay que poner en contexto: El Estado da por perdidos 36.000 millones de dinero público destinados al rescate bancario.

Que es el mismo contexto en el que hay que poner los 26.000 millones que el estado griego debe al estado español.

Un grupo de zombies que acabarán por devorarnos a todos (sacrificar a la Periferia para salvar al Este)

Martes, 17 de Febrero de 2015

Publica Expansión: La devaluación venezolana reduce en 400 millones el beneficio de Telefónica. La operadora recorta su ebitda de 2014 en 915 millones por el nuevo cambio del bolívar.

Devaluación de la moneda. Es algo que sucedió en Europa hace cinco años:

Un gráfico de ABC.

abc

Y otro de El País.
monedas

Toda la deuda de Grecia es de poco más de 305.000 M¤, bastante menos que la suma de las dos primeras cifras, el apalancamiento de Centroeuropa en el Este. Pero, claro, una devaluación de casi el 9% en tres meses, del 22% en quince meses, era muy preocupante.

Así, el dos de marzo de 2009, nueve países del Este de Europa (Chequia, Eslovaquia, Hungría, Rumanía, Bulgaria, Polonia, Estonia, Letonia y Lituania) solicitaron mercanismos de ayuda a la UE en una cumbre de urgencia convocada por el presidente checo, Topolanek. El directorio franco-alemán se negó inicialmente a la petición, pero cedió en menos de un mes. El 21 de marzo, la UE movilizó 50.000 millones para las economías del Este. Sin intervención, ni mecanismos de control, ni memorándum, ni Troika, ni austeridad, ni nada. Ese año, 36.150 millones de euros, el déficit griego, provocaron un terremoto que afecto a toda la Periferia; inevitable, según se afirmó, y que permitió a Centroeuropa financiarse a tipos, incluso, negativos.

Alemania no hace las cosas por convicción (aunque lo rodee de mucha ideología). Está peleando por salvarse. Según un informe del supervisor financiero alemán, filtrado en 2009, los activos tóxicos del país en 2009 eran de 800.000 millones (El País). Quedaría por saber los activos tóxicos de otros países ahorradores, Austria, Holanda, Bélgica o Francia. Y esa cantidad después del primer rescate que proporcionó a la banca europea entre 2008 y 2010 1,6 billones de euros. Ahora hay otro de 1,14 billones de euros. Tres millones de euros para un grupo de zombies que acabarán por devorarnos a todos.

La cara de gilipollas

Lunes, 16 de Febrero de 2015

Lo más importante, siempre, son las palabras. No hay antagonismo entre libertad y seguridad. El fundamento histórico del confort que proporciona la seguridad es la libertad. Podría añadirse también la igualdad y la fraternidad. O la cultura, la ciencia, el pensamiento; la ilustración, en definitiva. Con todo lo anterior, hemos llegado aquí.

Merece la pensa leer historia y geografía. Así, podríamos ver que libertad y seguridad siempre han ido, y van, en proporción. En los lugares donde hay menos libertad, tampoco hay seguridad porque, a nivel individual, le pueden detener a uno por cualquier cosa y, a nivel general, las dictaduras suelen sufrir inestabilidad. El gobierno de uno puede derrocarse más fácilmente que el gobierno de muchos. Si no lo dijo Churchill, seguro que lo pensó.

Los que plantean el antagonismo entre libertad y seguridad no explican qué hechos concretos han evitado sus medidas. Y, sobre todo, no explican por qué esa legislación que comienza basándose en la lucha contra las amenazas termina afectándonos a todos, recortando derechos, además de libertades, y, sobre todo, minando la seguridad en nosotros mismos.

Los que plantean el antagonismo entre libertad y seguridad no se lo aplican. El antagonismo podría aplicarse a la libertad de circulación de capital para controlar el dinero que financia a las posibles amenazas o se podría plantear el fin de la libertad de tributación (paraísos fiscales) o de legislación financiera (opacidad bancaria) para controlar ese dinero. Ahí se podría debilitar a las amenazas, pero eso es sagrado.

