Archivo de Enero de 2013

Dejando de existir

Jueves, 31 de Enero de 2013

En España, tendemos a pensar que estamos aislados. Probablemente, se deba a que, desde el XVI hasta mediados del XX, España cerró sus fronteras. No es una exageración. El último condenado a muerte por la Inquisición fue posterior a las Cortes de Cádiz y, hasta hace 40 años, tener un libro extranjero en casa te podía costar un problema; unas hostias o caerte por la ventana, dependiendo del turno de guardia. España estaba aislada; el resto, no. Ponerse un saco en la cabeza niega los propios sentidos, pero no los ajenos.

Ese es el problema. Dan igual todas las explicaciones, conspiraciones o soluciones judiciales. Es indiferente si la cantidad no llega a delito o si este ya no es perseguible. En todo el mundo se ha leído el titular: El primer ministro español, acusado de cobrar comisiones. Y ya. Fuera, no caben los eufemismos de donaciones y sobresueldos. Empresas pagaban y políticos cobraban. Son comisiones. No hay más. No caben matices.

El jueves, el tema más importante debería haber sido Iberia. No es solo turismo, sino, precisamente, conseguir que España sea algo más que turismo. Antonio Ruiz del Árbol lo ha explicado bien: «España como país debe aspirar a acrecentar sus posiciones en un negocio como el turístico en el que aún es una potencia y debe pelear por mantenerse como puerta de conexión entre la mitad sur del Nuevo y el Viejo Continente» […] «Latinoamérica está en expansión y que las cifras demuestran que una de las fortalezas que puede sacar a España de agujero es el crecimiento de las exportaciones, y la inversión nacional en el exterior, muy centradas todas en el Nuevo Continente».

Evidentemente, ha salido cruz. La aerolínea contempla la supresión de unos 4.500 empleos, la reducción de salarios y de la flota de aviones, entre otras medidas. Esto se une a «la reducción dramática de vuelos operados por Iberia, la supresión de rutas con Latinoamérica, el hundimiento del tráfico en el aeropuerto de Barajas, principal hub de Iberia, o el desvío del negocio de carga de la española a los aviones cargueros de British». España debería haber dicho algo. Bankia es el primer accionista de IAG, la compañía resultante de la fusión entre British Airways e Iberia. Cuando se produjo, Iberia se iba a comer a BA; después, fusión entre iguales; ahora, la realidad. La realidad es que España no puede decir nada.

España, se diga lo que se diga dentro, ya no puede decir nada fuera. Ya no puede ir a una cumbre europea a exponer su posición, a exigir nada o buscar alianzas. Lo que ha pasado hoy se ha leído en todo el mundo y, además del apetito por los aviones, los trenes u otros sectores, ha despertado preocupación. España está dejando de existir. Nadie del gobierno fue el jueves al desayuno con el embajador estadounidense. En los próximos días, habrá que hacer pública la cifra de déficir que, seguro, será más elevada que la prevista. ¿Con qué ojos se mirará?

Nos hemos ido a tomar por el culo. Es la expresión que más se ajusta a la realidad. No hay más. No caben matices.

Política antipersona

Miércoles, 30 de Enero de 2013

Hace algunos meses, José María Lassalle, secretario de estado de Cultura, publicó un magnífico artículo titulado Antipolítica y multitud donde alertaba de los peligros populistas de la antipolítica. Era una pena que sus sólidos argumentos flaquearan por estar cimentados en un partidismo, más visible en los silencios que en las menciones. Buscando alertar sobre los perjuicios de la antipolítica, el artículo se convertía en parte de ella. Sus silencios reforzaban el muro de impunidad e irresponsabilidad, la base de la desafección política. La antipolítica no nace en el exterior, sino dentro. Todos los regímenes se cuartean por lo que sucede dentro, no por el acoso exterior.

