Archivo de Diciembre de 2012

Las dos españas

Lunes, 31 de Diciembre de 2012

1.- Publica El País:

Como advirtió la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en su último informe, España está aplicando una política de devaluación interna, ganando competitividad mediante rebajas salariales, sin que se traslade esa misma contención en los precios, la otra vía para ser más competitivos.

Esa política se va acentuar en 2013. Aunque no es vinculante, el acuerdo trienal que firmaron la CEOE y los sindicatos contempla subidas salariales de un 0,6% como máximo para este año. Y las últimas cifras sobre los nuevos convenios firmados arrojan ese misma aumento medio. La realidad es aún peor, porque esos índices no recogen las bajadas de sueldos cada vez más frecuentes en muchas compañías ni el efecto de los ERE.

Frente a esa contención o merma de ingresos generalizada en todos los colectivos, subidas como las de la luz, los transportes urbanos, el IBI (Impuesto de Bienes Inmuebles), las tasas municipales y los impuestos, y la eliminación de desgravaciones como las de la vivienda, conforman un cóctel letal para las economías domésticas.

Publicó La Vanguardia:

El Gobierno ha reducido a la mitad las bases de cotización del régimen transitorio de las empleadas del hogar, lo que supondrá que tendrán que cotizar más aquellas que tiene ingresos bajos. La base mínima de cotización pasa de 90 euros a 147 euros, mientras que la máxima se mantiene en 790 euros, sobre la que se seguirá aplicando un tipo del 22,9% en 2013.

Publicó El País:

Las Sociedades de Inversión de Capital Variable (SICAV) son conocidas por ser el vehículo de inversión preferida de las grandes fortunas y las familias más poderosas de España. A diferencia del resto de sociedades, tributan por sus beneficios un 1%, frente al 25% que pagan las pequeñas y medianas empresas o el 30% de las grandes. Esta discriminación fiscal ha dado lugar a varias iniciativas legislativas con los diferentes gobiernos para que se subiera la fiscalidad. Pero todos, los del PP y los PSOE, han hecho caso omiso a esa petición. Y el actual de Mariano Rajoy va a seguir la misma vía. […]

El patrimonio total gestionado por las SICAV asciende a 23.778 millones de euros, según las últimas cifras de VDOS correspondientes al mes de septiembre, con 405.084 accionistas, en 3.045 sociedades. La rentabilidad ponderada por patrimonio medio asciende al 3,79% en el acumulado anual hasta septiembre.

Farmacor

Lunes, 31 de Diciembre de 2012

Publica El País:

El Ministerio de Economía y Competitividad estudia liberalizar las farmacias, de forma que cualquier persona o empresa pueda abrir una. Actualmente, solo pueden ser dueños y titulares de una botica los licenciados en Farmacia. La iniciativa, que se recoge en un documento de trabajo del departamento de Luis de Guindos al que ha tenido acceso EL PAÍS, abriría la puerta a las grandes cadenas. Aunque eso sí, la dirección del establecimiento seguiría en manos de un farmacéutico. El cambio supondría un duro golpe para las boticas —en su mayoría pequeñas empresas— y modificaría totalmente el mapa actual, para situar a España en la línea de países como Holanda o Reino Unido, donde el sector está más liberalizado y muy controlado por grandes empresas.

Publiqué el 26 de agosto de 2011:

¿Farmacor?, ¿medicor?

Los boticarios son gente de orden, ¿cuál es el objetivo de la presión a las farmacias de Castilla-La Mancha?, ¿que cierren para que el sector pase a la gran distribución?, ¿está ya registrado el nombre Farmacor?, ¿y Medicor?

Parece que era el objetivo.

La deriva

Viernes, 28 de Diciembre de 2012

Durante la mañana del 29 de marzo de 2012, los Mossos d’Escuadra detuvieron a dos estudiantes de la Universitat de Barcelona que participaban en un piquete informativo. El primero de ellos, 20 años, cursaba Físicas y trabajaba por las tardes como becario en el aula de informática. El segundo, de 19 años, estaba matriculado, gracias a una beca, en la doble titulación de Matemáticas y Físicas. Ambos carecían de antecedentes. Ambos cayeron, y no por casualidad, en el juzgado de instrucción número 18 de Barcelona.

