Archivo de Junio de 2012

Nace la Unión Soviética Europea

Miércoles, 27 de Junio de 2012

Sostenía Gramsci que el sistema político deviene del cultural y el económico. El colapso del comercio y su sustitución por grandes núcleos agrarios autárquicos fue previo a la Edad Media, lo mismo que, del sistema económico basado en el mercado abierto, nació lo que hemos llamado democracia occidental. Este sistema político está siendo sustituido por algo que todavía no tiene nombre pero que, mirando el sistema económico del que procede, podemos deducir que será algo cerrado, ¿neofeudalismo?, ¿despotismo corporativo? Por tomar un modelo existente, se parece bastante al modelo chino: autoritarismo burocrático y alta productividad basada en la explotación.

La crisis de 2008, tal y como nos dijeron, refundó el sistema económico, pero no en la dirección anunciada, sino en la prevista: consolidó el sistema neo (neoliberal / neoconservador). Hasta el momento, el capitalismo se basaba aún en la economía de mercado (propiedad privada o la libertad de iniciativa, empresa y comercio), donde los mejores triunfaban y se hacían ricos (aumentaban su propiedad en bienes o inversiones). El sistema que esta crisis está consolidando se basa en la eliminación del mercado. La economía del capital, basada en la transacción de cifras, ha sustituido a la economía de mercado, basada en la inversión, producción y comercialización de bienes y servicios. El nuevo sistema elimina el mercado porque la competencia no es útil para su objetivo: el aumento de las transacciones. El mercado, al ser real, divide entre ganadores y perdedores y reajusta periódicamente los actores y las cifras. El nuevo sistema antimercado busca huir de estos reajustes obviando la competencia a través de la presión política que le permite salvar las malas gestiones con flujos de capitales públicos que no discriminan entre ganadores y perdedores y, sobre todo, crear sistemas económicos cerrados donde se garantice la rentabilidad sin inversión.

El sistema político que está naciendo transforma la principal institución de participación política abierta, el sufragio, en un mecanismo periódico de legitimación. Para garantizar el carácter cerrado, se crea un segundo nivel burocrático y de elección indirecta, que es donde recae el poder decisorio. Es el sistema que suelen emplear las dictaduras. Puede llamarse democracia orgánica, como el franquismo, o democracia popular, como en los países socialistas. Ayer, por ejemplo, se publicaba el proyecto de creación de un superministerio de finanzas con capacidad para controlar los presupuestos estatales. Es decir, del Soviet Supremo de la Unión Soviética Europea saldría un buró económico para limitar la soberanía y que ésta se adecúe al proyecto político global.

El carácter cerrado nutre y se alimenta de otras dos características autoritarias. La primera es la división social rígida y jerarquizada, donde el acceso a la élite no se consigue por los mecanismos de ascenso social característicos del mercado, sino por el uso de las redes de conocimiento personal. Como el principal valor es la fidelidad, incluso se recuperan los vínculos familiares. Este nuevo sistema elimina impuestos de sucesiones y becas, mecanismos de ascenso social establecidos por la democracia occidental. También se produce, como en cualquier sistema autoritario (China, por ejemplo), una igualación de los puestos públicos y privados, por los que se mueven los miembros de la élite. Alguien pasa de directivo de un banco a ministro y, de ahí, a directivo de una aseguradora. Todo es la misma estructura.La otra característica autoritaria es la ausencia de alternativa. En la democracia occidental, todo proyecto político-económico-social tenía una alternativa y el consenso nacia de esa confrontación. Ahora, el consenso es previo y los partidos políticos se alternan, sólo, en la gestión de los usos sociales y la seguridad pública.
Los anteriores cuatro párrafos tienen mucho de exageración distópica, pero están basados en hechos reales. Lo más importante es entender el primero. Para cambiar el sistema político, no basta con enfrentar una alternativa electoral, sino tratar de cambiar el sistema económico y, sobre todo, la hegemonía cultural. Cerrar una cuenta del banco, comprar en un mercadillo o a través de un grupo de consumo y, sobre todo, las palabras serán las palancas del cambio. No de la resistencia porque ya está bien de mirar atrás; no se trata de volver a lo que había, sino de sustituir lo que hay.

¿Qué esperaban?

Miércoles, 27 de Junio de 2012

Leo:

El Gobierno necesita generar nuevos ingresos. Aunque se afana en recortar gastos en todas las estructuras de la Administración, las medidas se diluyen por el derrumbe de la recaudación.

Y, en otra noticia, la causa:

También ilustra esta pirámide la segregación de trabajadores en función de veces que cobran al año el salario mínimo interprofesional (el SMI roza los 9.000 euros anuales). Lo que los cobraron dos veces o menos es el 44%. Si la lente se amplía a los que lo triplican, entonces abarca al 71,7% de asalariados.