Ayer, el filósofo Daniel Innerarity publicaba otro gran artículo que flaqueaba por silencios parecidos y, también, por las menciones. Entre otras cosas decía:

Cabe destacar entre las expresiones de nuestro malestar la performance de rodear el Congreso, un gesto que tiene menos sentido que la vieja ley británica que prohibía a los representantes morir en el edificio del Parlamento. ¿No habría que rodear más bien al resto del mundo —especialmente a los poderes económicos o mediáticos— para que el Parlamento ejerciera las funciones que esperamos de él en una sociedad democrática?

¿Es lo mismo? Diría que no, que los poderes económicos y mediáticos son privados y el Parlamento, público, pero puede que esté equivocado y ya estemos en el Estado Corporativo. Hemos tirado la puerta giratoria para que sea más cómodo el tránsito entre lo público y lo privado.

También decía:

La pregunta que yo me hago es cómo pueden encontrarse todavía candidatos para una actividad tan vilipendiada, dura, competitiva, discontinua, escrutada y poco comprendida.

La historia de Ángel Carromero es ejemplar. Desde los 23 años, es cargo de confianza del Ayuntamiento de Madrid. Sus ingresos rondan los 50.000 euros al año. Más que un médico o un profesor universitario. Su repatriación tardó medio año, cuando la media que tienen que esperar los presos españoles en el extranjero es de dos años. Durante su estancia en prisión con condena firme, el Ayuntamiento siguió ingresando su sueldo. El Ayuntamiento de Madrid gasta 10 millones al año en más de 200 cargos de confianza elegidos. Esa cantidad equivale prácticamente a lo que el Ayuntamiento gastará en 2013 en fomentar la creación de nuevas empresas, y supone casi el doble de lo que se dedicará a los museos municipales o a ayudar a buscar empleo a los 254.700 parados de la capital.

Creo que Innerarity ya tiene su respuesta. Dame pan y dime tonto es un fundamento moral con larga tradición en España.

Y llegamos al meollo, la desafección.

A lo que estamos aludiendo cuando tomamos nota de la desafección política es a la crítica hacia cualquiera que esté desempeñando esa tarea (“todos son iguales”, etcétera) y aquí el problema adquiere una naturaleza más grave. […] En cualquier democracia asentada hay multitud de representantes políticos que realizan honradamente su trabajo, pero solo es noticia la corrupción de algunos.

La generalización no se hace desde fuera, sino desde dentro. Unos son corruptos, pero los demás callan y, cuando la corrupción es noticia, los partidos se dividen entre los que defienden numantinamente al corrupto y los que optan por el silencio. La aquiescencia interior es granítica. Todo el mundo asume que, en la política, puede haber el porcentaje de delincuentes, lo que es extraordinario es la creación de una zona de impunidad, una red a la que nunca le pasa nada.

Cuando hace varios años salió la trama Gürtel, no hubo nadie importante dentro del PP que dijera esto es una vergüenza y todo el que haya cogido dinero tiene que dimitir. Nadie. Unos se unieron a la teoría de la conspiración de la secretaria general y otros, como Lassalle, optaron por el silencio; cómplice, como suelen ser los silencios. Cuando hace algunos días estalló el caso Bárcenas, tampoco nadie optó por la autocrítica. Tampoco ha habido respuesta de la Fiscalía o de la Policía. Y eso es lo que se señala desde fuera y, por eso, se generaliza.

Es obvio que la desafección aumenta por la situación de crisis. Hace años, todo el personal disfrutaba del dinero producto de la ausencia de control y, con perdón, moral. Ahora, que ese modelo ha quebrado, la desafección política es solo la codificación del cabreo por la impunidad. Hay gente a la que todavía no ha tocado la crisis y es algo que, para un país que camina a la miseria, se hace insoportable.

Pero ese cabreo solo es una reacción. El movimiento principal es desde dentro de la política. A la clase dirigente le ha podido el miedo a corto, perdón por repetirme, y se ha obsesionado con la impunidad, económica, social y jurídica. Es decir, no verse afectado por la crisis: colocarse en algún puesto, llevarse dinero, comprar cosas, bloquear investigaciones, sobreseer casos, indultos, etc. Esa discrecionalidad es la antipolítica. Mientras tanto: eres, despidos baratos, obstáculos a cualquier subsidio, deshaucios, reducción de becas, subida de tasas, etc. Es decir, políticas antipersona. ¿Qué respuesta cabe esperar?

