Archivo de Agosto de 2012

Lo mejor que le podía pasar a la cultura española

Miércoles, 29 de Agosto de 2012

Hace tiempo, plantee la elaboración del Índice Papito para incorporarlo al análisis del panorama musical. El índice combinaría el nivel de repetición de las obras (discos de éxitos, versiones, dúos, remasterizaciones, etc…), el nivel de cacofonía (idénticas pautas musicales) y, después, dividiría la presencia en medios enlatados y buclólicos, de bucle, (TV, radios) con los medios presenciales y abiertos (conciertos y la red). Nos saldría una clasificación, el Índice Papito, que después deberíamos comparar con los más vendidos o los más famosos o los más premiados y, entonces, tendríamos el nivel de regurgitación musical del país. Sospecho que, en los primeros, puestos tendríamos a Miguel Bosé, Sergio Dalma, Alaska, Melendi o Jarabe de Palo, dos maestros de la cacofonía. Se mire como se mire, no es lo mismo establecer un sonido propio que hacer siempre canciones con palabras llanas.

Aunque no era su intención, es probable que el Gobierno solucione el problema de regurgitación cultural (el índice es ampliable a otros sectores) echando mano de soluciones liberales, muy del gusto de su Secretario de Estado, José María Lassalle (aunque es probable que también sea una coincidencia porque su principal proyecto, la ley de mecenazgo, está en vía muerta). Se trata de la destrucción creadora, término ideado por el sociólogo alemán Werner Sombart, pero popularizado por el economista austriaco Joseph Schumpeter. Según este señor, periódicamente, lo nuevo se carga a lo viejo; es decir, los emprendedores, los nuevos productos o las nuevas formas de producción y distribución destruyen, de una forma traumática, el tejido empresarial anterior. Nada nuevo. Lo que sí aporta esta teoría es la base ideológica para desentenderse de las convulsiones económicas (que es como los liberales llaman a la miseria ajena) y facilitar los flujos de dinero a sectores afines (usando la excusa del emprendimiento). La teoría, sobre todo, insta a los poderes públicos o no intervenir en el proceso y no sostener a las industrias ‘viejas’ y llamadas a morir, como el pequeño comercio, la del carbón, la de los toros o la Iglesia Católica, aunque sólo se aplica a las dos primeras.

Hoy publica El País que, según los cálculos de la Unión de Asociaciones Empresariales de la Industria Cultural Española, que se creó tras el anuncio del nuevo IVA por parte del Gobierno en julio, la subida va a costar al cine, el teatro y la música la pérdida de 43 millones de espectadores, además del cierre de un 20% de las empresas y la destrucción de 4.000 empleos directos. Destrucción creadora, amigos, ¿o no suge siempre la luz tras el túnel?, ¿acaso no surgió la prosperidad tras el incendio del monte Abantos? Hoy, los pueblos de El Escorial y San Lorenzo de El Escorial ocupan aproximadamente el doble de espacio que hace una década y eso que el presidente Gallardón juró a contraluz, como Escarlata, que nadie construiría allí.

La subida del IVA y el descenso de la renta disponible (un factor más importante y del que nunca se habla) es probable que tengan un efecto terrorífico en la industria cultural española (afectada tanto por la piratería como por la regurgitación), pero hay que mirarlo con optimismo. Quizá seamos el primer país que se adapte a los los nuevos productos o las nuevas formas de producción y distribución, que no sé por dónde irán (aunque sospecho que habrá que estar atento al gordo cabrón; los medios apenas recogen su proyecto). ¿Trueque, presencia e intercambio directo para eludir el IVA? ¿Obras abiertas y colectivas distribuidas a través de redes y nubes? No sé. Lo que sí tengo claro es que el apocalipsis profetizado por Aute para 2014 no sucederá.

PD: En febrero, publiqué un artículo donde defendía que la primera perjudicada por el ocaso de las descargas iba a ser la propia industria de contenidos, sobre todo, las series. Sin datos, intuyo que no me equivoqué. Me imagino a las productoras rezando para que el gordo cabrón monte algo que les permita triunfar en los lanzamientos de este otoño.