Como debería ser nuestra libertad. La seguridad es la ley, la ciudadanía, la existencia de derechos y libertades. En eso, se basa nuestra seguridad. Con libertad, igualdad y fraternidad; con cultura, ciencia, pensamiento, con la ilustración, en definitiva, Europa ya derrotó a un fanatismo religioso, el cristiano.

No hay antagonismo, ni dicotomía y, por eso, no hay que ceder. Al menos, evitaremos la cara de gilipollas que se nos quedará cuando veamos que, ni cediendo toda la carta de derechos humanos, nos podremos librar de que alguien, solo o en compañía de otros, nos pegue un tiro o nos ponga una bomba.

El apocalipsis y el suicidio

Jueves, 12 de Febrero de 2015

Entre unas cosas y otras, se nos pasó el fin de la música. Sucedió el pasado 1 de diciembre de 2014. Al menos, eso fue lo que anunció Luis Eduardo Aute el 1 de diciembre de 2009: “En cinco años esto desaparece. No habrá ni canciones ni música”. No seria elegante cargar las tintas sobre Aute, cuyas predicciones tienen el mismo nivel de fiabilidad que las del FMI, el BCE, Goldman o Standard and Poor’s. O la ouija de Roncero.

Algunos, como suele pasar, confundieron la desaparición de un sistema concreto y de unos actores concretos, con el apocalipsis general. Lo de confundir lo que le pasa a uno con lo que le pasa a todo el mundo ya le pasó a San Juan, que escribió sus Revelaciones desterrado en la isla de Patmos, famosa por sus setas alucinógenas.

La música no solo no murió, sino que vive un buen momento teniendo en cuenta el contexto de crisis. En Madrid, hay más de doscientos conciertos este mes de febrero. Y esta semana tenemos esta información: La industria discográfica española repunta por vez primera en los últimos doce años. Se viene de un panorama malo, pero un repunte es un repunte.

Cuando se decía que iba a desaparecer la música, yo solo podía pensar en qué poco tenía esa gente a la música. Lo mismo me pasa cuando oigo a alguien decir que va a desaparecer el cine, la literatura o el periodismo.

La línea de Aute la ha seguido el dirigente de IU en Madrid, Gregorio Gordo: Tania Sánchez quería acabar con Izquierda Unida (¿se puede disolver la jaula de los grillos sin que estos protesten? No creo). En poco tiene este dirigente a su organización (y la ideología que esta defiende) si cree que una persona, tenga en cargo que tenga, puede ser capaz de acabar con ella (tampoco he logrado entender la insistencia en ir de la mano con quien te desprecia cotidianamente).

Algunos, suele pasar, confundieron la desaparición de un sistema concreto y de unos actores concretos, ellos mismos, con el apocalipsis general que, ni siquiera ellos, ni siquiera con su suicidio político, pueden provocar. Porque, incluso si el actor concreto desaparece (algo que no pasará mañana, pero que puede pasar), la ideología volverá a estructurarse en otra organización.

Indecencia e indecencia de estado

Miércoles, 11 de Febrero de 2015

La Contrarreforma, principal base del pensamiento español, dejó claro que el bien tiene que emplear todas las armas para luchar contra el mal. El brazo eclasiástico y el brazo secular van de la mano en su combate contra el maligno. No hay leyes, no hay jueces; en definitiva, no hay estado porque todo está al servicio de la divina alianza de trono y altar en su combate por el reino de dios.

Y en eso estamos. En su lucha contra el mal, cualquier cambio, el Gobierno usa todas las armas y combina brazo eclasiástico y brazo secular. Es decir, emplea, porque puede, los instrumentos de la administración en su combate contra el maligno; por ejemplo, la agencia tributaria.

Es algo que no sorprende porque España nunca ha tenido estado, entendido como un complejo institucional y jurídico al servicio de los ciudadanos. Quizá, porque tampoco ha tenido ciudadanos; quizá, sea esa la causa.

Pero es algo tremendo. No es lo mismo la indecencia que la indecencia de estado, como no es lo mismo la delincuencia que la delincuencia de estado, ni el terrorismo que el terrorismo de estado. Da igual que con la delincuencia de estado se pille a delincuentes. Todo es una cuestión de procedimientos y leyes.