Los asalariados es el colectivo que sostiene la recaudación (los empresarios de pymes cobran, teóricamente, menos que los asalariados y las grandes empresas pagan menos impuestos que las pymes). Tras una reforma laboral que buscaba la devaluación de los sueldos y facilitar el despido, tras las subidas de casi todos los impuestos, ¿qué esperaban?

Un caballo con un oso dentro

Lunes, 25 de Junio de 2012

La noticia más importante de los últimos días en la UE ha sido:

Chipre pide un préstamo a “nivel político” a Rusia 

Chipre ha mantenido conversaciones con Rusia a nivel político para asegurarse los fondos que necesita desesperadamente para rescatar el segundo banco del país, dijo una fuente chipriota el jueves, después de que un responsable ruso apuntase que no se había hecho una petición formal de ayuda.

Sin dinero en efectivo, Chipre necesita el equivalente al 10 por ciento de su Producto Interior Bruto (PIB) para recapitalizar su segundo mayor banco antes del 30 de junio y sus opciones de financiación son un rescate de la Unión Europea, un préstamo de Rusia o una combinación de los dos.

Donde leemos:

El pequeño país mediterráneo - la parte griega, que es la que tiene reconocimiento internacional - se ha mostrado reacio a pedir el dinero al fondo de rescate de la Unión Europea (el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera, FEEF) por miedo a los compromisos que conlleva y a una austeridad fiscal potencialmente impopular a ocho meses de las elecciones generales. Sin embargo, aún no ha descartado esa opción.

Es decir, por culpa del complejo burocrático-ideológico que gobierna Europa dejamos que entre un caballo de Troya con el oso ruso dentro. Si uno no quiere leer libros de historia para saber la importancia estratégica de Chipre, bastaría con leer un cómic del Corsario Negro, que siempre estaba saliendo de Famagusta o volviendo a ella. Bastaría con mirar un mapa y fijarse en qué hay frente a Chipre: Turquía, Líbano, Israel y Siria (de la que Rusia es aliada). Parece un sitio interesante para instalarse y no parece muy inteligente dejar que otro lo haga. Los fundamentalistas van a destruir Europa y lo más triste es que no sería la primera vez.
PD: Nunca hay que olvidar la cuestión energética. Este mapa, con Europa llena de tentáculos rusos, es inquietante.

Cántame un pasodoble (liberal) español

Lunes, 25 de Junio de 2012

Leo en El País las causas del histórico atraso español:

José Antonio López Casas, director general de Accesos de Madrid (R-3 y R-5), pinta un panorama negro: “Ha habido sobrecostes en las obras y en las expropiaciones. Había que invertir 640 millones pero acabó en 1.500. Además, el tráfico solo alcanza el 35% del previsto”. De los 40.000 vehículos al día que debían utilizar la R-3 solo lo hacen 13.000. Los ingresos por peajes del grupo son de 22 millones al año, menos de la mitad de lo estimado. “Tiene poco arreglo. Solo lo puede arreglar el Gobierno”.

Él no tiene que hacer nada porque ya se lo arreglarán. Ya vendrá el Gobierno para sacarles a todos las castañas del fuego, para que no haya responsabilidades, ni pérdidas, ni nada. La patronal recoge el pensamiento económico de Lola Flores (si todo el mundo pone una peseta, yo soluciono mi problema):

La patronal de las concesionarias, Aseta, explica que hay varias vías de rescate: alargar las concesiones o expropiar las que no tienen ningún futuro, créditos públicos, cuentas de compensación, peajes a las autovías. También que las autopistas que sí son rentables, como las antiguas de Cataluña o de Segovia y cuyas concesiones expiran en unos años, absorban estas a cambio de nuevas ventajas.

PD: El Gobierno está haciendo caso:

La crisis agrieta las carreteras españolas

La falta de inversión en el mantenimiento de las vías dispara el riesgo de accidentes

Las empresas de conservación denuncian el drástico recorte en los presupuestos

No es cierto que los servicios públicos estén mal gestionado porque, para que un servicio privado que compita contra él sea rentable, el público tiene que dispararse en el pie.

El 18 de Brumario de los partidos analógicos

Miércoles, 20 de Junio de 2012

En el 18 de Brumario, además de la famosa idea de que todo se repite dos veces, Marx explica las razones de la desaparición de los partidos liberales tras las revoluciones en torno a 1848. En lugar de buscar la convergencia con las nacientes organizaciones obreras contra el enemigo común, los restos del Antiguo Régimen, los partidos burgueses escogieron la alianza con esos bloques conservadores, muchas veces representados por opciones autoritarias. Ahí desapareció el liberalismo, si es que alguna vez existió. Los partidos liberales duraron hasta el inicio del siglo XX.