PD2: Sobre el gordo cabrón, un gran artículo de Félix de Azúa.

La CEDA saca las banderas (cuidado con las carteras)

Lunes, 27 de Agosto de 2012

Hace tiempo, el Scottish National Party abrió una página para solucionar dudas sobre la independencia de Escocia. Como español, esperaba encontrar insultos cruzados, referencias más o menos escatológicas a Wallace, Robert The Bruce o Eduardo I o morralla desafiante del tipo os vamos a invadir, ¿quién os defenderá? o estamos mejor sin vosotros. Sin embargo, lo que había eran las preguntas razonables que le vienen a la cabeza a todo el que no vive del cuento: cotizaciones, impuestos, tratamientos médicos, normas de acceso a la función pública, titulaciones, etc… Todas esas cosas de las que nunca se habla aquí cuando se habla de territorialidad y de las que no se hablará en el mes y medio que nos separa de las elecciones gallegas y vascas. El tema de las elecciones debería ser el modelo socioeconómico, quién debe pagar impuestos, cómo, cuántos y para qué. Es decir, si debe haber copago sanitario o persecución del fraude fiscal; si se debe subir el IVA o recuperar el impuesto de sucesiones o si deben eliminarse todas las becas de estudios o las ayudas a centros privados.

Pero es probable que no sea así y que la CEDA (PP-PNV-CiU), de acuerdo en el copago, la subida del IVA o las ayudas a los centros privados, centre el debate en la cuestión identitaria: los insultos, las referencias escatológicas o la morralla desafiante. El PNV comenzó metiendo la pata y su candidato, Urkullu, anunció una reforma fiscal basada en el modelo Lola Flores (”es una demagogia que paguen más impuestos los que más ganan”); es decir, subida de los impuestos indirectos y copago en los servicios públicos. El PP corrigió el punto de mira señalando su preocupación por el triunfo de un proyecto independentista y Urkullu ha centrado su discurso: “mantengo 2015 como horizonte para que Euskadi tenga otro estatus”. Todo ello, además, trufado por la polémica de la libertad condicional de Bolinaga y la ayuda de CiU, que tratará de ocultar su rescate con una pimpinelaica pelea en broma llamada pacto fiscal. Agarren su bandera, agítenla mucho y no se olviden de pasar por caja.

Espero equivocarme, pero es probable que esa escenificación de los títeres de cachiporra se realice también en Galicia y que Bildu esté más presente en la campaña gallega que las preferentes. En Galicia, además del modelo socioeconómico, el tema central debería ser la desaparición del sistema financiero propio (Caixa Nova, Caixa Galicia y Banco Pastor) porque es lo más relevante que ha sucedido, no ya en la legislatura, sino en lo que llevamos de siglo. No todos los años desaparecen una decena de entidades centenarias que superaron el 98, el 29 y la Guerra. (Caixanova estaba formada por la Caja de Ahorros Municipal de Vigo (fundada en 1880), la Caja de Ahorros Provincial de Orense (1933) y la Caja de Ahorros Provincial de Pontevedra (1930). Caixa Galicia se constituyó en 1978 tras la fusión de la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de La Coruña (1842) y Lugo (1896) y la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Ferrol (1902); años después integró a la Caja de Ahorros de Santiago (1880). El Banco Pastor empezó su actividad financiera en 1776 con el nombre de “Jaime Dalmau y Cía” y era el segundo banco más antiguo de España).