Poner el foco en la ciudadanía, como hacen Lassalle e Innerarity, es detener al niño que dijo que el Emperador iba desnudo. La respuesta ha de salir de dentro porque los regímenes se joden en el interior. En su libro El poder y el delirio sobre Hugo Chávez, Enrique Krauze descubre que, de entrada, el comandante no tuvo que cambiar muchas leyes, solo aprovechar los mecanismos que había puesto en marcha el bipartidismo previo para controlar el descontento y tapar la corrupción.

PD: Innerarity tiene un gran final: “Es imposible que unas élites tan incompetentes hayan surgido de una sociedad que, por lo visto, sabe perfectamente lo que debería hacerse”. Lo que hay es lo que se ha votado. En todas las elecciones, hay muchos taquitos con papeletas. No solo dos. Pero se equivoca en una cosa. A la gente que rodea el Congreso le interesa mucho la política, mucho. Tanto, que quieren cambiarla.

Los regímenes se joden por dentro

Miércoles, 30 de Enero de 2013

Ayer tuvimos otro artículo sobre antipolítica. Los regímenes (casi) nunca se joden por fuera, sino por dentro. Se pudren. Desde fuera, solo se le puede dar una patada al árbol para que caigan. Hoy tenemos un ejemplo:

En un tono claramente elevado, Santamaría reprochó a la socialista que quizá en la bancada del PSOE haya quien tenga que declarar algún bien o cuenta.

Vamos a cambiar algunos adjetivos para que el personal perciba el tono.

En un tono claramente elevado, el vicepresidente venezolano reprochó al portavoz de la oposición que quizá en su bancada haya quien tenga que declarar algún bien o cuenta.

Se dan pasitos y, un día, alguien se pregunta cómo hemos llegado aquí.

Ultimátum (capítulo final)

Lunes, 28 de Enero de 2013

El 10 de junio de 2011 publicó Claudi Pérez en El País:

Ultimátum a Islandia para que pague a Holanda y Reino Unido

La asociación europea de libre comercio amenaza con recurrir a la Justicia si el país no abona los 4.000 millones por la bancarrota de uno de sus bancos

Tres meses para pagar. Islandia tiene ese plazo límite para compensar a los Gobiernos británico y holandés con unos 4.000 millones de euros si no quiere ir a los juzgados. La asociación europea de libre comercio (EFTA, por sus siglas en inglés) anunció ayer por carta al Ejecutivo islandés que tomará medidas legales al final de ese periodo para poner fin al denominado caso Icesave, una filial de uno de los grandes bancos islandeses (Landsbanki) a cuyos clientes compensaron los fondos de garantía de depósitos holandés y británico tras la quiebra de la entidad. El Parlamento islandés ha llegado en dos ocasiones a acuerdos para hacer frente a ese pago. En ambos casos, la negativa del presidente Ólafur Grímsson a firmar la ley obligó a convocar sendos referéndums. Las dos veces los islandeses votaron no al pago de esa factura por los desmanes causados por una de sus entidades financieras.

La EFTA sostiene que Islandia está obligada por las leyes europeas a garantizar una compensación de 20.000 euros a los clientes de su filial Icesave, que captaba depósitos en Reino Unido y Holanda ofreciendo altas remuneraciones. Pero los islandeses sostienen que no están obligados a efectuar ese pago. Y aducen que fue el Gobierno británico el que precipitó la bancarrota de Islandia al aplicar las leyes antiterroristas a la banca del país del ártico para evitar la fuga de capitales. Cerca de 350.000 personas en Reino Unido y Holanda perdieron sus ahorros cuando eso sucedió, en octubre de 2008, el fatídico mes de la quiebra de Lehman Brothers. Se trata del segundo aviso serio de la EFTA en poco más de un año. Islandia “debe asegurarse de pagar la compensación antes de que las condiciones prescriban”, dijo Per Sanderud, el presidente de la EFTA.