Los delitos atribuidos por los Mossos a los estudiantes fueron desórdenes públicos, contra la seguridad vial y daños. Para entendernos, participar en el corte de la Diagonal con contenedores. Los Mossos también atribuyeron a uno de ellos la posesión de una mochila con material incendiario, un walkie talkie y prendas para ocultar el rostro. El estudiante lo negó.

Durante la tarde de ese 29 de marzo, se produjeron graves incidentes en Barcelona, como la quema de contenedores o la destrucción de una cafetería. Las denuncias de que policias infiltrados (gente corpulenta, rostro tapado, mochila, pinganillo y porra extensible) participaron en los hechos más graves fueron numerosas. En total, hubo 79 detenidos ese día. Por ejemplo, un joven de 25 años y nacionalidad española con antecedentes por daños, amenazas y tenencia de armas o explosivos que fue acusado de participar en los incidentes de la cafetería.

En la madrugada del Sábado 31 de Marzo, se decretó prisión sin fianza para los dos estudiantes. Para dictar prisión preventiva a un detenido sin antecedentes, los delitos deben sumar una pena mayor a dos años y debe haber riesgo de fuga, de inutilización de pruebas o reiteración delictiva. En su auto, la juez señaló que había riesgo de fuga y “alto pronóstico de comisión pasada y futura de hechos análogos” durante el Primero de mayo, la cumbre del Banco Central Europeo (BCE) y el partido Barça-Espanyol, sin que acreditase su vinculación al mundo del fútbol. También, la juez indicó que “la tipificación penal” no era cosa de la policía y amplió los delitos: atentados agravados, tenencia de elementos peligrosos, resistencia y lesiones; ya sumaban cinco años y medio. Los abogados de los dos estudiantes recurrieron la prisión preventiva. El 10 de abril, la jueza la mantuvo.

Esos días, la prensa de Barcelona no habló de las cloacas del estado. No comentó nada de la ampliación de los delitos, de la discrecionalidad para elegir juzgado por parte de la policía o de la necesidad de investigar la presencia de infiltrados violentos o la presunta fabricación de pruebas. Esos días, La Vanguardia instó al Govern a mantener el orden y habló de terrorismo, de una red europea, de cuestiones que estaban por encima de los casos concretos. La paz social y mostrar que la Generalitat era capaz de mantener el orden eran más importantes.

El 19 de abril, los Mossos detuvieron a seis personas por hechos del 29 de marzo. El 20 de abril, El comisario general de coordinación territorial de los Mossos d’Esquadra, dijo en un discurso: “les [sic] iremos a buscar, ya se pueden esconder donde quieran porque les buscaremos, sea en una cueva o en una alcantarilla que es donde se esconden las ratas. Tampoco les servirá esconderse detrás de unas siglas, o una asociación, o una capucha, o de una revista, o de una asamblea que no representa a nadie o incluso detrás de una silla de la universidad. No vale poner el objetivo social a cualquier actividad para justificar saltarse la norma”.

La prensa de Barcelona no pidió su dimisión, ni siquiera al conocerse que, en su proyecto final del máster en Políticas Públicas de Seguridad organizado por la UOC presentado el 12 de nooviembre de 2009, decía (pags 28-29): Incluso si la concentración o manifestación, que es lo que estamos hablando, no se prevé bastante violenta, se puede llegar a provocar un poco, con detenciones poco justificadas y nada pacíficas unos días antes para calentar el ambiente. También se pueden hacer redadas preventivas a los lugares donde se encuentran habitualmente personas cercanas a la ideología de los convocantes con la excusa de buscar drogas o lo que sea necesario. La redada estará especialmente mal hecha y con trato humillante para encender más los ánimos, si es necesario. La consecuencia previsible de estos comportamientos previos y el diseño del dispositivo policial, es que acabará con una batalla campal”. En ese texto se habla de la numerosa presencia de antisistema extranjeros, Italia y Grecia, en Barcelona.

El 21 de abril, el joven de 25 años y nacionalidad española con antecedentes por daños, amenazas y tenencia de armas o explosivos fue puesto en libertad con cargos y fianza. Los dos estudiantes sin antecedentes siguieron el prisión.

El 24 de abril, los Mossos detuvieron a una sindicalista de CGT, que había particiado en una quema simbólica de billetes frente a la Bolsa de Barcelona el 29 de marzo. 27 días después. La sindicalista iba con el rostro descubierto y el hecho fue grabado. El juzgado de instrucción decretó su ingreso en prisión.