Es cierto que ha habido una crisis y que las semillas del desastre se plantaron en los años del ladrillazo, pero Feijoo decidió ponerse al frente de la nave hace hace casi tres años con una nueva Lei de Caixas y pilotó, tanto la fusión, donde peleó caargo a cargo, como el enfrentamiento con las diversas instituciones, Banco de España, ministerio de Economía o Moncloa. Incluso, quiere volver a cambiar la ley para asegurarse el control de las migajas. No es probable que se hable de esto porque es pronto para ver las consecuencias socio-económicas de la pérdida del sistema financiero propio, pero son previsibles: menos créditos, menos flexibilidad, menos becas y menos conciertos de música clásica. Evidentemente, no es lo mismo que el centro de decisión sobre el crédito a una cooperativa lactea lucense esté en Vigo que en Madrid. Con las preferentes, habrá un juego de antipolítica: insultos, referencias escatológicas y morralla desafiante. El PP, visto que no puede solucionar el problema, buscará extenderlo a todo el mundo: las preferentes de son culpa de Zapatero, que se rindió ante la ETA y quiso romper España. Romper España, volveremos a oírlo. Y nada de cotizaciones, impuestos, tratamientos médicos, normas de acceso a la función pública, titulaciones, etc…

PD: El adelanto de las elecciones gallegas es un mal síntoma. Núñez Feijoo anunció el pasado 26 de julio una iniciativa para reducir escaños y, claro, modificar su reparto, de 75 a 61 y con un mayor peso de Lugo y Ourense, en detrimento de la fachada atlántica. La oposición tenía el verano para pensarse su opoyo; si no, lo llevaría a cabo en solitario durante el otoño. La reforma se quedará en el tintero y no parece muy creíble que la renuncia a cambiar las reglas sea por ahorrar dinero al contribuyente, como se ha dicho. Lo más probable es que, como las elecciones andaluzas, el 21-O vuelva a ser un hito y el PP guarde las próximas reformas, pensiones, para después. Y, también, el estallido de las prefrentes. La CE es muy clara: los accionistas tienen que perder dinero y, si hay estafa, que se investigue.

Usted está pagando al Opus Dei (y seguirá haciéndolo)

Viernes, 24 de Agosto de 2012

En contra de lo que habitualmente se sostiene, la política sí existe y la política económica, también. La cuestión que provoca el agnosticismo es que no se manifiesta como el grupo clásico de creyentes cree que debería; es decir, creando una sociedad cohesionada con servicios públicos gratuitos y universales financiados a través de impuestos redistributivos. Pero la creación de una sociedad estratificada con servicios privados financiados a través de pagos directos e impuestos discrecionales también es una política económica. El elemento donde más fácilmente se ve la existencia de la política económica es la transferencia de renta. Es decir, de quién se toma el dinero y a quién se entrega.

Vamos a ver un ejemplo claro. Este verano, el Ayuntamiento de Burgos cedió gratis un suelo valorado en 700.000 euros al Opus Dei. Este verano, el Ayuntamiento de Burgos cerró el Plan Especial del Centro Histórico, que suponía una partida anual de 500.000 euros para rehabilitaciones. Sigamos. En la Comunidad de Madrid, los padres de los niños que estudian en colegios privados pueden deducirse hasta 900 euros por hijo en la declaración de la renta. Según la patronal del enseñanza privada ACADE esto supone “un ahorro de 64,7 millones de euros a las familias madrileñas”. Bueno, a las familias madrileñas que llevan sus hijos a esos colegios. Para la mayoría, esa cantidad es dinero que la Comunidad deja de ingresar. ¿Cómo se compensa? El año pasado, la educación pública madrileña acogió a casi 33.000 alumnos más con 1.880 profesores menos, las tasas universitarias han aumentado un 66 por ciento, la matrícula de la Formación Profesional, antes gratuita, ahora es de 250 euros, la matrícula de la Educación Infantil se ha incrementado un 175%, se han retirado la mayoría de becas de estudios, libros, comedor o transporte y, mi tasa preferida, los alumnos afectados por la retirada de becas de comedor que lleven su comida en una tartera en lugar de optar por el ayuno deberán pagar tres euros en concepto de desgaste del material del centro. Como pedía Santiago Segura, Gila ha resucitado. El dinero se toma del grupo mayoritario de renta, clase trabajadora, y se entrega al grupo superior de renta, clase directiva.