El caso islandés es excepcional en muchos sentidos. Islandia se vio obligada a dejar quebrar a sus bancos. Pidió ayuda al FMI y se vio abocada a una grave crisis económica que supuso una fuerte devaluación de su moneda, una subida de impuestos y un fuerte recorte del gasto público. Inyectó miles de millones de euros en sus bancos para evitar un pánico financiero, y mantiene desde hace ya más de dos años un corralito que impide a los islandeses disponer libremente de sus ahorros. Pero Islandia también promueve un cambio en la Constitución, los islandeses han votado por dos veces en contra de pagar por los desmanes del sector financiero, e incluso la fiscalía islandesa ha encausado a varios banqueros y al exprimer ministro, Geeir Haarde, por su gestión de la crisis. Paradójicamente, Islandia está saliendo de la crisis con más holgura que Irlanda, que garantizó el 100% de las deudas de sus bancos y se vio obligada a pedir un rescate a la UE y el FMI cuando el déficit público se disparó por ese motivo. Los seguros de impago de deuda (CDS) islandeses -que indican la probabilidad que asignan los inversores a una suspensión de pagos- son ahora mucho más baratos que los irlandeses.

“Es casi como si el impago de las deudas acumuladas por un sector bancario fuera de control y la depreciación del tipo de cambio funcionaran mejor (incluso desde el punto de vista de los inversores) que socializar las pérdidas del sector privado y mantenerse en un sistema con un tipo de cambio fijo”, escribe hoy el Nobel Paul Krugman en su blog del New York Times.

Hoy publica El Economista:

Islandia gana la batalla: no compensará a Reino Unido y Holanda por la quiebra del Icesave

Tras casi dos años de lucha en los tribunales, los jueces han dado la razón a Islandia y a su decisión no pagar por la debacle bancaria del Icesave. El país ha ganado la batalla legal para evitar indemnizar a los gobiernos británico y holandés, que en abril de 2011 decidieron demandarle para recuperar los 3.474 millones de euros que adelantaron a los ahorradores de la entidad, cuando quebró en 2008.

La Asociación Europea de Libre Comercio (EFTA) ha rechazado este lunes todas las demandas contra Islandia, al dictaminar que no ha incumplido la directiva relativa a los sistemas de garantía de depósitos, debido a la magnitud de la crisis sistémica que experimentó el país.

Asimismo, y según informa Financial Times, la EFTA considera que Islandia no ha discriminado entre los depositantes de su propio país y los del Reino Unido u Holanda al cubrir el importe invertido por los clientes domésticos pero no el de los extranjeros.

Holanda y Reino Unido decidieron llevar a Islandia a los tribunales en abril de 2011 después de que los islandeses rechazaran por segunda vez en poco más de un año y en referéndum, una ley para indemnizar a 300.000 ahorradores británicos y holandeses, clientes del banco.

En el momento en que Islandia se negó el incidente desató una pelea diplomática de gran envergadura, con Islandia negándose a pagar y el Reino Unido utilizando incluso “legislación antiterrorista” contra el Estado.

Ahora Islandia ha reaccionado con alivio:  “Es una gran satisfacción que el país haya ganado la partida en el caso Icesave, la sentencia del Tribunal de la EFTA pone fin a una etapa importante de un largo proceso”, ha señalado el gobierno, en declaraciones que recoge el FT.

La incertidumbre sobre la cantidad total a pagar por Islandia, con una población de apenas 320.000 habitantes, debido sobre todo a la inestabilidad de la corona islandesa, fue uno de los principales argumentos destacados por los opositores a la ley y que pudo haber impulsado el voto negativo.

El caso Icesave, filial del también quebrado Landsbanki, atrajo a cerca de 350.000 ahorrardores del Reino Unido y Holanda debido a sus altos rendimientos. Tras la quiebra del Landsbanki, los gobiernos británico y holandés decidieron indemnizar a los ahorradores y posteriormente exigieron a Islandia la devolución del dinero que ellos mismos adelantaron.

