Archivo de Agosto de 2014

Ni elección, ni directa

Jueves, 21 de Agosto de 2014

El PP reformará la ley electoral en solitario para la elección directa de alcaldes. Rajoy está dispuesto a aprobar sin el PSOE la elección directa de alcaldes. La oposición rechaza en bloque la elección directa de alcaldes del PP. IU llevará mociones contra la elección directa a los municipios de Madrid. Son titulares de ayer.

Es posible que sea una casualidad, no veo a ningún asesor tan inteligente, pero se ha puesto en circulación el concepto “elección directa” para denominar a la reforma electoral del Gobierno que, por lo que se sabe, pretende distorsionar la proporcionalidad del voto a través de un premio de mayoría.

“Elección directa” es un concepto positivo porque transmite proximidad y participación. Da la sensación a los electores de que su decisión va a ser importante y estará por encima de los pactos postelectorales; consenso participactivo para los que tienen cultura política y conchabeo a puerta cerrada, para los que no, que ahora son mayoría.

Elección directa es el sistema estadounidense en el que el ganador se convierte en jefe del ejecutivo. El sistema de dos vueltas se parece a la elección directa, pero el premio de mayoría no es elección directa, sino distorsionar la proporcionalidad y bajar la exigencia democrática impidiendo el consenso. Hace meses, el Gobierno subió la nota para las becas y ahora se la quiere bajar a sí mismo. Quiere aprobar con un cuatro.

Las palabras no son una batalla importante, sino la batalla importante.

PD: Si hay debate, alguien debería hacer un discurso solo con los casos de corrupción municipales: enumeración de los imputados, conversaciones, como las de la alcaldesa de Alicante, etc.

Psicopatía fiscal

Martes, 19 de Agosto de 2014

Leo que la familia Pujol va a denunciar a dos bancos andorranos por violación del secreto bancario. No sabemos si han acumulado 500, 1.000, ó 1.200 millones de euros en los últimos treinta años gracias a su relación con la administración pública. No han dado ninguna explicación, ni la van a dar, salvo esa peregrina nota sobre una fantasmal herencia. La Agencia Tributaria, que ha abierto 27.696 inspecciones a jubilados retornados (antiguos emigrantes), y pensionistas extranjeros, no nos lo puede decir.

La noticia revela dos cosas. La primera es que esa familia se cree impune. Bueno, como tantos otros. La difusión de todos los mecanismos de control (poder judicial, fiscalía, agencia tributaria o medios) permite que un grupo disponga de la capacidad de ser impune. Por ejemplo, dilatando el proceso hasta que decae o anulando pruebas.

La otra es inquietante y reconozco que es la primera vez que la veo tan clara. La actitud de la familia Pujol muestra una ausencia total de sensibilidad con el resto de personas con las que comparten tiempo y espacio. Enriquecerce ilícitamente es una actividad privada, pero la ausencia de pudor en la defensa es casi enfermiza. Un estudio de la Diputación de Barcelona y revela que el 57% de los ciudadanos de Catalunya lo tienen crudo para llegar a fin de mes, el 39% de las familias no pueden permitirse ni una semana de vacaciones al año y el 12,7% no tiene ni para poner la calefacción.

¿No se dan cuenta del mundo en que viven?, ¿no son capaces de empatizar?, ¿han perdido totalmente el contexto?

La tercera persona del perdonativo

Lunes, 18 de Agosto de 2014

Este verano, se ha vuelto a poner de moda la tercera persona del perdonativo. Sucede cuando transformamos la frase en pasiva refleja escondiendo el sujeto activo. Por ejemplo, “se vertieron 15.000 litros de combustible al río”. ¿Cómo que “se”? El combustible tenía un origen; la frase periodísticamente correcta sería: “La empresa X provoca un vertido de 15.000 litros de combustible”.

También, alguien había validado las instalaciones, alguien había dado los permisos, etc. La frase puede tener muchos sujetos, pero, si hacemos que sea el objeto directo, se acaban las responsabilidades. Son cosas que pasan. El cinismo es insultante, pero facilita el tránsito intestinal para los absueltos.

Otra alternativa es que, escogiendo el verbo, el objeto directo ocupe el lugar del sujeto. Por ejemplo, “el río recibió un vertido de 15.000 litros de combustible”. Vaya con el río. Mira que estar ahí.

Esta modalidad, por ejemplo, fue ampliamente cultivada por el diario Egin en los 80: “Muere un guardia civil en Hondarribia” o “Dos policías fallecen en Zarautz”. Muere, fallece, casi parecen verbos impersonales como llueve, graniza….  Fenómenos naturales. Nadie es responsable de nada.