Esta semana, hemos descubierto, gracias a una sentencia del TS, que casi todas las administraciones regionales subvencionan a colegios privados de élite propiedad, en su mayoría, de sectas religiosas. El debate se ha centrado en los perjuicios o virtudes de la segregación genital, pero lo importante es la transferencia de renta que se produce. En julio, ¡hace tanto!, se publico una información donde se decía que el 59% de los ingresos de la educación privada (no sólo de sectas religiosas) procede del dinero público y que el sector tuvo beneficios en 2010 por 674 millones, un 13% más en un lustro. La noticia recoje un informe con datos muy generales (concertada y no concertada; universitaria y no universitaria) y no hace la regla de tres necesaria para calcular la transferencia de renta: 5.902 millones de euros. También nos falta saber si se han considerado otros datos. La noticia dice que sólo se destinó al pago de impuestos el 0,5% del gasto corriente y no sabemos si contabiliza las deducciones fiscales que existen, por ejemplo, en la Comunidad de Madrid, ni las frecuentes cesiones de terrenos, por ejemplo, en Burgos. Los 6.000 millones es probable que se queden cortos. ¿De dónde salen? El recorte en Sanidad y Educación aprobado en primavera fue de 10.000 millones. Como en el Ayuntamiento de Burgos y la Comunidad de Madrid, el dinero se toma del grupo mayoritario de renta, clase trabajadora, y se entrega al grupo superior de renta, clase directiva.

¿Cómo se acepta? Primero, porque casi nadie se entera; después, porque la medida se envuelve en palabras como ahorro, familias o libertad de elección, pero, también, porque la mayoría de la gente del grupo mayoritario de renta, clase trabajadora, tiene una percepción distorsionada de sí mismo y cree que pertenece al grupo superior de renta, clase directiva. Son los que el exalcalde de Getafe llamaba, familiarmente, tontos de los cojones. La política existe y la política económica, también. Y, como hemos visto, las clases. Buffet suele decir que él cree en la lucha de clases y que la suya va ganando.

Pornografía institucional

Miércoles, 22 de Agosto de 2012

Como aficionado a la pornografía, hace tiempo que no me sorprende nada, ningún número, ningún agujero, ningún fluido, ningún especimen. Con el tiempo, incluso, prefiero las escenas sosegadas, con poca gente, pocos primeros planos y algo de relato, humor o belleza. Me aburre la tensión competitiva del hasta el infinito y más allá. Como aficionado a la pornografía, decía, hace tiempo que no me sorprende nada, pero, hace unas semanas, encontré algo que me recordó al cosquilleo que sentía al encontrar las revistas de mi tío en sus tintines. Gracias a la página sueldospúblicos.com, he revivido el maremoto que se produce cuando ves por primera vez lo que pueden dar de sí los números, los agujeros, los fluidos o los especímenes; saber, por ejemplo, que el ministro Arias Cañete cobró el año pasado 6.494 euros en concepto de trienios de antigüedad como Abogado del Estado a pesar de que lleva 30 años sin ejercer porque se encuentra en excedencia voluntaria o que un jefe de Gabinete del Alcalá de Henares cobra 42.000 brutos y un varible máximo de 8.400 o que el alcalde de Castellanos de Moriscos ha superado el ratio Lola Flores porque, con 1.812 vecinos, cobra 2.490 euros netos al mes. Esperar el twitter de SP con un dato nuevo me produce la misma morbosa descomposición que las primeras escenas de bukkake o doble anal que pude ver.

