Archivo de Febrero de 2013

Fotocopias, recibís, dossieres y muestras de sangre

Martes, 26 de Febrero de 2013

España es un país donde:

-La estabilidad del Gobierno depende de los papeles que tiene guardados un señor. Mañana, puede sacar un recibí firmado por el presidente del Gobierno y tendría credibilidad por el oscurantismo comunicativo del Gobierno.

-La estabilidad de la forma de Estado depende de los papeles que tiene guardados un señor. Mañana, puede sacar un correo mencionando al heredero y tendría credibilidad por la sobreprotección que ha tenido tanto la Infanta como su marido.

-La secesión de una parte del territorio depende de los dossieres de una empresa de detectives por los que se pelean dos administraciones que controlan sendos cuerpos policiales. Mañana, puede salir cualquier cosa y tendría credibilidad por la ausencia de proyecto político más allá del órdago.

-Y si pensaban por lo menos nos queda el fútbol. Pues, no. El deporte español depende de los papeles, y muestras de sangre, que tiene guardados un señor. Mañana, puede sacar unas notas implicando a tododios y tendría credibilidad, no solo por la obsesión gubernativa de proteger a Marta Domínguez, sino porque la Federación también está hasta arriba.

Resumen: en España, cualquier fotocopia tiene más credibilidad que una institución. Y eso sí que es antipolítica.

Menos satélites y más toros; menos renovables y más procesiones

Lunes, 25 de Febrero de 2013

El País publicó ese fin de semana esta información de Alicia Rivera:

España recorta un 75% su inversión en el sector espacial

La inversión de España en los programas de la Agencia Europea del Espacio (ESA), que retorna íntegramente en forma de contratos para la industria del país, se ha reducido a menos de un cuarto respecto al nivel de los últimos años. Frente a unos 350 millones que España venía comprometiendo en la última década en las reuniones ministeriales de la ESA (en las que cada país asume sus compromisos financieros en función de los intereses de su industria), ahora ha puesto sobre la mesa únicamente 83 millones. El sector industrial español, de alta tecnología, está más que alarmado, y los líderes empresariales hablan de “pánico”, “pérdida de empleo”, “deslocalización a otros países” y “pérdida de capacidad exportadora y tecnológica”.

Hace un mes, Rafael Méndez publicó esta información:

España se cae de la agenda verde internacional

El cambio de política española en renovables desde que llegó el PP al poder no termina en la moratoria a las primas de lasrenovables ni acaba en la frontera. España ha renunciado a mantener su puesto entre los 21 países del consejo que gestiona la Agencia Internacional de Renovables (Irena), un organismo con 130 Estados fundado en 2009 gracias al impulso de España. El Ministerio de Industria no ha presentado su candidatura a mantener la silla ni ha mandado ningún alto representante a la asamblea del organismo en Abu Dabi. Aunque un portavoz de Irena lo atribuyó a una rotación normal, Alemania, Francia, Dinamarca y otros países repetirán previsiblemente y han presentado candidatura. Este diario intentó ayer, sin éxito, obtener la versión de Industria.

También hemos leído:

Wert dará más dinero al toreo por ser “un bien cultural” 

Más dinero es más de los aproximadamente 500 millones que recibe anualmente el sector de dinero público.
Como todo el mundo sabe, el sector espacial y el energético no valen para nada y son una mierda comparado con los toros y las procesiones, que tienen mucho futuro y son muy nuestros y no se pueden explicar.

El atraso de dentro de cinco o seis años lo estamos cimentando, y muy sólidamente, hoy.

Los cambios sociales no se adaptan a los formatos televisivos

Viernes, 22 de Febrero de 2013

Es complicado terminar un día sin oír que va a pasar algo. Algunas veces, la frase se dice con pasión ciega, a ver si de una puta vez… Otras, con un susurro que no esconde cierta resignación histórica.

Pero, ¿qué es ese algo? ¿Coches quemados, saqueo de tiendas, enfrentamientos raciales o disturbios nivel Tottenham? Es probable que lo veamos este verano en alguna ciudad mediterránea. Si es en Barcelona, no pierdan de vista este mapa de Clara Blanchar. Todo lo que brota, tuvo una semilla, mucha tierra y algo de abono. Después de ese alivio, no sucederá nada, excepto que el grupo dirigente quedará legitimado para todos esos proyectos legislativos para recortar derechos fundamentales.