La movilización social de apoyo a los dos estudiantes, reflejada más en El Periódico que en La Vanguardia, fue creciendo y el cuatro de mayo, la sección octava de la Audiencia de Barcelona decretó su libertad sin fianza, un varapalo al juzgado de instrucción. También, la de otro ciudadano, que también permanecía en prisión desde el 29 de marzo por la mañana. Quedaba en prisión la sindicalista. El 17 de mayo salió con fianza de 6.000 euros y con cargos. El 29 de mayo hubo otra tanda de detenidos por incidentes del 29 de marzo, cinco en Barcelona, a los que se acusó de pertenencia a grupo criminal. El 15 de junio, seis personas de Badalona, dos de ellas de la CNT, fueron detenidas. La fechas no son casuales. El número total de detenidos por el 29-M superó el centenar.

Ahora, la prensa de Barcelona sí habla de tramas policiales y de cloacas del estado. Otros medios, ahora, hablan de cuestiones que están por encima de los casos concretos. La unidad de España es más importante que un grupo dirigente, precisamente, justicia poética, el que mantuvo casi cuarenta días a los dos estudiantes en prisión preventiva. En Madrid, algún homólogo del mosso puede haber pensado lo mismo: “Tampoco les servirá esconderse detrás de unas siglas, o una asociación, o una capucha, o de una revista, o de una asamblea que no representa a nadie o incluso detrás de una silla de la universidad”.

En nuestro sistema, no hay nada más importante que los procedimientos, nada, ni el orden, ni la unidad del estado, ni la economía, ni nada. No se puede estirar la ley hasta donde sea posible y un poco más allá. O hay ley o no la hay. Si gente de buena voluntad permite o promueve vulneraciones de derechos debe saber que que, en otras circunstancias, los derechos vulnerados pueden ser los suyos. Si el procedimiento es arbitrario por razón de estado, basta con leer historia, esta se va ampliando hasta que solo queda el poder y cualquiera puede hacer lo que quiera, siempre que disponga de la capacidad necesaria para hacerlo. Es algo que sucede en las derivas autoritarias. El camino no es reversible; hay que comenzar otra vez.

PD: El pasado 14 de noviembre hubo otra huelga general y dos personas fueron detenidas en la puerta de su casa. También había una mochila. En este caso, con un artefecto casero. Según su abogado, sin huellas. Una de estas personas, tras ser interrogada en la comisaría de Moratalaz por policías con el rostro cubierto, ingresó en prisión. Según su abogado, el juez cambió la fundamentación de “alarma social”, concepto que no figura en la ley, a “riesgo de fuga”. Poco después, pasó al protocolo FIES grado 5 (Fichero de Internos de Especial Seguimiento), por el que se restringen sus visitas y se supervisan sus comunicaciones. Hoy viernes, día en que hay numerosos actos actos para pedir su libertad, lleva 44 días.

PD2: Stella Antoniou estuvo 18 meses en Grecia. En ese país, veremos cosas que nos acojonarán. Mucho. Y leeremos a gente justificarlas sin darse cuenta de que lo importante es el procedimiento.

La suma de todos no sale

Jueves, 27 de Diciembre de 2012

El 26 de diciembre de 2012, ayer, publicaba El Mundo:

La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid ha cifrado en el 12,8% el seguimiento de la huelga convocada para hoy por la Asociación de Facultativos Especialistas de Madrid (AFEM) en contra de la externalización de la gestión de centros sanitarios. La AFEM lo sitúa en el 67%. Según Sanidad, el seguimiento en los hospitales ha sido mayor, en concreto del 15,81 %, mientras que en Atención Primaria cae hasta solo el 0,83 %.

0,83% de seguimiento. Es casi uno de cada cien. Suponiendo que hay 8.000 en los Centros de Atención primaria (en Madrid hay unos 36.000 colegiados), quiere decir que ha habido 80 médicos de atención primaria en huelga. Deben estar muy repartidos porque todos conocemos a alguien.

Hoy, publica la SER:

Por su parte, la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid ha hecho balance de las cuatro últimas semanas de huelga en el sector y ha asegurado que se han cancelado cerca de 40.000 consultas, según ha informado en un comunicado.Durante las cuatro semanas de huelga en la sanidad madrileña, de los días 26, 27, 28 y 29 de noviembre, 3, 4, 5, 10, 11, 12, 13, 17, 18, 19 y 20 de diciembre, se han suspendido 6.244 operaciones quirúrgicas, y no se han atendido 39.860 consultas hospitalarias. En cuanto a las altas de pacientes en los hospitales, durante esos once días se han dado 13.167 altas menos, comparadas con la actividad normal de los centros hospitalarios, ya que ha habido 18.273 altas, frente a las más de 31.440 que corresponderían a días de actividad normal; es decir, un descenso de casi del 42%.