El cuestión es la ausencia de alivio. La pornografía, como cualquier consumo, se basa en la creación de miniciclos. Un proceso breve, aunque maleable, de excitación, erección y eyaculación. Los centros comerciales están basados, y no sólo estéticamente, en el mecanismo impulso-satisfacción de la pornografía. El problema de la desazón provocada por lel contenido pornográfico institucional de SP es la ausencia de alivio. Tras saber que el consejero delegado de la Ciudad de las Lenguas de Castellón, algo que existe tanto como la torre de Isengard, se lleva 55.000 euros todos los años mientras que, en la misma provincia, se cierran las urgencias por la tarde necesita de un alivio, una descarga. Las manifestaciones ya no sirven porque el porno, ya lo saben, precisa de una escalada. De momento, lo reconozco, me alivia ver al personal bañarse en la piscina de la mansión de la prima del Rey. Pero no sé hasta cuándo. Me apetece hacer con el despacho del consejero delegado de la Ciudad de las Lenguas, que poseía un patrimonio neto de 3,7 millones en 2010, lo mismo que los ents con Isengard. No sé a qué están esperando para prohibir ya esa página. Ya, por favor.

PD: La industria del porno ha anticipado todo lo que ha ido pasando a la industria cultural; perdón, al resto de industrias culturales. Fue la primera donde se planteó el debate entre bajo coste o calidad, gratis o de pago y profesional o amateur (no como contenido). Fue la primera industria donde la ñapa ganó como sistema de producción; la prensa, por ejemplo, llegó después. A nivel de contenidos, fue la primera industria donde copularon abiertamente realidad y ficción dando lugar al verismo, donde profesionales hacen lo de siempre en situaciones inhabituales ante una cámara temblorosa. Que parezca que es verdad. Si mantiene ese nivel de anticipación, el consumo cultural es probable que se parezca a páginas como xvideos, donde la portada almacena el contenido y, después, se acumula internamente mezclando criterios de patrocinio, consumo y voto popular. La calidad es indiferente; sólo se busca el fogozano. Un proceso de excitación, erección y eyaculación que no dure más de un milquinientos. Almacenamiento, acumulación y, como ya se ha dicho, fogonazo son también los criterios de los buscadores o de las redes sociales. Y, también, de la política o la cultura. El yes we can fue una gran paja colectiva, lo mismo que todas las campañas de promoción. Lo peor, siempre, es limpiarse y no saber qué hacer con el pañuelo.

Los imbéciles no sufren

Jueves, 16 de Agosto de 2012

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=uv7nHOn8HDI[/youtube]

La Razón pierde a 2.000 personas en Donosti

Jueves, 16 de Agosto de 2012

La Razón nos regala un contenido basura muy interesante. Bajo el título, Más taurinos que abertzales, compara dos datos: “más de 300.000 vascos asistieron a las plazas de la Comunidad el año pasado, mientras que la coalición Bildu obtuvo en la autonomía 276.141 votos en las últimas elecciones municipales”. El problema es que no son comparables y no es tan difícil entenderlo. Una persona sólo vota una vez, mientras que puede ir varias a un espectáculo. Trampas en el solitario.

Pero la cuestión interesante no es esta. Ni tampoco esta. Según el contenido, el año pasado hubo en el País Vasco, 229 festejos taurinos. Según el gobierno vasco, en 2009 se celebraron en la Comunidad Autónoma 48 espectáculos taurinos en 16 plazas, estables o portátiles. Lamento no haber encontrado un dato actualizado [Escolar.net: en 2010, 31 espectáculos taurinos], pero la tendencia general ha sido descendente y sólo caben tres explicaciones. La primera es que cuenten como festejos taurinos la ingesta colectiva de banderillas en el Antiguo; la segunda, que se hayan contado como festejos taurinos los partidos de la Real y la tercera, que consideren que Navarra e Iparralde también forman parte del País Vasco. Bien, existe una cuarta, y está en el concepto: festejos-espectáculos. Festejo es cualquier cosa en cualquier sitio, mientras que el espectáculo, que es de lo que se estaba hablando, tiene un reglamento muy claro. Según este criterio, en mi casa se celebran más conciertos que en el Palacio de los Deportes y Sant Jordi juntos. Más trampas en el solitario.