¿Ese algo es un proceso parecido a la primavera árabe?, ¿un proceso acelerado, más o menos violento, que acabe con el régimen? Muy improbable. Primero, perdón por la gris obviedad, la mayoría de la población aún tiene muchas cosas que perder y la propiedad vuelve conservador a quien la posee (sí, por eso los gobiernos de derechas promueven burbujas inmobiliarias). Los que disponen de algo sólido, trabajo, casa, algún subsidio o pensión, tienen miedo a perderlo y, a los que ya no poseen nada, les puede la inercia, la tranquilidad de la rutina. Caminamos entre las ruinas de lo que fue, pero aún no hace falta mapa. Estamos en la intranquilidad, no en la incertidumbre. Tenemos más certezas de las que pensamos.

Segundo, perdón por el marxismo, porque no existe ninguna organización aglutinadora que lidere el proceso. Las organizaciones que tienen la infraestructura, como la social-democracia, carecen de voluntad. Piensan, por lo que dicen, que es posible desandar el camino. En política, en historia y en la vida en general, no se desanda nada (piensen en los desastre que anuncia la frase “todo vuelve a ser como antes” en cualquier película). Nada vuelve. El keynesianismo es una etapa cerrada que ya no regresará y, al modelo actual, hay que proponer otra alternativa en positivo. No sirve control + zeta. A la social-democracia, esa alternativa, cualquiera de ellas, le produce pánico. Los que sí tienen voluntad, una parte de IU (no toda, ni mucho menos) o las CUP, aún no tienen infraestructura. La tendrán. Alberto Garzón o David Fernàndez son lo mejor de sus respectivos hemiciclos.

Por último, perdón por el pragmatismo, porque carecemos de la costumbre de la violencia. La mayoría de nosotros, no hemos tenido un arma en las manos, no sabemos cómo se organiza un golpe de estado, ni siquiera sabemos hacer un cóctel molotov. Por ejemplo, los mineros sí saben hacer cohetes o quemar neumáticos. Es una cuestión de saber hacer, de tener los recursos prácticos y que la mente asuma ese camino como el único. No sabe la suerte que ha tenido el sistema con la enorme voluntad positiva de todas las formas de protesta que se han dado.

Algo pasará, sí, pero será más lento e irremediable. En la mayoría de ocasiones, por debajo de ese deseo de estallido reluce, como he comentado, el deseo de que todo vuelva a ser como antes. Imposible. No se puede deshacer el camino iniciado en mayo de 2010. Las consecuencias se verán poco a poco. Por ejemplo, el recorte en I+D afecta a la capacidad innovadora de las empresas, pero es un proceso lento, de un par de años, demasiado para los formatos televisivos.

También, el descrédito de la política. El proceso será lento (del Caracazo, conviene mirar la historia latinoamericana de los 80-90, hasta la victoria de Hugo Chávez pasaron nueve años; casi una década en un lugar tan convulso). No se dan las condiciones objetivas para una gran coalición de izquierdas porque la social-democracia aún cree que está viva, aún cree que puede deshacer un camino en el que ha particiado con fruición durante muchos años, y la alternativa, desde la nacionalización del sector energético a la denuncia del concordato, le produce pavor. Es otro idioma. Ahora, es tiempo de oportunismos y oportunistas.

Esa amplia coalición de izquierda se producirá cuando la social-democracia se desgaje. Una parte, como sucedió con los partidos liberales tras 1868, se unirá, aún más, al bloque conservador, mientras que la otra ofrecerá su infraestructura, mueble e inmueble, a algo que se parecerá a las Candidaturas de Unidad Popular. Será un partido en red (he visto el futuro y es una red de cosas pequeñas).

Miedo, miedo, miedo

Viernes, 22 de Febrero de 2013

Escribí el 12 de noviembre:

A largo plazo, lo más interesante es que, como sucedió el Galicia la tarta presentará una izquierda muy dividida y, la evolución lógica será una coalición, un Bloque de la Izquierda (la prensa de izquierdas, el diario o maspublico lo llamará Syriza y la prensa de derechas lo llamará Frente Popular y dirá uhhhhhhhh).

Leo hoy en La Vanguardia:

El fantasma del frente Amplio

uhhhhhhhh, uhhhhhhhh, uhhhhhhhh.

Hace un año, venía el terrorismo italiano; hoy, vuelve el Frente Popular.

Miedo, miedo, miedo.

La pobreza no es un programa político

Domingo, 17 de Febrero de 2013

Es un poco coñazo tener que recordar cada poco que la pobreza no es un programa político y que lo importante son las palabras.