“Islandia, en esencia no tenía otra opción, defendió en su momento el presidente de Islandia Ólafur Ragnar Grímsson.

“Si se tomara el tamaño relativo de la economía de Islandia y la economía británica”, declaró, “y se transfiriera a la economía británica la suma que el gobierno británico estaba pidiendo a los contribuyentes islandeses como responsables de los errores de este banco privado, habría sido igual […] que pedir a los contribuyentes británicos que fueran responsables de una factura de 800.000 millones de libras de un banco británico caído en España, Italia y Grecia”.

El colapso de Icesave y otros dos bancos islandeses sumió al país en la bancarrota y fue rescatado por el FMI en 2008.

Islandia mantuvo como privada una quiebra privada, algo que, hasta hace veinte años, se conocía como capitalismo liberal y que hoy es una peligrosa doctrina revolucionaria. España hizo lo contrario.

La fiebre del oro

Lunes, 28 de Enero de 2013

Leo en El País:

La fiebre del oro empobrece Grecia

a población teme por los recursos hídricos de la zona. “En la tierra hay muchos minerales y, entre ellos, arsénico en porcentajes altos… No sabemos qué puede pasar”, comenta Toskas. En las conversaciones con los que se oponen al proyecto, el arsénico se nombra a menudo. Dicen que el proceso que la empresa quiere utilizar para extraer el oro —llamado flash smelting— no es factible en un sitio con altas concentraciones de arsénico. […]

El joyero resume las preocupaciones de la gente, también de aquellos que, como él, no han participado en las movilizaciones. “El agua que bebemos viene del monte. Si se contamina, ¿qué hacemos?”, dice. Luego está el turismo: “¿Usted cree que alguien vendría si supiera que a pocos kilómetros hay una mina?”. […]

En diciembre de 2003, el Gobierno griego se hizo con el control de la mina tras un acuerdo extrajudicial con TVX Hellas, la antigua propietaria, que dio por cerrado el proyecto tras las protestas de la población local. El Estado la compró por 11 millones de euros y el mismo día la vendió por la misma cifra a Hellas Gold, fundada tres días antes, cediendo todos los derechos de explotación. Poco después, el 95% de las acciones de la compañía fueron adquiridas por la canadiense European Goldfields (EG). En una auditoría, el valor de mercado de la sociedad se estimaba entonces en unos 400 millones de euros.

¿Qué dice la empresa? Lo de siempre.

“Nuestras operaciones crearán más de 5.000 empleos directos e indirectos”

“el estudio de impacto ambiental para las minas de Calcídica ha necesitado cinco años para ser preparado, revisado y aprobado por el Estado griego”. En cuanto al proceso de producción, la compañía dice haber efectuado “pruebas para determinar que puede usarse con éxito”.

Todo está en regla y, si no, pues se cambia la ley. Si su región se va al carajo, esos 5.000 se lo van a pasar en grande.

Dentro de veinte años, alguien se quejará de que no le avisaron.

Lo primero son las palabras

Lunes, 28 de Enero de 2013

Dentro de una, dos o tres semanas todo el mundo se olvidara del triángulo Mulas, Alameda, Martin. Quedará en algunos chistes que irán teniendo un público cada vez más reducido. Ese no es el problema.

El problema es que el director general de la Fundación Ideas, el teórico granero de ideología del PSOE, publica estudios donde defiende que hay que bajar los salarios y despedir a gente. Ese es el problema o, mejor dicho, los problemas.

Primero, que haya mucha gente dentro del PSOE que esté de acuerdo con él y que, los que no están de acuerdo, carezcan de base ideológica para fundamentar una respuesta. Lo primero son las palabras.

La esclavitud no se abolió por consenso

Miércoles, 23 de Enero de 2013

Uno de los errores más extendidos es pensar que las cosas son como son porque tenían que ser así. Es decir, que la historia tiene una voluntad de relato donde todo tiene un sentido, causa y consecuencia, todo inevitable. Un error complementario es añadir el concepto de progreso, que sostiene que ese sentido es positivo, que el relato de la historia tiene una calidad moral que hace que las cosas vayan a mejor (positivo y mejor son conceptos discutibles, pero sirve su uso común).