Es algo que se ve mucho más claro cambiando el sujeto (y quitando los determinantes): el gobierno de Marruecos abre investigaciones tributarias a opositores; el gobierno de Argentina abre investigaciones tributarias a opositores; el gobierno de Venezuela abre investigaciones tributarias a opositores. No parece probable que leamos: el gobierno de Dinamarca abre investigaciones tributarias a opositores.

PD: Los opositores investigados encabezan las encuestas porque tampoco ofrecen estado, sino más contrarreforma.

Pirámide de Maslow política

Lunes, 9 de Febrero de 2015

EL Gobierno, la CEDA, está covencido de que lo que ha funcionado, funcionará. Es decir, lanzando porquería, real o no, sobre los demás, logrará desmovilizar a la oposición. Cree que el mensaje de “todos son iguales” le sigue beneficiando porque la oposición es menos pragmática y más idealista. Es probable que se equivoque. Y las encuestas lo demuestran. Estamos en otro nivel.

La pirámide de Maslow es una teoría psicológica que jerarquiza las necesidades humanas y defiende que conforme se satisfacen las necesidades más básicas, los seres humanos desarrollan necesidades y deseos más elevados. Estamos en un nivel más básico. Hay un amplio sector de la población que quiere una cierta garantía de tener una casa con luz y agua, algo de comida todas las semanas y la seguridad de que el médico los atenderá.

En resumen, hay un sector del electorado que, quizá asume que todos sean iguales, pero solo pide un gobierno con un nivel más bajo de psicopatía. También por eso, las próximas serán las primeras elecciones en las que una buena participación perjudicará al PP, pero una gran participación lo beneficiará. Hay otro sector del electorado que cree que cualquier cambio hace peligrar su paquete básico.

PD: Publica Expansión:

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, anunció ayer un programa de ayuda inmediata para hacer frente a la crisis humanitaria y la recontratación de los empleados públicos que fueron despedidos injustamente. Las primeras medidas a partir del miércoles incluirán ayuda alimentaria, electricidad gratuita y pleno acceso a la sanidad de los más castigados por la crisis. […]

El Gobierno reducirá en un 30% el personal de la sede del Gobierno, y en un 40% las escoltas del primer ministro. […]

En la lucha contra la evasión fiscal, el primer ministro anunció que se procederá inmediatamente al control de los grandes depósitos que no tienen justificantes fiscales. […]

Además, se eliminarán las leyes que amnistiaban de antemano a los funcionarios que trabajan en el Banco de Grecia y la entidad encargada de las privatizaciones, Taiped. […]

Tsipras desgranó una amplia reforma fiscal cuya filosofía será que cada ciudadano y cada empresa contribuya a los ingresos del Estado de acuerdo a sus capacidades y que no permita que las rentas más altas se libren de pagar impuestos. “Nos comprometemos a crear un sistema simple que trasladará el peso de imposición a los ingresos mas altos”, dijo y añadió que se restablecerá la base impositiva exenta en 12.000 euros anuales y se eliminará el polémico impuesto inmobiliario sobre la primera vivienda, que será sustituido por uno sobre las grandes propiedades.

Es decir, la izquierda radical es menos que keynesiana. No quiere montar un sistema empresarial público, ni intervenir en ciertos precios. Debería hacer pensar en cómo se ha movido el eje político: la democracia capitalista, defendida por una coalición de maoístas, trostquistas y eurocomunistas. Claro que, en el otro lado, está el despotismo corporativo.

Fanfarrones, bastardos, visionarios y una multitud que acaba poniendo la pasta

Domingo, 8 de Febrero de 2015

Leo en Infolibre: Las prácticas bancarias de alto riesgo vuelven siete años después del estallido de las ‘subprime’. Lógico. La industria financiera tiende a la especulación por dos motivos. El primero, porque puede; el segundo, porque quiere. Todo lo que se decía que se iba a hacer sobre regulación no se hizo y la basura, como bien saben la mafia y las constructoras españolas, es de los sectores más rentables que hay. Es mucho más productivo, palabra fetiche, especular que invertir, apostar que prestar. Crear valor, que es como se llama a la estafa a gran nivel, produce beneficios inmediatos que se transforman en bonus inmediatos. El sistema de retribución variable influye en la toma de decisiones concretas y ahoga a la economía real.