Ayer y hoy.

Es decir, por un seguimiento del 15,81% ha suspendido 39.860 consultas y 6.244 operaciones quirúrgicas. Si hubiera habido un 100% de seguimiento, se habrían suspendido 252.119 consultas y 39.493 operaciones. Es decir, casi ningún madrileño sin médico. Lo más razonable es pensar que los segundos números salen de bases de datos, mientras que los primeros llegan a la consejería de Sanidad en bolsas blancas.

Sin embargo, se puede ir más allá.

En declaraciones en TVE, recogidas por Europa Press, el consejero madrileño ha indicado que aunque el numero de facultativos que han secundado los paros ha ido “descendiendo” cada día y se ha situado en una media de en torno a un 20 por ciento, los paros han afectado “al conjunto de los servicios”.

En torno al 20%.

La cuestión es que la información continuaba y ofrecía datos por hospitales:

  • …el Gregorio Marañón llegó a hacer sólo el 14 por ciento (22) de las cirugías programadas…
  • …los Hospitales de El Escorial, Guadarrama, Henares, Infanta Cristina, Infanta Leonor, Infanta Sofía, Puerta de Hierro-Majadahonda, Sureste y Tajo suspendieron 211 intervenciones quirúrgicas, casi siete veces más (680,65 por ciento) de las que se suspenden un día normal…
  • …el Hospital del Sureste durante ese día suspendió 29 intervenciones. Además, no se hizo el 80 por ciento de las intervenciones programadas…
  • …en el Hospital del Henares, donde no se hizo el 97,5 por ciento de las intervenciones programadas…
  • …en los hospitales tradicionales de agudos y de apoyo sólo se hicieron 358 intervenciones quirúrgicas programadas, el 30,81 por ciento…
  • ….el Carlos III o el hospital Santa Cristina no hicieron una sola intervención programada…

En la misma comparecencia.

El marxismo no sirve para nada, salvo para entender las cosas

Jueves, 27 de Diciembre de 2012

Publica Àlex Gubern en ABC:

Un investigador del CSIC construye desde hace años modelos matemáticos que sirven para explicar, y predecir, por qué en un país estalla una guerra civil 

¡Tomá!

Dice este señor:

«La visión marxista de que el choque de clases, la desigualdad económica, explican la conflictividad ha fracasado por completo. Nunca se ha podido demostrar científicamente», precisa Esteban, cuya investigación ha determinado, en cambio, que es el «choque étnico y religioso» y, sobre todo, el grado de «polarización» entre los distintos grupos, lo que explica el origen de las guerras.

Y también, en el párrafo siguiente:

Los resultados empíricos demuestran que los conflictos étnicos no tienen su origen en diferencias culturales profundas u odios irracionales, sino cuando se conjugan con la abundancia de recursos apropiables». De alguna forma, una reformulación de la superada visión marxista. «En el fondo detrás de todo hay una racionalidad implacable, beneficio económico y político, que acaba siendo lo mismo», asume el profesor Esteban.

Pero, por Engels, ¿en qué quedamos?, ¿ha fracasado o todo es economía?

Lo que quiere decir este señor es que, en la mayoría de casos, hay cuestiones sociológicas que se superponen a las económicas y que estallan por azar, por ejemplo, un atentado en Sarajevo. Magnífico, es un consenso bastante extendido entre los historiadores.

Falta la predicción, ¿dónde?, ¿cuándo?

Pedro sostiene que ese trabajo necesita una serie mucho más larga, como sabe cualquier lector de Pinker. No basta con 138 países en el periodo 1960-2008, sino que hay que remontarse al inicio.

También me dice que ya se ha hecho la película:

La película trata sobre Maximillian Cohen, un matemático muy reservado, bastante paranoico y aquejado de fuertes migrañas, quien cree que toda la naturaleza puede ser representada mediante números. Max pretende descubrir el modelo matemático de la bolsa a través de cálculos y programas propios que introduce con su ordenador Euclides. Después de una inspiración provocada por la cábala, que le enseñan un grupo de místicos judíos, Maximillian crea un programa con el que consigue unas pocas predicciones impresas en un papel, pero a costa de fundir el ordenador y los datos, debido a un bug (error de software) que hace que aparezca un número de doscientos dieciséis dígitos después de las predicciones. Decide tirar el papel de las predicciones y el bug pensando que se trataba de un fallo en el programa.