La existencia del progreso viene de la religión, donde la parada final es el reino de dios y ha sido asumida por las ideologías o ciertas popularizaciones de la ciencia. Pero es mentira. La historia está llena de saltos atrás y de grupos de gente que se fueron al carajo y, en la mayoría de casos, lo que se presenta como progreso moral abstracto es una explicación a posteriori de una serie de condiciones más pragmáticas.

La abolición de la esclavitud es un buen ejemplo. Suele presentarse como algo lógico, dentro del progreso moral de las sociedades, pero siempre hay una explicación menos poética: la mayor productividad de los empleados libres, la reducción del peligro de revueltas, la necesidad de integrar nuevos grupos de consumo o la presión de la competencia no esclavista. La abolición de la esclavitud en EEUU es un buen ejemplo de esto último.

La guerra de secesión americana siempre ha sido explicada como una lucha entre los bondadosos yanquis y los despiadados sudistas. Perdón por el marxismo, pero no fue así o no fue solo así. Hace años, leí una historia de EEUU (no recuerdo el título, maldita sea) donde se demostraba que hubo tolerancia hacia el esclavismo del Sur hasta que los hacendados comenzaron a pasar del sector primario al secundario. El Norte industrial hizo la proyección, se vio derrotado económicamente y se optó por el camino de la tensión.

Evidentemente, no solo fue eso. También había otras cuestiones como el poder del gobierno central o el equilibrio entre estados esclavistas y no esclavistas, roto por el avance hacia el oeste y muchas más. La historia es muy compleja. Evidentemente, hacia falta envolverlo. Nadie va a la guerra por un punto del PIB o por qué tribunal es el competente. Hacían falta palabras, como derechos, libertad o igualdad, y gente que las dijera, como Lincoln. Hacía falta La cabaña del tío Tom. Ganada la guerra y asegurada la estructura económica, los derechos civiles pudieron esperar un siglo más.

Pero las palabras pueden cambiar porque también lo ha hecho el sistema económico. Hace unos meses, Petros Dukas, ex ministro de finanzas de Grecia y miembro del partido conservador, señaló que los desempleados griegos deberían trabajar gratis y de forma voluntaria. Proponía: “los municipios e incluso el sector privado debería invitar a los desempleados griegos a trabajar sin coste para las empresas”. Explicó que la mayoría de las empresas no pueden pagar y es importante para los desempleados tener algún tipo de acción, que sería bien vista por sus posibles futuros empleadores. Hacer currículum.

Conviene recordar que la esclavitud no desapareció por consenso, sino por factores económicos, políticos y sociales. Conviene recordarlo porque puede volver. Y sin que nos demos cuenta.

PD: El sistema español de hipotecas se parece bastante a la antigua servidumbre de la tierra.

El yo ya no es lo que era

Martes, 22 de Enero de 2013

Hace años, leí un libro donde un escritor explicaba la relación con su padre. Me llamó la atención la ausencia de pudor, que rozaba el exhibicionismo al hablar de sus relaciones sexuales. Esa obra me recordó a otras muchas, sobre todo, cómics: American Splendor, de Harvey Pekar; Píldoras azules, de Frederik Peeters; Persépolis, de Satrapi; María y yo, de Gallardo; La ascensión del gran mal, de David B o Blankets, de Craig Thompson. Todas ellas explican desde un yo a pelo enfermedades o traumas. En una de ellas, Blankets, el autor explica los abusos sexuales que sufieron su hermano y él en la infancia. He recordado esas obras al leer esto en El País:

Leigh Ledare empezó a hacer ruido allá por 2010, cuando el PS1 de Nueva York –sucursal del MoMA para el último arte contemporáneo— le seleccionó para la gran exposición que organiza cada cinco años para destacar lo más prometedor de la escena local. El verano anterior, ya había llamado la atención en los prestigiosos Encuentros Fotográficos de Arles. La comisaria invitada, un mito de la fotografía contemporánea como Nan Goldin, le escogió como uno de los nombres a tener controlados en el radar. Sus imágenes retrataban a una pelirroja de mediana edad practicando sexo con amantes más jóvenes a lo largo de ocho años. Otra serie sobre ese oscuro objeto del deseo, pensaron algunos. Hasta que, al leer la letra pequeña, descubrieron que Tina Peterson, antiguo prodigio de la danza clásica reconvertida en madura bailarina de striptease, era también su madre.