Pero el dato interesante es este: “la cantidad de público que, atraído por los toros, visita la capital vasca durante la Semana Grande: 65.352 espectadores de media cada año y 886.931 desde 1998″. ¿Y cómo caben 65.352 espectadores en un recinto de 10.300?, ¿qué hacen los 45.052 que no entran?, ¿van por los toros, pero después se quedan en la playa o comiendo? ¿Y por qué, si hay 65.352 espectadores de media cada año, el contenido dice que son 886.931 desde 1998 y no, 914.928, que sería lo lógico (o 849.576, si no se cuenta este año)?, ¿qué pasa con esos 27.997 que faltan?, ¿se abduce a 2.000 personas en la Semana Grande cada año?, ¿cuando le toca a los Duncan Dhu? Todo son preguntas.

PD: Más trampas al solitario en la portada de ABC.

Fernández Ordónez, superrojoquetecagas.

Viernes, 10 de Agosto de 2012

Leo:

El mayor riesgo es una cuarta posibilidad. Que no nos propongamos nada. Que consideremos polí­ticamente la crisis como una coartada para una inacción melancólica. Que profeticemos las dificultades como un hecho externo que se trata de conjurar y no un desafí­o que puede ser asumido y respondido. Fundamentalmente se va a plantear un proceso de adaptación al cambio y todo va a depender de la capacidad y la voluntad colectiva de aceptar sus consecuencias. Jamás la historia ha sido una lí­nea recta. De crisis en crisis, de desafí­o en desafí­o, quizá también de fracaso en fracaso, los hombres han avanzado trabajosamente, tratando de ofrecer respuestas nuevas a las nuevas situaciones: la inteligencia es la capacidad de adaptarse a circunstancias nuevas, porque el presente tal vez no existe y el hombre llega al mundo cada mañana.

(…)

Hay que comenzar por afirmar que la lista de derechos fundamentales y libertades es el resultado de una apasionante lucha histórica. Cada una de esas libertades ha sido conquistada. (…) Estos derechos, estas declaraciones de nuestra Constitución, tienen el valor de una planta frágil, trabajosamente cultivada, crecida en un ambiente hostil, vulnerable ante el fanatismo, la intolerancia, el integrismo, o sencillamente, ante ese deseo español de acercarse, de cuando en cuando, al vértigo de grandes precipicios.

(…)

La moral social no puede nunca instalarse de espaldas a la realidad histórica, si no se quiere apoyar en una caricatura. Los códigos de valores sociales no siempre coinciden con los valores de una u otra religión. (..) La secularización de la moral social puede configurar un modelo de convivencia que sirva para todos, los creyentes y los no creyentes, y sólo desde esta plataforma podrá construirse una sociedad libre, es decir: plural y abierta. En suma, no es libre, en su sentido pleno, el joven sin trabajo, o el enfermo y anciano desvalidos, como piezas rotas del aparato productivo, o la mujer discriminada en su remuneración y en su papel ante la sociedad, o el padre que tiene que pagar un alto precio por la enseñanza mediocre de sus hijos. Hay una lucha planteada para afrontar la eliminación de todas las formas de dominio, o de injusticia, que impiden el desarrollo de la libertad en su sentido positivo, es decir, en las raí­ces de la profunda libertad del hombre. Este sentido positivo del concepto de libertad es absolutamente fundamental para entender el proyecto progresista, que impone básicamente una profundización en la existencia real de las libertades, tanto individuales, como colectivas y que, paradójicamente, no quedan aseguradas con un planteamiento puramente abstencionista.

(…)

Por tanto, la emancipación social, con la transformación de todo el conjunto de fuerzas limitativas o de represión que subsisten en los Estados democráticos modernos, obliga a un esfuerzo diferente que al de la recuperación de las libertades clásicas, y consiste en el juego de contrapoderes que equilibren la tendencia totalizadora de las sociedades avanzadas, en el reconocimiento de espacios propios de libertad más personal, en las autonomí­as regionales, en la valoración de los elementos no materiales de la actividad económica. La sociedad industrial moderna exige una redefinición de los antiguos valores y derechos, que están más amenazados desde ella.