Los movimientos políticos se basan en el colectivo. A través de la organización de un partido, se busca conseguir el suficiente número de apoyos para concretar las políticas en leyes que conciernan a una generalidad. No se definen las actitudes individuales de sus miembros porque no son religiones. Un movimiento político no es redentor, ni ejemplarizante, ni proselitista. El cristianismo, sí. El cristianismo, como religión que es, define las actitudes individuales, incluso las más privadas. El cristianismo sí defiende, por ejemplo, la donación de bienes individuales o la pobreza como método para la propia salvación. No es la única; hay muchas religiones que defienden la caridad.

El socialismo, o el comunismo, es una ideología política que, como todas, busca un cambio global, no individual. Por eso, no puede defender la donación de los bienes individuales, sino la redistribución a través de, por las buenas, una estructura de impuestos progresivos o, por las malas, de un sistema de expropiación. Dentro del comunismo, o el socialismo, incluso hay pensadores que proscriben la caridad como método de control social reaccionario.

El problema del socialismo europeo no son los hoteles de lujo en sí mismos, sino los programas que se discuten en esos hoteles. El problema del socialismo europeo es que sus principales dirigentes han defendido las privatizaciones la sustitución de los impuestos progresivos por tasas o la desprotección laboral. El problema del PSOE no es de siglas o de caras, sino que el director general de la Fundación Ideas, su teórico granero de ideología, publica estudios donde defiende que hay que bajar los salarios y despedir a gente. Y, más increíble, no le extraña a nadie.

Lo primero son las palabras. Si hay palabras, la coherencia (que no es ser pobre, pero sí no irse a Gas Natural antes de que un gasoducto atraviese Doñana o presidir el FMI, como DSK) viene sola. No hay que impostarla.

Carta del ciudadano Robespierre al pueblo español

Sábado, 16 de Febrero de 2013

Porque, no os engañéis, aquello que garantiza la duración de su poder son las inmensas facilidades que, desde hace mucho tiempo, se han procurado para propagar el error e interceptar la verdad. Todos los resortes del espíritu cívico se encuentran en sus manos y la confabulación de tantos pérfidos escritores, apoyada con todos los recursos del poder público, es posiblemente más temible para la libertad que todas las conspiraciones de la corte.

¿Qué medios poseemos para aún desbaratar sus funestos proyectos? En este momento, sólo conozco uno: la unión de los amigos de la libertad, la sabiduría y la paciencia. Cuidadanos, quieren desconcertaros para debilitaros, para desgarraros con vuestras propias manos y haceros responsables, acto seguido, de la obra de su propia perversidad; debéis permanecer serenos e inmóviles. Observad en silencio sus culpables maniobras; dejadlos desenmascararse y perderse a sí mismos por sus propios excesos. Un pueblo magnánimo y esclarecido se encuentra siempre a tiempo de reclamar sus derchos y vengar sus injurias. Desengañaos, desengañad a vuestros conciudadanos todo cuanto podáis; disipad la ilusión en que se basa el reino de la intriga y el reino de la intriga dejará de existir.

Pasar de contrabando la verdad, a través de todos los obstáculos que le oponen sus enemigos; multiplicar, difundir por todos los medios posibles las consignas que pueden hacerla triunfar; equilibrar con el fervor y con la actividad del civismo la influencia de los tesoros y las maquinaciones para popagar la impostura. Esta es, en mi opinión, la tarea más útil y el deber más sagrado de los patriotas auténticos. Utilizar las armas contra los tiranos y los libros contra los intrigantes; emplear la fuerza para rechazar a los bandidos extranjeros y la inteligencia para reconocer a los estafadores domésticos; éste es el secreto para triunfar a la vez sobre todos vuestros enemigos.

Robespierre, Discursos (Vía Colectivo Todozen. El año que tampoco hicimos la revolución)

Exclusiva: negociación Rajoy-Bárcenas

Viernes, 15 de Febrero de 2013

En exclusiva, la negociación del finiquito entre Mariano Rajoy y Luis Bárcenas filtrada por un grupo de conjurados compuesto por Esperanza Aguirre, Baltasar Garzón, Juan Luis Cebrián y Pérez Rubalcaba.

RAJOY: Haga el favor de poner atención en la primera cláusula porque es muy importante. Dice que… la parte contratante de la primera parte será considerada como la parte contratante de la primera parte. ¿Qué tal, está muy bien, eh?

BÁRCENAS: No, eso no está bien.

RAJOY: ¿Por qué no está bien?

BÁRCENAS: No lo sé, quisiera volver a oírlo.

RAJOY: Dice que… la parte contratante de la primera parte será considerada como la parte contratante de la primera parte.

BÁRCENAS: Esta vez parece que suena mejor.

RAJOY: A todo se acostumbra uno. Si usted quiere lo leo otra vez.