De la banalidad pornográfica, sus imágenes pasaron a la categoría de provocación limítrofe con el incesto. “Es una lectura inicial posible, pero no hay que confundirse”, alega un flemático Ledare, de 35 años, aspecto de hipster jubilado con residencia en Brooklyn y respuestas más sesudas que sensacionalistas. “No estoy documentando la actividad sexual de mi madre, sino estudiando la condición de la mujer frente a las convenciones de nuestra cultura, al ideal que debe encarnar toda madre y esposa. Cuando una mujer se aleja del arquetipo, se la considera una desviada y una pervertida”, explica. “En el fondo, no estoy hablando de algo tan extraordinario: solo es una mujer que practica sexo”.

El fotógrafo estadounidense protagoniza su primera retrospectiva europea, que acaba de hacer escala en el Kunsthal Charlottenborg de Copenhague, donde será expuesta hasta el 12 de mayo. La comisaria de la muestra, Elena Filipovic, analiza el supuesto escándalo en los mismos términos: “A pesar de la omnipresencia del porno en nuestra sociedad, la madre como sujeto sexualizado sigue siendo un tabú inquebrantable”. Y si es su hijo quien participa en su erotización, todavía más. Ledare sostiene que todos sus proyectos giran en torno a la voluntad de “observar lo que permanece oculto, lo que produce vergüenza y preocupación moral”. Por eso admira a Larry Clark, de quien fue asistente durante los noventa. “Pero también a Fassbinder, Mike Kelley o Judith Butler, quienes se especializaron en hacer el mismo tipo de preguntas embarazosas”, añade.

Para el fotógrafo, su trabajo consiste en ponerse a sí mismo en situaciones incómodas. En una de sus primeras series fotográficas, escogió al azar anuncios de contactos en el periódico y pidió a las solicitantes que le fotografiaran en su posición preferida. En una de las últimas, volvió a apostar por otro experimento tan pernicioso como revelador. Se marchó de fin de semana con su exmujer y documentó el reencuentro con su cámara. Dos meses después, le pidió que repitiera la experiencia. Pero esta vez no con él, sino con su nuevo marido. La musa de ambos fotógrafos era la misma, pero la mirada fría y resentida de unas imágenes se volvía tierna y seductora en las otras. “Mi obra quiere ser como un diagrama de las relaciones de poder que subyacen bajo las situaciones corrientes”, concluye Ledare. En sus imágenes, lo anodino esconde lo malsano y lo intolerable conduce hacia lo esclarecedor. Limitarse a llamar al escándalo supone quedarse corto.

Hasta que descubrieron era también su madre. […] Se marchó de fin de semana con su exmujer y documentó el reencuentro con su cámara. Dos meses después, le pidió que repitiera la experiencia. Pero esta vez no con él, sino con su nuevo marido.

Todos los escritores escriben siempre sobre ellos mismos, pero utilizando técnicas narrativas. La principal, la narración, la ficción o la distancia, como queramos llamarla, aunque después se narren hechos reales en primera persona. Sin embargo, en todas las obras del primer párrafo, había un nuevo narrador que nacía de una confusión entre lo personal, lo social, lo laboral y lo íntimo (lo que se puede mostrar y lo que no). En todas esas obras, al valor artístico se le añadía otro factor: la verdad. Las influencias son múltiples (periodismo humano, uso político de la intimidad, la telerealidad o las redes sociales, etc.). Reducirlo al morbo es muy simple. Quizá esas palabras, yo y verdad, están dejando de ser lo que eran. Habrá que preparar la cabeza para una dolorosa y dulce esquizofrenia, de la que nos advirtieron Deleuze y Guattari.