Este verano hemos visto una reivindicación de esa modalidad de la tercera persona del perdonativo usada por Egin. “Mueren 120 palestinos” o “Cinco niños fallecen mientras jugaban en la playa”. Muere, fallece, amanece, anochece. Fenómenos naturales. Vaya con los niños, mira que estar justo ahí.

El cinismo vuelve a ser insultante, sobre todo, para inteligencia del lector. Es posible que algún director de medio crea que, ahora mismo, sigue sirviendo de algo manipular. Quizá, ahí esté una de las claves de la crisis de la prensa. Quizá.

PD: Hoy, alguien en RTVE ha echado mano de la tercera persona del perdonativo: “tal día como hoy, nos dejaba Federico García Lorca”. Nos dejaba, llueve, anochece. Cosas que pasan.

El plan B (anticipado hace año y medio)

Miércoles, 13 de Agosto de 2014

El relato está servido, decía un artículo de Enric Juliana publicado en La Vanguardia el 20 de diciembre de 2012 y titulado 2014, elecciones en España.

El pacto de Convergència i Unió y Esquerra Republicana modifica la política española. El principal foco de tensión interior se traslada definitivamente del País Vasco a Catalunya y permite imaginar un año 2014 sin la isla de Ítaca, sin naves catalanas zarpando rumbo al Mediterráneo oriental, sin las ambigüedades del Pacte per la Llibertat y sin las sentimentalidades de un catalanismo que apenas ha ensanchado su base sociológica -esa es una de las lecciones importantes del 25 de noviembre-, pero sí ha aumentado unos cuantos grados su temperatura. El pacto CiU-ERC permite imaginar un año 2014 con elecciones generales anticipadas en España (coincidiendo, por ejemplo, con los comicios europeos previstos para junio de aquel año).

El relato está servido. Antes de que los catalanes sean llamados a votar en un referéndum que el Tribunal Constitucional tardará menos de dos días en declarar ilegal, los ciudadanos de toda España podrían ser llamados a las urnas por el Partido Alfa, con un discurso de reafirmación nacional por encima de los avatares de la crisis. Frente al soberanismo catalán, soberanismo español, con el apoyo tácito del orden realmente existente en Europa; para ser más precisos, en la Europa continental, que no inglesa. […]

La línea es la siguiente: el Partido Popular, lejos de templar gaitas y reconstruir puentes con Barcelona, debe dramatizar la incierta coyuntura catalana para cohesionar a su electorado en un momento de fortísima erosión de las dos principales fuerzas políticas españolas. Una reciente encuesta de la revista Temas (los periódicos sondeos de la publicación socialista que dirige el sociólogo José Félix Tezanos gozan de alta credibilidad en Madrid) señala que en estos momentos el apoyo electoral a PP y PSOE se halla por debajo del 30% (en cada caso), con ligera ventaja para los populares, y se registra un notable crecimiento de Izquierda Unida y de UPyD. En estos momentos no habría mayoría absoluta del Partido Alfa. [….]

En 2014, no hubo elecciones en España, pero el análisis era buen y relato vuelve a ser seductor para este otoño, aunque el objetivo ya no es la mayoría absoluta del Partido Alfa, sino la mayoría absoluta de la II Restauración. Ahora es el momento. El biparpidismo tiene un nuevo impulso: el PP, por la sensación de cierta recuperación económica; el PSOE, por su nuevo líder y la alternativa, por carecer aún de su espacio de convergencia [La insistencia del diputado de IU Alberto Garzón en “dejar a un lado los egos” indica que los egos son el principal problema].

El único problema de este plan B es que requiere que el presidente del Gobierno tome una decisión.

La ausencia de inteligencia queda mucho más en evidencia cuando otros la usan

Viernes, 8 de Agosto de 2014

Leo en El País que 200 personajes públicos británicos han firmado una carta a favor del ‘no’ en el referéndum escocés. El texto dice así:

La decisión de separaros del país que compartimos es, por supuesto, sólo vuestra. Sin embargo, esa decisión tendrá un impacto muy fuerte en todos nosotros en Reino Unido. Queremos que sepáis que valoramos mucho nuestros lazos de ciudadanía con vosotros y queremos expresar nuestra esperanza de que votaréis para renovarlos. Lo que nos une es mucho más de lo que nos divide. Sigamos juntos. Firmado: el resto del Reino Unido.