BÁRCENAS: Tan sólo la primera parte.

RAJOY: ¿Sobre la parte contratante de la primera parte?

BÁRCENAS: No, sólo la parte de la parte contratante de la primera parte.

RAJOY: Dice que… la parte contratante de la primera parte será considerada como la parte contratante de la primera parte, y la parte contratante de la primera parte será considerada en este contrato… Oiga, ¿por qué hemos de pelearnos por una tontería como ésta? La cortamos.

BÁRCENAS: Sí, es demasiado largo. ¿Qué es lo que nos queda ahora?

RAJOY: Más de medio metro todavía. Dice ahora… la parte contratante de la segunda parte será considerada como la parte contratante de la segunda parte.

BÁRCENAS: Eso si que no me gusta nada.

RAJOY: ¿Qué le encuentra?

BÁRCENAS: Nunca segundas partes nunca fueron buenas.

Un circo de tres pistas

Miércoles, 13 de Febrero de 2013

Hoy se espera la primera manifestación de tertulianos y columnistas frente a la sede del PP. Francisco Marhuenda, director de La Razón, leerá un comunicado en el que se explicarán los problemas de cambiar todos los textos del diario a horas intempestivas para adaptarse a los cambios de la formación conservadora. “Necesitamos las consignas claras antes de las doce del mediodía”, señaló el director de ABC, Bieto Rubido, “porque hay columnistas a los que es complicado encontar después de comer”. No quiso aportar nombres.

Rubido recordó los casos Sepúlveda, la ILP contra los deshauicios, tasas judiciales o Bárcenas. En el primer caso, el secretario de organización del PP, Carlos Floriano, compareció en rueda de prensa para señalar que era imposible despedir al exalcalde de Pozuelo de Alarcón y exmarido de lal ministra de Sanidad, Ana Mato. “No se puede echar a un funcionario del partido”, indicó Floriano, un concepto que parecía más propio de la calle Pionyang que de la calle Génova. Unos días después, la secretaria general del PP, como en un circo de tres pistas, hizo posible lo imposible, y anunció el despido de Sepúlveda. “Nadie pensó en los medios que habíamos defendido las tesis de Floriano”, señaló Marhuenda, “que acumulamos una gran cantidad de artículos”. El director de la Razón señaló que, en ese caso concreto, los artículos pueden permanecer en stock por si, al final, no lo han despedido. Ya sucedió con Bárcenas, indicó Rubido, o no, puntualizó.

La gota que colmó la paciencia de los tertulianos fue el supermartes de ayer. Toda la prensa de la CEDA defendía la no admisión a trámites de la ILP sobre los deshaucio con argumentos tan pizpiretos como los de Vicente Martínez Pujalte, portavoz en la comisión de Economía, que indicó por la mañana en la SER que el PP iba a rechazar la ILP porque “nuestra propuesta es muy similar”. En el PP de Rajoy, como en el País de Oz, todo es posible, pero hasta ahora nadie en ese partido ha defendido la dación en pago retroactiva, el alquiler social o la creación de un parque de viviendas públicas. Por la tarde, el portavoz Alfonso Alonso, que había defendido la no admisión, anunció la admisión. “Tuvimos que retirar todos los artículos que apoyaban al partido pasadas las seis de la tarde”, indicó Marhuenda. “Lo mismo sucedió con las tasas”, añadió Rubido, “aunque hemos podido guardar todos los que insultan a la Plataforma de Afectados porque prevemos que podremos reciclarlas”.

Las elecciones son para elegir

Miércoles, 13 de Febrero de 2013

Leo:

La atención de 400 niños con autismo, en el aire por los impagos de la Generalitat

[…]

El tratamiento lo sufraga la Generalitat valenciana y lo prestan entidades especializadas. Sin embargo, las deudas de la Administración con los centros que tratan a los niños con autismo, que se arrastran desde los últimos meses de 2011, han puesto al límite la capacidad de aguante de los centros, que ayer lanzaron una llamada de auxilio. Diez de estas entidades anunciaron que están asfixiadas por el millón de euros que, en total, les debe el Gobierno valenciano. Los 400 niños que atienden “quedarían en situación de desamparo si se pone en peligro la continuidad de su tratamiento”, advierten. Un extremo que no descartan en absoluto.

[…]

El tratamiento lo sufraga la Generalitat valenciana y lo prestan entidades especializadas. Sin embargo, las deudas de la Administración con los centros que tratan a los niños con autismo, que se arrastran desde los últimos meses de 2011, han puesto al límite la capacidad de aguante de los centros, que ayer lanzaron una llamada de auxilio. Diez de estas entidades anunciaron que están asfixiadas por el millón de euros que, en total, les debe el Gobierno valenciano. Los 400 niños que atienden “quedarían en situación de desamparo si se pone en peligro la continuidad de su tratamiento”, advierten. Un extremo que no descartan en absoluto.