Más tarde, su mentor (que estudiaba el número PI), le cuenta que él también había sufrido varios bugs en su estudio, y que aparentaba haber detrás algo más que un simple error de software.

A partir de ese momento Maximillian se ve envuelto en una persecución, por una parte de una empresa que consigue el papel con las predicciones, que han resultado muy exactas, y el grupo de judíos estudiantes de la Torá que quieren el número de 216 dígitos, ya que representa el verdadero nombre de Dios, que se perdió en la destrucción del segundo templo de Salomón.

La Reina de Corazones y el derecho de huelga

Jueves, 27 de Diciembre de 2012

Leo que el presidente de la Comunidad de Madrid pide regular el derecho de huelga, reconocido por la Constitución, pero no desarrollado en una Ley Orgánica, como preveía el Texto.

No se va a hacer porque sí tiene jurisprudencia.

Una Ley Orgánica sobre el derecho de huelga debería incorporar, tomar como base o, por lo menos, no desoír las diversas sentencias que, por ejemplo, suelen considerar abusivos, a posteriori, los servicios mínimos. Una futura Ley de Huelga no permitiría a las administraciones ser arbitrarias.

Lo que quiere el presidente de la Comunidad de Madrid es hacer lo que le dé la gana cuando le dé la gana y cómo le dé la gana, como la Reina de Corazones de Alicia, y eso no tiene nada que ver con el proceso legislativo.

Compañero y compatriota

Miércoles, 26 de Diciembre de 2012

El 28 de julio publicó El Mundo:

Margallo ha informado de que la embajada española ha contratado a un abogado para defender a Carromero y de que hasta que no concluya la investigación en torno al accidente (algo que prevé que ocurra el lunes o el martes, no se sabrá si estará imputado. Sólo en ese momento cabría hablar técnicamente de detención, según ha explicado.

“La diplomacia española ha desplegado desde el minuto uno contacto no sólo en Cuba, sino en todo el mundo, con todos los aliados”, ha señalado Margallo, que ha precisado que entre esos países con los que se ha contactado está Suecia, de donde es el otro joven que viajaba en el vehículo.

Ha informado de que Carromero ha estado acompañado por la cónsul honoraria y por el cónsul español, y ha hecho hincapié en que el objetivo prioritario del Gobierno es el bienestar y la seguridad del joven.

“Si se produjese una imputación, nos gustaría que estuviese alojado en nuestra embajada, y lo más importante es conseguir la repatriación inmediata de nuestro compañero y compatriota”, ha insistido. De ahí que haya reiterado la necesidad de mantener la máxima discreción al respecto.

“Compañero y compatriota”. El orden es importante.

Esperando a los juancarlólogos

Martes, 25 de Diciembre de 2012

Leo en La Vanguardia:

La escena se ha completado con un retrato de joven del Infante Felipe de Borbón, futuro duque de Parma, fundador de la dinastía Borbón-Parma, de la colección del Museo de Prado.

Necesitamos intérpretes.

Un primer dato es que el infante Felipe de Borbón fue el cuarto hijo de Felipe V, rey de España, el triunfador en la Guerra de Sucesión española. Aunque comenzó siendo un guerra europea (Francia, Baviera y Castilla frente a Austria, Prusia, Hanóver, Provincias Unidas, Saboya, Portugal, Inglaterra y Aragón), terminó siendo una guerra ibérica. Tras la derrota de Aragón, el 11 de septiembre conmemora la entrada de las tropas de Felipe V en Barcelona, se promulgaron los Decretos de Nueva Planta donde se unificaba administrativa y lingüísticamente la corona española, salvo Vizcaya. Es decir, se puede interpretar la presencia del retrato como una toma de postura en la controversia catalana.

Otro dato es que se trata de un personaje profundamente europeo. Participó en la Guerra de Sucesión de Austria y, tras la Paz de Aquisgrán se convirtió en nuevo soberano, con el título de duque, de los estados de los Farnesio, fundando así la Casa de Borbón-Parma. Por el Tratado de Versalles, estuvo a punto de convertirse en Rey de los Países Bajos del Sur, más o menos la actual Bélgica. También participó en la Guerra de los Siete años, donde el pacto de familia borbónico anuló el anterior Tratado. Es decir, se puede interpretar que el Rey ha querido decir a Europa que no pueden soltar amarras y dejar a la balsa de piedra ibérica a la deriva y, también, que el Gobierno debe luchar en Europa y no solo hacer el ridículo.