Y me recuerda a esta noticia publicada el viernes por El Economista:

El Eco

Y también, a este texto de hace seis años (25 de junio de 2008)

Sistema financiero y el catafalco

Estoy leyendo Verdes valles, colinas rojas de Ramiro Pinilla. Es la historia de Getxo desde mediados del XIX hasta mediados del XX y una de las historias que se entrecruzan es la de Exte y Larreko y el catafalco. El primero encontró los restos de un barco en la playa y el segundo lo subió con sus bueyes hasta un prado donde Ermo comenzó a servir txakoli a los que apostaban si el catafalco donde apoyaban los vasos acabarí­a siendo de Exte o de Larreko.

La familia Ermo acabó construyendo una venta alrededor del catafalco-mostrador y, tiempo después, el cura indicó que la madera habí­a sido llevada a Getxo por Dios y que tení­a que servir de altar mayor. A las apuestas heredadas por Exte o por Larreko, se juntaron, cruzándose, las que optaban por Ermo o por el párroco. Y todo sin que las Juntas de Gernika se pronunciaran sobre si las cosas que aparecen en la playa son de quien las encuentra, de quien las sube al prado, de quien las aprovecha o de Dios. Tras mil páginas, 18 de julio incluido, aún no hay resolución.

El sistema financiero se basa en la circulación de cosas que no se ejecutan, como las apuestas getxoetarras. Tus dos bueyes contra mis ovejas, dice uno y otro añade su cosecha de pimientos si gana el de las ovejas. El hijo del de los bueyes se juega uno de sus terrenos y el de las ovejas no se echa atrás y pone sobre la barra dos mulas que compró en el mercado de San Juan. El hijo del los pimientos, precavido, como no puede cambiar el envite de su padre, pone ahora los huevos en la otra cesta y se juega su pajar por el de los bueyes.

En el libro, hay un bastardo, hijo del señor de Getxo y una criada, que rompe el apego a la tierra abriendo una casa de seguros que extiende polizas sobre las cosechas. Pongamos que, además, el bastardo sacara un producto que cubriera las apuestas y otro que permitiera apostar sobre las apuestas. Y que la agencia de seguros del bastardo fuera comprada por un banco que, a su vez, lanzara bonos, obligaciones y otras titulizaciones sobre los seguros de las apuestas.

El movimiento de capital financiero, no de dinero, serí­a cada vez mayor permitiendo al banco crecrer. El bastardo, listo él, podrí­a invertir el dinero de la venta de la agencia de seguros en una casa que dé confianza a los que todaví­a no se fí­an de banco, una consultora. La empresa del bastardo informarí­a periódicamente de que todas las emisiones del banco están bien cubiertas a pesar de ser sobre apuestas efectuadas en una campa de Getxo.

Todo funciona hasta que algo devuelve la situación a la campa de Getxo. Una mala cosecha, una guerra o una decisión de las Juntas de Gernika sobre si las cosas que aparecen en la playa son de quien las encuentra, de quien las sube al prado, de quien las aprovecha o de Dios. Algo que descubre que, detrás de los bonos que valen millones, hay una apuesta de dos bueyes contra un rebaño de ovejas. ¿Y todo se va al carajo? No.

La solución está en el libro y es con la que el obispo de Pamplona construye la primera iglesia. Se aprovecha una aparición divina para informar a todos de que hay que alzar un templo en ese mismo lugar y que todo el mundo debe colaborar en su construcción o el pueblo quedara maldito. Más o menos, es lo que proponen las cajas o los constructores, o pagamos su crisis a escote o nos vendrá el apocalipsis. Y tal cosa es el sistema financiero: fanfarrones, bastardos, visionarios y una multitud que acaba poniendo la pasta al principio y al final.

Estabilidad

Domingo, 8 de Febrero de 2015

estabilidad