“El país que compartimos”, “la decisión es solo vuestra”, “lazos de ciudadanía” y “esperanza”. ‘Sigamos Juntos’ es el nuevo lema de la campaña ‘Mejor Juntos’ (Better Together).

Hace unas semanas, también hubo algo parecido en España. Decía así:

El secesionismo catalán pretende romper la convivencia entre los españoles y destruir su más valioso patrimonio: la condición de ciudadanos libres e iguales. El nacionalismo antepone la identidad a la ciudadanía, los derechos míticos de un territorio a los derechos fundamentales de las personas, el egoísmo a la solidaridad. Desprecia el pluralismo social y político, y cuando trata de establecer fronteras interiores arrincona como extranjeros en su propio país a un abrumador número de ciudadanos.

El secesionismo catalán se hermana con el populismo antieuropeo y promueve la derrota de la democracia española. Evitar esa derrota es responsabilidad de todos y la primera obligación de los partidos políticos. Bla, bla, bla.

Romper, destruir, desprecia, arrincona… “hermana con el populismo”, “promueve la derrota de la democracia”. El resto del manifiesto tiene los mismos términos agresivos; chulescos, incluso. Si el objetivo del autor del manifiesto, más allá del desahogo personal, no es promover el secesionismo, su ausencia de visión política, social y cultural provoca vergüenza ajena.

Más, si tenemos en cuenta que, en el caso español, los lazos culturales y emotivos son mayores. Es decir, en el siglo XX, no hubo millones de británicos que emigrasen a Escocia, provocando que la cultura escocesa se fundiera con la galesa o la inglesa.

Hace meses, el PP trató de presentar algo parecido al Better Together. Se llamaba Juntos Sumamos. El día de su presentación, la presidenta del PPC dijo que “en Catalunya no había libertad” y que se parecía a la Euskadi de ETA”.

No veo a nadie del Better Together diciendo que Edimburgo se parece a Belfast del Bloody Sunday. Hacen vídeos así de bonitos. La ausencia de inteligencia queda mucho más en evidencia cuando otros la usan.

Desde que hace un par de años se puso en marcha el timo de las banderas, nunca he visto nada más que eso, un timo. En un primer nivel, buscar la conciencia nacional catalana como método para cohesionar una sociedad rota por la miseria, copiar el modelo portugués de resilencia a la crisis.

En un segundo nivel, on fire, lograr que el eje identitario suplantara al socio-económico y que cada sociedad se enfrente a la otra, aceptando todo lo que su respectiva élite política y económica decida o haga. Se resume en estas dos frases: “tenemos que gobernar nosotros para hacer frente al desafío catalán” y “tenemos que gobernar nosotros para que el proceso soberanista pueda continuar”.

Ninguna de las dos élites tiene ningun proyecto. No hay nada. Nada, salvo “tenemos que gobernar nosotros” y su enriquecimiento personal. Es lo que más nos une.

La democracia en Benavente (Alfonso Alonso vs. Jesús Saldaña)

Viernes, 8 de Agosto de 2014

Leo: “A veces ocurre que con un puñado de votos acaba siendo alcalde alguien que obtuvo muy poco apoyo, y eso no parece muy democrático, explicaba el popular Alfonso Alonso”.

Eh, está hablando de mi pueblo.

Municipales de 1987 en Benavente. Tras un resultado muy ajustado, PSOE (8), PP (8) y CDS (1), el PP de Benavente cumple la consigna del PP nacional para esas elecciones: pactar con quien sea para sacar al PSOE de los gobiernos. Sin sorpresas, la corporación municipal, con los votos de PP y CDS, elige como alcalde a Jesús María Saldaña, del CDS, el primer alcalde democrático de Benavente no socialista.

Un puñado de votos, dice Alonso. Poco democrático, dice.

Dos años después, los populares hicieron una segunda oleada, esa vez, a través de mociones de censura, como la presentada en Madrid. Rodríguez Sahagún, del CDS (9 concejales), se convirtió en alcalde con los votos del partido popular (20) en sustitución de Juan Barranco, del PSOE (24). Las alcaldías de Benavente y Madrid no fueron las únicas instituciones en las que se aplicó el pacto PP-CDS para evitar que gobernara el más votado, PSOE.

Un puñado de votos, dice Alonso. Poco democrático, dice.

Parece absurdo detenerse en la hipocresía, pero nunca está de más.