Un tercer dato es antepasado común de los Borbones de España, los Borbones de las Dos Sicilias y la Casa de Orleáns. Es decir, se puede interpretar que el Rey ha querido decir que, por mucho Marichalar, Urdangarin, Botswana o Corina que ennegrezan el horizonte, él pertenece, cree pertenecer, a algo que está fuera. No está sometido a debate.

Un cuarto dato es que el Duque de Parma confió al inicio de su carrera militar en el Marques de la Ensenada, uno de los principales representantes de la tímida ilustración española. Y, en Parma, desarrolló una política de signo ilustrado, regalista y jansenista: se introdujeron reformas que sanearon la Hacienda, se reforzó el poder del Estado, se crearon escuelas públicas y se desarrollaron nuevos planes de estudios universitarios. Es decir, se puede interpretar que el Rey ha querido decir que hace falta un cambio en la actual política de “si no tienen pan que coman cruasanes”, representada por el “que se jodan”, “la gente emigra por las ganas de aventura” o “la gente se gasta el paro en teles de plasma”.

Son cuatro datos. Quizá son todos a la vez o quizá son otros o quizá no es ninguno y es el cuatro que había y el problema es un exceso de paranoia marxista-leninista. Feliz Navidad.

La madrileñización de La Vanguardia

Domingo, 23 de Diciembre de 2012

El problema de la prensa española viene del franquismo. A pesar de lo que se suele pensar, es un fenómeno que no tiene que ver con la ausencia de libertad de expresión, sino con el funcionamiento estructural. Cuando el resto de Europa veía nacer sus sistemas de diarios modernos, aquí teníamos el parlamento de papel, un conjunto de diarios que eran órganos de expresión de las diferentes familias de la dictadura: monárquicos, católicos, falangistas, militares, etc.

Su objetivo no era tanto la defensa de sus ideas, sino de las personas defensoras de esas ideas; es decir, su pelea no era establecer el marco mental o la principal corriente de pensamiento, sino lo mesurable, los despachos. Cada diario buscaba cortar las cabezas de los enemigos y promocionar a los suyos. Así, no había línea editorial porque esta podía cambiar dependiendo de las circunstancias, sino campañas concretas con objetivos concretos. A por fulano, hasta que caiga, o hay que colocar a mengano en este ministerio.

Este sistema se extendía a la financiación. El dinero entraba a través de publicidad institucional, que era toda por la ausencia de libertad de empresa, grandes paquetes de suscripciones y óbolos directos a través de subvenciones o deducciones. Tener que responder ante el lector o el anunciante es el principal equilibrio de los sistemas modernos de medios de comunicación y su ausencia, como en España, siempre es nociva.

Los dos principales nombre de este sistema fueron Emilio Romero y Luis María Anson, mentores de Juan Luis Cebrián y Pedro José Ramírez, que perpetuaron la estructura, aunque limitada a Madrid.

A partir de la Transición, Grupos como Joly, Prensa Española o Vocento y miles de buenos profesionales han logrado establecer en sus territorios un sistema de prensa bastante más moderno que el madrileño. Son empresas rentables y El Norte de Castilla, Levante o La Vanguardia son diarios más europeos que los de Madrid. La Opinión de Zamora, aunque no se lo crean, tiene una línea editorial más independiente que La Razón, ABC o El Mundo.

En la Corte, donde el dinero, pervivió soterradamente el parlamento de papel. Primero, monopolizado por Cebrián y, después, en pugna con Ramírez. Recordemos las características de este sistema: financiación institucional, irresponsabilidad ante el lector, carencia de línea editorial y pelea por los cargos. Se renunciaba a explicar el mundo, los hechos, en beneficio de los objetivos concretos.

Los ejemplos de todo lo anterior son innumerables. El País se cargó a Borrell para poner a Almunia y las páginas de latinoamérica de  este diario responden a los intereses empresariales de la empresa editora; personas con vinculación política manifiesta han firmado páginas de opinión. Para ABC, abuchear a un cargo del PSOE es la justa ira, pero abuchear a un cargo del PP es atacar a la democracia. Parecen insultos a la inteligencia del lector y lo son, pero la prensa madrileña se dirige a militantes, no a lectores.