¿Formas de dominio?, ¿emancipación social? Es interesante cómo se ha movido el pensamiento político. El moderado Fernández Ordónez (el texto es de su libro La España necesaria), ministro con la UCD antes de serlo con el PSOE, parece un superrojoquetecagas.

Jesús no fue el primer comunista, sino el primer cristiano, coño

Viernes, 10 de Agosto de 2012

Si es usted comunista en alguna de sus variopintas variantes o simplemente se considera de izquierdas, es probable que se haya encontrado ante esta situación. A punto de degustar un buen plato, un lomo alto de buey alistano, por ejemplo, o a punto de dar el primer sorbo de un buen trago, un Talisker, por ejemplo, alguien viene y suelta ‘muy rojo, pero vives como uno de derechas’. Es necesario deshacer el entuerto. Más, cuando el zangolotino portadista de ABC invita a Gaspar Llamazares a repartir sus pertenencias entre los pobres. La imagen es conocida y de ahí tendremos que partir para resolver la confusión entre cristianismo y comunismo.

El comunismo es una ideología política que, como todas, busca un cambio global, no individual. Por eso, no puede defender la donación de los bienes individuales, sino la redistribución a través de, por las buenas, una estructura de impuestos progresivos o de sistema de expropiación, por las malas. El comunismo, como movimiento político que es, se basa en el colectivo. A través de la organización de un partido se busca conseguir el suficiente número de apoyos para concretar las políticas en leyes que conciernan a una generalidad. No se definen las actitudes individuales de sus miembros porque el comunismo no es una religión; no es redentor, ni ejemplarizante, ni proselitista. El cristianismo, sí. El cristianismo, como religión que es, define las actitudes individuales, incluso las más privadas. El cristianismo sí defiende, por ejemplo, la donación de bienes individuales como método para la propia salvación. No es la única; hay muchas religiones que defienden la caridad. Dentro del comunismo, incluso hay pensadores que la proscriben como método de control social reaccionario.

El libro donde se insta, u obliga, a ser pobre y austero, que no se debe poseer nada y que hay que repartirlo todo no es el Manifiesto del Partido Comunista de Marx y Engels, ni el ¿Qué hacer? de Lenin, ni los Escritos Políticos de Gramsci; ese libro se llama Nuevo Testamento y está incluido en una antología llamada Sagrada Biblia que, según los cristianos, está inspirada por Dios. La persona que defendió el reparto individual de la riqueza y el sentido ejemplatizante de la pobreza se llamaba Jesús y, según los cristianos, era Dios. ABC debería instar, por ejemplo, al Arzobispado de Astorga a repartir su sicav Vayomer y al de Oviedo, B.I. Gran Premiere. O, al menos, a que tributen algo más del 1%. Muy cristiano, pero vives como un pagano, se debería decir al creyente a punto de degustar un lomo alto de buey alistano o un Talisker. Esa es la diferencia. Llamazares trabaja dentro de una organización para que su dinero sea redistribuido a través de mecanismos estatales y se consolide una sociedad justa o, al menos, una sociedad.

PD: Segun Jesús, los miembros de la diócesis de Astorga y Oviedo se están condenando para toda la eternidad al no repartir su dinero. ¿No se creen el mensaje?, ¿qué saben que no cuentan?, ¿es todo trampilla?

La inmerecida suerte de la gente de orden (del 15M a Sánchez Gordillo)

Miércoles, 8 de Agosto de 2012

Aunque parezca difícil de entender, los amantes del orden están teniendo una suerte bárbara y, seguramente, inmerecida. Primero porque no hacen nada por buscarla y, segundo y más importante, porque no la reconocen cuando la tienen delante. Hace poco más de un año, la indignación se concretó en una acampada que se concretó en asambleas que se concretaron en una nube de redes de acciones. La acampada es muy fea, dijeron los amantes del orden, y es ilegal, añadieron. Ya, pero la indignación podría haberse concretado de muchas otras formas y lo hizo constructivamente, ofreciendo una espita luminosa al inflamable gas de mala hostia. Por ejemplo, en los deshaucios. Las acciones de la PAH seguro que no son muy legales ni estéticas para los amantes del orden, pero el cabreo que se pilla la gente cuando la dejan sin casa se puede desbocar. Este mismo mes hubo cinco muertos en un deshaucio en Alemania. De acuerdo, tampoco es lo normal.