PD: En ambos casos, Benavente y Madrid, el aparente beneficiado fue el CDS. Su presencia en dos alcaldías tan importantes podía servirle de trampolín. Lo fue, pero hacía el abismo. En poco tiempo, el partido desapareció. No siempre ganar es ganar

Cosas que pasaron en Venezuela hace unos veinte años

Jueves, 7 de Agosto de 2014

El País publica un documento titulado Solidaridad con Venezuela en el que se lee: “La vida pública venezolana está siendo sofocada por los herederos de Hugo Chávez. Están tomando las funciones públicas como si fueran de su propiedad privada. Actúan como propietarios de Petróleos de Venezuela y de los Poderes Ejecutivo, Legislativo, Judicial, fiscal y electoral. Han limitado crecientemente las libertades ciudadanas, comenzando por la de expresión. A la represión de las manifestaciones estudiantiles….”.

No llama la atención el contenido del texto, lleno de tópicos y con problemas como repeticiones o cambios de tiempos verbales, en defensa de unas élites quejosas de no tener ya el poder. Sí, que entre los firmantes esté Enrique Krauze porque él publicó hace años un libro en el que explicaba que Chávez solo había ocupado el sitio que le habían dejado y que no había hecho nada muy diferente de los que le habían precedido.

En el libro, de título desafortunado, El poder y el delirio, pero muy interesante, Krauze trataba de entender la llegada de Hugo Chavez al poder, la facilidad con la que había podido cambiar (casi) el modelo de estado y su continuidad. Salvo la parte dedicada a Cuba, era un libro poco militante, para lo que es Krauze, en el que se daba voz a políticos, periodistas e, incluso, gente cercana a Chavez.

El mensaje de la mayoría de la gente del prechavismo era claro: nos enterramos nosotros solos. Confiaban en la alternancia bipartidista (AD y COPEI) y en que la ciudadanía apreciaría la estabilidad que aportaba su alternancia. Cuando aparecieron los problemas de corrupción, pensaron que bastaba con negarlos, con aumentar el control político de la justicia y con tener controlados a los medios. En palabras de Vargas Llosa, pensaron que los poderes públicos eran de su propiedad. No vieron que se estaban cargando al poder judicial y al cuarto poder. Los dos que controlan.

Afirmaban que no habían sabido ver el problema de desigualdad y ataque a la clase media que provocaban las políticas ultras del FMI. Estas habían comenzado con el gobierno presuntamente socialdemócrata de Carlos Andrés Pérez por el problema de la deuda externa. Se decía lo mismo que hoy: no hay alternativa.

Los ajustes provocaron contestación que se reprimió. Pensaron que podían reducir todo el problema social a un problema de orden público y no supieron leer que el fin de la clase media era también el fin del biparpidismo. Es decir, que sociedad y política eran un ecosistema.

El Caracazo (1989) fue el punto culminante. Las protestas derivaron el saqueos y el gobierno sustituyó a la policía por el ejército. El número oficial de muertos fue de 276 muertos oficiales. El no oficial, más de 2.0000. Es una represión complicada de superar.

En las elecciones municipales de 1992 la AD, socialdemócrata, sufrió un duro revés a manos de su rival bipartidista, el democristiano COPEI, y de dos nuevos actores, los izquierdistas el Movimiento al Socialismo (MAS) y la Causa Radical (escisión del PC venezolano). En las de 1993 a Presidente de la República, AD rondo el 20%, 30 puntos menos que en las de 1988 (un 40% de abstención).

Entre 1993 y 1998, hubo muchos casos de corrupción, fuga de capitales y una crisis bancaria (con rescate público, nacionalizaciones, impunidad de los responsables y acusaciones sobre el descontrol del dinero público empleado). Crecía la miseria. Las cifras sobre pobreza son confusas (algunas hablan de más de la mitad del país), pero tengamos en cuenta que Venezuela venía de ser un país rico con una redistribución razonable.

Políticamente, nacían partidos que se unían en coaliciones. El bipartidismo se hundía y optó por dos cosas. En febrero de 1998, año electoral, el Consejo Supremo Electoral fue sustituido por el Consejo Nacional Electoral, teóricamente, para buscar más independencia. Para las legislativas de 1993, ya se había cambiado la fórmula de elección de los diputados sobrerrepresentación de las zonas menos pobladas. En palabras de Vargas Llosa, actuaron como propietarios del poder electoral.

También buscaron una gran coalición. AD y COPEI se retiraron de las elecciones de 1998 y apoyaron a Salas Römer, del Proyecto Venezuela. Perdió contra Hugo Chávez, que lideraba la coalición V República.