Como lector, llevo años leyendo La Vanguardia, que ha logrado ser el mejor diario estatal. Sin embargo, estamos asistiendo a un fenómeno curioso: su madrileñización.

Hace diez años, por poner una fecha, era el principal diario europeo del kiosko. Tenía una línea editorial que no estaba vinculada a ningún proyecto político concreto. Podía posicionarse tras analizarlos, pero una cosa es particiar de una opción y otra, implicarse. En los huevos con bacon, la gallina participa; el cerdo se implica. Hoy, La Vanguardia está implicada en un proyecto político concreto. No hay análisis, sino pelea

No hay un punto de inflexión. Seguramente, la evolución estuvo relacionada con la asimilación de que era necesario volcarse en el cambio de gobierno autonómico y, después, estatal para solucionar las diversas crisis. La Vanguardia renunció a explicar el mundo y se vinculó a proyectos políticos concretos. En una extraña pinza, muy madrileña, el diario que publicó el editorial sobre la sentencia del estatut se vinculó al partido que promovió el recurso sobre el estatut para desgastar a los gobiernos, autonómico y estatatal, que promovieron el estatut.

Una vez logrado el objetivo político, se trataba de influir en el nuevo gobierno y La Vanguardia actuó de mensajero. Se recordó a Rajoy que La Vanguardia había sido el principal diario en apostar por él en el proceloso 2008 (el editorial No se vaya, señor Rajoy). En lugar de explicar el mundo o de plantear un proyecto político, se evolucionó hasta ser una portavocía. El nuevo gobierno no escuchó.

Para salvar la sordera, se optó por aumentar el ruido y el partido político del Govern optó por un salto adelante que unía groseramente el futuro del país con su proyecto político concreto. La Vanguardia, mejor dotada intelectualmente, se puso a la cabeza para dar forma al mensaje: un ordago, Hor Dago, palabra vizcaína muy usada en sus páginas para explicar la política madrileña. La prensa madrileña cogió el guante y se situó en el otro bando. Todo se madrileñizó, golpe por golpe, mensaje por mensaje. La Vanguardia, finalmente, ha pasado de explicar el mundo a contestar a El Mundo.

Es muy complicado salir del parlamento de papel, de los pasillos, de la pelea, porque, cuando se toma la decisión de salir, de apartarse un poco para volver a mirar las cosas con otra mirada, la periodística, siempre queda algún golpe por responder, algún duelo pendiente; la cla puede gritar “cobarde”. El ruido solo dura un instante.

Ítaca (parte II)

Viernes, 21 de Diciembre de 2012

Ayer, Enric Juliana en La Vanguardia planteaba una extensión del timo de las banderas:

El pacto CiU-ERC permite imaginar un año 2014 con elecciones generales anticipadas en España (coincidiendo, por ejemplo, con los comicios europeos previstos para junio de aquel año). El relato está servido. Antes de que los catalanes sean llamados a votar en un referéndum que el Tribunal Constitucional tardará menos de dos días en declarar ilegal, los ciudadanos de toda España podrían ser llamados a las urnas por el Partido Alfa, con un discurso de reafirmación nacional por encima de los avatares de la crisis. Frente al soberanismo catalán, soberanismo español, con el apoyo tácito del orden realmente existente en Europa; para ser más precisos, en la Europa continental, que no inglesa.

Es decir, que se vote en toda España contra los catalanes que castigan a los niños que hablan castellano (versión actualizada del mito folclórico del robaniños). El ambiente en Madrid, no en los pasillos de Madrid, sino en Madrid, no en los platos de Madrid, sino en Madrid, no invita a pensar en un cambio de foco, pero no hay que menoscabar la estupidez del personal.
PD: Catalunya sigue camino de Ítaca, aunque ha entrado en fase dos:

Més lluny, heu d’anar més lluny
dels arbres caiguts que ara us empresonen,
i quan els haureu guanyat
tingueu ben present no aturar-vos.
Més lluny, sempre aneu més lluny,
més lluny de l’avui que ara us encadena.
I quan sereu deslliurats
torneu a començar els nous passos.
Més lluny, sempre molt més lluny,
més lluny del demà que ara ja s’acosta.
I quan creieu que arribeu, sapigueu trobar noves sendes.

Y recordemos que la tercera parte de la versión de Llach decía Bon viatge per als guerrers que al seu poble són fidels.