Archivo de Enero de 2014

Pretérito perfecto

Domingo, 12 de Enero de 2014

Leo en Expansión:

Ifema generará 2.000 millones este año

Y en Cinco Días:

Ifema espera generar un impacto económico en Madrid de 2.000 millones en 2014

Lo primero no es periodismo. El futuro no es periodismo; ni siquiera el presente.

El periodismo se escribe en pretérito perfecto.

Queremos saber los datos de los últimos años, cuál ha sido la evolución y las causas para saber qué base tienen las perspectivas.

Rajoy propone el sufragio discrecional

Viernes, 10 de Enero de 2014

Leo:

El Gobierno, que sufre una enorme presión del mundo más conservador del PP y de la AVT, ha decidido optar por la política más dura frente a los nuevos movimientos de los presos de ETA. Hasta el punto de que el presidente, Mariano Rajoy, ha anunciado a su cúpula que estudiará fórmulas para impedir que los etarras excarcelados por el fin de la doctrina Parot puedan presentarse a alcaldes en las próximas elecciones locales.

Es bastante sorprendente que esta noticia no abra todos los diarios. Es decir, se trata de hacer una ley para que algunas personas que han recuperado todos sus derechos tras su excarcelación, como dicen todas las leyes, comenzando por la Constitución, pierdan algunos de ellos, el sufragio pasivo, en algunos procesos electorales. No se nos dice por qué solo en unas elecciones, ni durante cuánto tiempo, ¿eternamente?. Y, ¿a alcaldes? ¿Desconoce el gobierno y el periódico que en España se vota a un legislativo que después elige al jefe del ejecutivo?

La discrecionalidad de esta ley es prodigiosa. Es una norma para unas personas concretas en un momento concreto para un objetivo concreto y que, de promulgarse, provocará revuelo y críticas y solo afectará a las próximas elecciones locales porque será declarada incostitucional. Es obvio que Rajoy no desconoce la Constitución, ni cómo fue elegido él mismo, y que esta propuesta es solo para engañar, pero es cuestionable que forzar la democracia sea una estrategia electoral aceptable.
PD: Como siempre, no se ven las grandes posibilidades. Hablamos de la posibilidad de impedir el acceso al proceso electoral de un colectivo por motivos discrecionales. Por ejemplo, “estudiará fórmulas para impedir que las personas vinculadas a admistraciones con casos de corrupción puedan figurar en las listas de las próximas elecciones locales”. O “estudiará fórmulas para impedir que las personas vinculadas a instituciones religiosas puedan figurar en las listas de las próximas elecciones”. Lo que cada uno quiera.

Cien expertos piden cien vírgenes

Jueves, 9 de Enero de 2014

Leo en El Economista:

Cien expertos avisan: la sanidad pública se colapsará, si no hay reformas, en 5 años

El sistema deberá acudir a los conciertos y nuevos aseguramientos para paliar su deterioro actual

Es una pieza sensacional.

Tenemos un sujeto fantasmal, los cien expertos, y una profecia apocalíptica, colapso en cinco años. En el subítulo, una solución precedida de un verbo de obligación (hay que hacer esto; no hay alternativa) y un diagnóstico acompañado de un verbo que modera las expectativas (la solución no va a solucionar nada, pero impedirá la catástrofe).

Es la manera tradicional de presentar las políticas del shock: gracias a la reforma laboral se han salvado X puestos de trabajo; esta reforma de las pensiones impedirá la quiebra del sistema. Es todo mentira, pero funciona. Ya lo hacía siglos atrás: sacar el corazón de los enemigos evitará una nueva guerra o esta entrega de cien vírgenes al templo ha impedido la llegada del monstruo marino. Los actores cambian, pero el mecanismo mental, suspensión del razonamiento, es el mismo.

La información arranca repitiendo su mensaje:

Los expertos lo tienen claro: la falta de reformas en la sanidad colapsará el Sistema Nacional de Salud en los próximos cinco años, que deberá recurrir a la actividad concertada y a un nuevo aseguramiento (sanidad privada) para paliar su deterioro asistencial.

El análisis es una de las previsiones avanzadas por el panel de 100 expertos reunidos por el Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (Idis).

Tardamos en llegar a descubrir quién es el sujeto fantasmal.

El Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (Idis), que defiende los intereses de la sanidad privada en España, ha sido el primero en alzar la voz desde el sector privado al lamentar que las reformas en sanidad “no deberían ser cosméticas, sino estructurales, adoptadas con el mayor consenso político institucional y político posible”.

El sector echa en falta una política que ofrezca estabilidad y que no esté expuesta a continua revisión y cambio para obtener pírricos ahorros a corto plazo.

Perfecto. Un grupo de presión de la sanidad privada quiere convertirse en élite extractiva para que el estado le garantice un nivel óptimo de beneficios, como otros sectores (banca, energía o construcción). También, que esa cantidad sea fija y no esté sujeta a los poderes públicos. Es decir, piden la abolición de la democracia. Dicho así, queda feo, pero es el mensaje.

PD: En toda la información no se habla de inversión, calidad o I+D. Si usted quiere un negocio que ofrezca estabilidad y que no esté expuesto a continua revisión, piense, innove, monte algo.

Periodismo de etiqueta

Domingo, 5 de Enero de 2014

Leo en un blog de El Mundo:

¿Dónde estaba Inés del Río?

Inés del Río  no acudió a la fiesta, sin que la organización, detalle significativo, haya excusado su asistencia.

Y en un pie de foto de El País.

La etarra Inés del Río, en el acto del sábado en Durango

PD: Y en un tuit de Santiago González, autor del blog: La terrorista de la foto no es Inés del Río, sino Inmaculada Patxo.
Periodismo de etiqueta.

Camino de miseria

Viernes, 3 de Enero de 2014

Cuando este año lean u oigan sobre la recuperación del empleo, tengan presente este artículo de Andy Robinson:

Había salido esa misma mañana un informe de la Universidad de Berkeley (California) que destacaba un dato extraordinario, una ilustración gráfica de la sociedad de desigualdad extrema que emerge reforzada en la post crisis. Los beneficios de las siete grandes multinacionales de comida rápida -entre ellas Wendys, Burger King, McDonald’s, Kentucky Fried y Dunkin Donuts- suman 7.400 millones de dólares en el 2012 y la remuneración media de sus consejeros delgados rebasaba siete millones de dólares. Pero uno de cada cuatro trabajadores de este sector de rápido crecimiento en Nueva York cobra tan poco que se ve forzado a solicitar ayuda alimentaria al programa federal de food stamps (bonos de comida).

Tener empleo ya no quiere decir nada. Camino de miseria es el libro por escribir.

Muñoz Molina El País Harakiri

Viernes, 3 de Enero de 2014

Leo en El País este artículo de Muñoz Molina:

“terminada en desastre la era de las empresas constructoras, él ve viable una empresa destructora, que se aplique con racionalidad y eficacia al derribo de muchos de los horrores innecesarios que se han levantado a lo largo de todos estos años, que recicle los materiales, que ayude a restaurar los paisajes arruinados y despeje solares en los que levantar por fin edificios bellos, simples, austeros, habitables, lugares públicos en los que pueda suceder una robusta vida civil”.

Que supongo que se refiere a El País o a él mismo, generacionalmente hablando.