Hugo Chávez dispuso de una gran capacidad de acción. Primero, no tenía los habituales controles porque los gobiernos precedentes los habían difuminado. Bien, aumentando la capacidad de actuación del legislativo, como el judicial o el electoral; bien, por desprestigio, como los medios de comunicación. Chávez pudo (casi) cambiar el modelo de estado, que no el social ni el económico, porque sus predecedores lo habían hecho.

Desconozco si lo que vendrá en España se parecerá al chavismo (soy más de Gramsci), pero sí sé que lo que hay tiene algo que ver con la Venezuela antes de ser República Bolivariana. Todo lo que se hace para que un régimen perviva puede ser aprovechado por el siguiente para consolidarse, pero parece que nadie lee.

Feudalidades de oprimidos

Martes, 5 de Agosto de 2014

“Que cada vez más grupos o minorías luchen a través del activismo jurídico o político contra el ostracismo del que son objeto es perfectamente legítimo. Pero el combate contra la discriminación ha de hacerse en nombre del principio según el cual la ley se aplica a todos con los mismos derechos y las mismas restricciones. Si se plantea de antemano que determinados grupos, en tanto que desafavorecidos, puede beneficiarse de un trato particular, estos, pronto seguidos por otros, sentirán la tentación de constituirse en nuevas feudalidades de oprimidos. Si basta con que a uno le traten de víctima para tener razón, todo el mundo se esforzará por tener esa posición gratificante. Ser una víctima se convertirá en una vocación, en un trabajo a jornada completa.

[…]

La deuda de la sociedad con tal o cual de sus partes se transformará automáticamente en clemencia, en mansedumbre para toda persona perteneciente a una de ellas, incluso mucho más allá de la fecha en que esa parte haya dejado de ser perseguida. ¿Qué queda de la legalidad, si reconoce para algunos el privilegio de la impunidad, si se convierte en sinónimo de dispensa y se transforma en máquina de multiplicar los derechos sin fin y, sobre todo, sin contrapartida?”

(Pascal Bruckner)

PD: Hay un orgullo en la forma de celebrar las derrotas pasadas. Como si Dios hubiera escogido a este pueblo entre todos para ponerlo a prueba y la debacle terrenal fuera garantía de victoria celestial. Un pueblo entero se zambulle en la creencia de que está condenado al sufrimiento y saca, no solo una dignidad aristócrática, sino la certeza de que todo le está permitido porque todo se le debe.

El problema de la socialdemocracia europea en pies de foto

Martes, 5 de Agosto de 2014

La versión española de Vanity Fair ha ido decantándose por los temas rosas frente a la política o la cultura, pero sigue siendo una revista que merece la pena leer. Este verano publica un importante [e involuntario] artículo político. El tema es el estado de la socialdemocracia europea y la excusa, un premio a Anne Hidalgo, del Partido Socialista francés. Es una crónica que da una vuelta al estilo Foster-Wallace y sustituye las notas a pie de página por pies de foto.

Ahí va un resumen.

-En nuestra fiesta en el hotel Santo Mauro hubo dos estrellas, Anne Hidalgo, alcaldesa de París, y la mezcla perfecta de invitados: Isabel Preysler, Jaime de Marichalar, Carmen Martínez-Bordiú y Alfonso Diez, duque de Alba. Alta política y glamour, secretos (casi) de estado susurrados en voz baja y comentarios mundanos entre copas de champán francés.

-La modelo Teresa Boca y la empresaria Nuria March. Carlos Falcó y Fernández de Córdoba, marqués de Griñón. Fernando Martínez de Irujo, marqués de San Vicente del Barco, y Alfonso Díez, duque de Alba, saludan a la alcaldesa de Madrid.

-Enrique Loewe y su hija Sheila. Ana Jaureguízar, de Lancome España. Rosa Tous, de Tous. Rosana Agrella, de Purificación García. Oliver Gay, de Cartier. Daniel Huguet, de Swarovski.

-Isabel Preysler compartió mesa y confidencias con Jaime de Marichalar.

-El modelo Juan Betancourt llega a la fiesta en un Lexus.

-Para brindar en la fiesta del año: champagne Moët&Chandon Brut Imperial.

-Jordi Rabat y su esposa Eva Palao, de joyerías Rabat. Miguel Cursi, director de Lexus, y su esposa, Genoveva Borja-Ramón Álvarez de Toledo.

Desde hace años, hay kilos y kilos de papel sobre el problema de la socialdemocracia europea. Esta todo aquí.