[…]

Los trabajadores de Proyecto Hombre en Valencia también anunciaron ayer que la Generalitat les debe 1,2 millones de euros, “lo que pone en riesgo la atención de cerca de mil personas con adicciones”. La deuda corresponde a todos los compromisos de pago del año pasado y afecta tanto a las comunidades terapéuticas como a centros de día de Valencia, Gandia, Sagunt y Ontinyent.

El motivo es el mismo: la mayúscula falta de liquidez de la Consejería de Sanidad. Aunque la Generalitat ha vuelto a demostrar que hay acreedores y acreedores. Ayer se hizo público que el Gobierno valenciano ha hecho frente a los 4,8 millones de euros correspondientes a los intereses de la deuda que la Fundación del Valencia Club de Fútbol mantiene con Bankia.

Hay acreedores y acreedores, dice Jaime Prats en su información de El País. Lorena Ortega, en el mismo medio, publicó:

El aeropuerto sin aviones de Castellón paga 7.700 euros al mes de luz

[…]

De hecho, solo los gastos de mantenimiento del aeropuerto de Castellón, como ya publicó EL PAÍS, tienen una factura de unos 300.000 euros mensuales, pese a no estar en funcionamiento. Al año, Aerocas debe hacer frente a un desembolso de cerca de cuatro millones de euros. Un gasto que se destina a sueldos, mantenimiento y costes financieros, entre otros.

Solo en salarios, la Generalitat asume el pago de 382.000 euros al año en las nóminas de las siete personas que trabajan para la sociedad. Entre ellos, su director general, Juan García Salas, que en 2010 cobró 84.000 euros, según las auditorías del Consell. También en gastos financieros hay que asumir 1,2 millones al año.

A ello se suman, además, los contratos de publicidad y patrocinio que la sociedad pública ha ido firmando desde que en 2003 se proyectara el aeropuerto. Desde ese año, Aerocas ha cerrado contratos que ascienden a un total de 30 millones de euros. Alguna de las entidades beneficiarias de estos patrocinios todavía está a la espera de cobrar lo pactado.

En el último consejo de Aerocas, celebrado en febrero, la sociedad cerró tres contratos que supondrán un desembolso de diez millones. Se trata del servicio de gestión de la torre de control que se licitó por 4,25 millones en cinco años. También se adjudicó la contratación de la vigilancia privada por 5,5 millones en cinco años y el de control de fauna, cuyo gasto se prevé en casi 100.000 euros al mes.

Lo que la Generalitat debe al Proyecto Hombre es lo que paga a la empresa de seguridad (¿de quién?) por vigilar el aeropuerto de Castellón
Las elecciones son para elegir y los valencianos han elegido, abrumadoramente, que su dinero vaya a lo segundo en lugar de a lo primero.

El tumor y la enfermedad

Lunes, 11 de Febrero de 2013

El tumor está en Alcorcón. Y bien localizado. Miles de metros cuadrados de suelo rústico que, en breve, serán recalificados y sus dueños, los pagadores del tamayazo, entre otros, recibirán por fin la vuelta de correo de su sobre. Eurovegas es solo una parte; hay mucho terreno para hacer chalets o polígonos industriales para abastecer a la burbuja. Comenzará el mismo proceso que hace diez años, aunque muy localizado porque es un tumor. Especulación, plusvalías, dinero circulando en maletines, operaciones fuera de papel, cortafuegos para Hacienda, conexiones políticas, conexiones judiciales, etc. El proceso también tendrá efecto rebose y una pequeña parte del dinero caerá hacia abajo y, por ejemplo, habrá gente muy feliz porque su piso, según le han dicho en la inmobiliaria, vale un tanto por ciento más.

El tumor está en Alcorcón, pero la enfermedad es compartida. Independientemente de si se hace o no, la Comunidad de Madrid basculará hacia la nueva burbuja porque su modelo es ese, explosivamente expansivo. La financiación irá hacia la nueva burbuja porque tendrá el aval de la Comunidad y ahogará al resto. Es probable que más corporaciones asuman el sistema de presión para lograr más beneficios en forma de exenciones o legislación a medida. Las administraciones tendrán que compensar con tasas extractivas esas exenciones, con lo que el consumo caerá, profundizaremos en la miseria y el círculo vicioso continuará.