Los amantes del orden han vuelto a tener suerte y el aumento de la indignación se ha vuelto a concretar en una acción constructiva e, incluso, con barniz institucional. Un grupo de militantes de un sindicato han (no tengo claro el verbo) alimentos básicos de una gran superficie que, según una información, se negaba a colaborar con los comedores sociales. A los amantes del orden les ha disgustado mucho la imagen, pero deberían pensar que la desesperación puede concretarse de muchas otras maneras. Las medidas del Gobierno, basadas en la teoría ecónomica de Lola Flores (que todo el mundo suelte algo) están dejando sin recursos a mucha gente y no todo el mundo acepta cristiana o bovinamente no poder comer con regularidad.

La desesperación, como antes la indignación, ha vuelto a ser encauzada de forma constructiva, dentro de un movimiento, en lugar de dejar que crezca al albur. Situar las acciones dentro de un marco siempre crea un rito e impide los estallidos incontrolados que, vistas las cifras, son más que previsibles. La gente de orden debería darse cuenta de que el empujón que recibió la cajera del supermercado ayer es probable, exagerando un poco, que haya salvado la vida a algún compañero. De momento, no ha sido así, aunque la reacción desmesurada de la gente de orden está provocando el parto del movimiento. Veremos.

PD:Si yo fuera el asesor del comunicación del Gobierno estaría desesperado. Lo más razonable, desde la perspectiva gubernamental, era dejar morir el tema, no engordarlo con reacciones de sheriff de Wichita. Mañana, el tema estará en la prensa internacional y no habrá debate sobre si es robo o expropiación o si algún cargo de la Junta debe dimitir. Saldrá la imagen, lorquiana, de un grupo de jornaleros tomando comida de un supermercado.

La muerte de Bubulina

Viernes, 3 de Agosto de 2012

La escena ya aparecía en Zorba el griego. Sin esperar a su muerte, las mujeres del pueblo entran en la casa de Bubulina, la soñadora, y van llevándose sus pertenencias. Su amante, Alexis Zorbas, no hace nada; ni las detiene, ni llora junto al lecho. La crítica dice es un ejemplo de la falta de apego que, según el budismo, conduce a la felicidad, pero la lectura es demasiado sutil y, es cierto, parece un cojonazos.

En Grecia, de la que ya nada se habla, se repite la escena de la muerte de Bubulina. Hace un mes, Expansión decía que el nuevo gobierno griego, asesorado por un grupo de trabajo de la Comisión Europea, iba a privatizar bienes y servicios (puertos, tren, gas, agua, etc…) e iba a cambiar la legislación para facilitar la entrada de inversores. Es la versión actualizada de la apertura de murallas para el saqueo que hacían las ciudades que se rendían. También habrá violaciones y muertos, aunque el proceso será más lento y aséptico. La información termina con un caramelo marca Eurovegas: “si todo sale como está previsto, se espera que el proceso de privatizaciones contribuya en un 2-3 % anual al PIB de Grecia en los próximos diez años y se creen 150.000 nuevos puestos de trabajo”.

Lo probable, como siempre que ha habido procesos similares, es que todo se vaya a tomar por el culo (salvo un pequeño grupo que se hará rico). Grecia se hundirá aún más y, además, sus transferencias de renta no servirán para enjugar los problemas de activos tóxicos de la banca centroeuropea. El sacrificio de la periferia será inútil, salvo para los oportunistas.

PD: España está en un proceso similar, pero con una diferencia: el botín es mayor. Las empresas del Ibex que puedan se irán y, las que no, serán subastadas como el pescado en las lonjas valencianas.