No han entendido nada

Lunes, 21 de Enero de 2013

Cosas que se leen en la portada de El País:

  • Bárcenas tiene un imperio agrícola en Argentina
  • El PP amenaza con denunciar a ‘El gran debate’
  • Rajoy hará una auditoría interna y externa desde que nació el PP
  • El Rey y el Príncipe recuperan la ‘paga extra’ que se quitaron en julio
  • El Gobierno deja sin límite los sueldos de los directivos de las cajas
  • Los grandes almacenes plantean trabajar más con menos sueldo
  • Metro y autobús de Madrid suben una media del 3% en febrero
  • Seat cierra una línea de producción del Ibiza y despide a 400 empleados
  • La Generalitat pagará 118 millones de deuda de los clubes de fútbol

No han entendido nada.

España, capital Seseña

Domingo, 20 de Enero de 2013

No nos lo merecemos, se dice. Yo creo que sí.

Manuel Fuentes era alcalde de Seseña por IU. El pueblo se hizo famoso por la urbanización El Quiñón, edificada por Francisco Hernández, el Pocero, a la que el equipo de gobierno solicitó el cumplimiento de la ley para legalizar. IU denunciaba las presuntas irregularidades cometidas por el equipo anterior, del PSOE, en la concesión de la licencia urbanística. El ex alcalde José Luis Martín está acusado por la Fiscalía Anticorrupción de prevaricación, cohecho y delito contra la hacienda pública en un caso que sigue abierto en un juzgado de Illescas (Toledo).

Sin ánimo de ser exhaustivo, tras la denuncia de intento de soborno, el promotor inició una campaña judicial en la que tuvo, como es lógico, más éxito. ¿Quién los jueces con pasión, sin ser ungüento, hace humanos. Pues untándoles las manos, les ablanda el corazón?, decía Quevedo. Once querellas. En una de ellas, la fianza fue de un millón de euros, dato atribuido posteriormente a un error informático.

Hace dos años, hubo elecciones municipales. Ganó el PP.

Leímos:

El Ayuntamiento de Seseña (Toledo), del PP, ha firmado la recepción de la urbanización de “El Quiñón”, propiedad de Francisco Hernando “El Pocero”, poniendo fin así a años de litigio con el anterior gobierno municipal de Izquierda Unida. Tanto el actual alcalde de la localidad, Carlos Velázquez, como Alfredo Urdaci, portavoz de “Onde 2000″, la empresa promotora de la urbanización de “El Pocero”, han confirmado hoy a Efe la operación, que se cerró el pasado 11 de agosto.

Velázquez ha informado a Efe de que, según los términos del acuerdo, el Ayuntamiento recibe las obras de 5.096 viviendas de la urbanización, correspondientes a 2.776 habitadas y otras 2.320 ya construidas, que llevan sin venderse desde hace más de dos años, que dispondrán ahora de la licencia de primera ocupación. El Ayuntamiento de Seseña se hará cargo de los servicios de mantenimiento de la urbanización, como el alumbrado público, la limpieza y zonas ajardinadas, y acometerá tres proyectos incluidos en el PAU de “El Quiñón”.

Y hace poco:

El pleno del Ayuntamiento de Seseña (Toledo) ha aprobado este jueves la liberación del alcalde del municipio, Carlos Velázquez (PP), quien, tras perder la dedicación exclusiva como diputado autonómico, pasará a cobrar 40.000 euros de las arcas municipales.

Esta decisión se ha aprobado el mismo día en que la Mesa de las Cortes ha fijado el nuevo régimen retributivo de los diputados, que pasan de cobrar unos 3.650 euros al mes a percibir una media de 1.555 euros, a razón de 955 euros de sueldo fijo y unos 600 al mes en dietas.

¿No nos lo merecemos? Yo creo que sí y, además, es bueno que pase. Es bueno que la mierda flote y muy buena señal que al personal le moleste.