Es probable que estemos ante un proceso similiar. En los 80, Keynes perdió la batalla que había ganado en los 40 frente a los antiestado y, desde entonces, los partidos social-demócratas no disponen de alternativas socioeconómicas (aunque sea potenciales) al marco de la revolución neo (neoconservadora/neoliberal). Simplemente, se han limitado a ofrecer una versión más enrollada (formas). La convergencia entre la teórica social-democracia (Clinton, Blair, Jospin, Schröeder o Zapatero, el más enrollado de todos) y el sistema neo se intensificó hasta el punto que tomaron la cabeza de la destrucción de lo público, el estado y la sociedad. Las siete llaves al sepulcro de Keynes las echaron Clinton y Blair.

Como era esperable, la social-democracia fue perdiendo apoyos electorales. Si uno destruye su base electoral (conciencia de clase) y los productos que uno ofrece en la campaña (servicios sociales y ascenso social), lo normal es que se quede con restos. Lo previsible es que la social-democracia se integre, con el tiempo, en el bloque conservador para formar una nueva opción (en Grecia, se ha formado un gobierno analógico: derecha, social-demócratas y (ex)eurocomunistas). Enfrente, habrá algo que no sé qué ideología tendrá, pero tendrá forma de red. Y volverá el equilibrio a la Fuerza.

10 canciones para el corte de la A-6

Martes, 19 de Junio de 2012

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=dbD5v2xijqw[/youtube]

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=v32R8cDmabA[/youtube]

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=jbCqwl2geQg[/youtube]

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=vvWEKhGU6X4[/youtube]

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=Y9xxwPvEWYA[/youtube]

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=OOzBHsjyCks[/youtube]

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=M-JLz6qvFfM[/youtube]

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=-cMnN4wc-LI[/youtube]

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=FlbAt-XesJE[/youtube]

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=-W3rQ0jWnFY[/youtube]

Mas apuesta por ‘aunque todo esté hecho una mierda, a ver si sacamos un genio y nos lo arregla’

Martes, 19 de Junio de 2012

Una clave de la posmodernidad es la posibilidad de crear realidades con la palabra. En la modernidad era necesario actuar sobre lo existente y, para que un mensaje fuera reproducido, solía hacer falta amenazar a los periodistas, modificar fotos o documentos o, en el peor de los casos, ejercer violencia activa. En la posmodernidad, un actor político puede lanzar cualquier mensaje y tener la seguridad de que será reproducido por los medios. Nada importa. La mente internet consigue que sólo importe el mensaje de hoy; la realidad está en un segundo plano.

Así, podemos leer está crónica de Jordi Barbeta en La Vanguardia:

Mas fija el nuevo rumbo catalán: Massachusetts

Boston, la ciudad principal de Massachusetts, será pues la primera etapa del viaje oficial a Estados Unidos que inicia hoy el president de la Generalitat. La crisis y los sucesivos planes de austeridad han obligado al Govern a reducir drásticamente la agenda internacional y sólo se mantienen aquellas expediciones que se consideran inversiones estrictamente necesarias desde el punto de vista de la promoción comercial y de la defensa de la competitividad de las empresas catalanas.

Así pues, la presencia catalana en Boston responde a un criterio absolutamente estratégico. Mas acompaña a una delegación de 70 empresas e instituciones catalanas que participan en la Bio Boston International Convention, el certamen biotecnológico más importante del mundo. No podía estar ausente el Govern de la Generalitat cuando su apuesta es impulsar Catalunya como biorregión de referencia internacional, aprovechando las sinergias de la base científica catalana, esencialmente en el sector biomédico, la industria farmacéutica y la industria agroalimentaria.

Es decir, como apostamos por la economía del conocimiento y la biotecnología reducimos el presupuesto de educación (universidades) y sanidad (se conserva el de I+D+i ‘puro’) y damos todas las facilidades para la instalación de Eurovegas que, como todo el mundo sabe, es un modelo economico de referencia en en el sector biomédico, la industria farmacéutica y la industria agroalimentaria.

Es probable que Mas quiera decir Boston, pero le sale Las Vegas; la realidad y el deseo. En Catalunya, un 40% de los jóvenes está en paro y el fracaso escolar se sitúa en el 30%. La política de ‘aunque todo esté hecho una mierda, a ver si sacamos un genio y nos lo arregla’ no es la del MIT, sino la de Argentina. Quizá la clave de la propuesta es que Rajoy no puede decir Massachusetts.

PD: He borrado el primer párrafo de la crónica. Es este:

El president de la Generalitat, Artur Mas, convocó a los catalanes a emprender con él el viaje a Ítaca a sabiendas de que se trata de una travesía larga, llena de aventuras y de experiencias que permite atracar en puertos desconocidos y llegar a ciudades lejanas “para aprender de los que saben”. Con esa filosofía el president ha fijado el nuevo rumbo catalán: Massachusetts, el estado norteamericano que ha hecho de la tecnología y el conocimiento un modelo de desarrollo económico e industrial que el Govern de la Generalitat pretende emular en Europa. En Massachusetts se encuentra el Massachusetts Institute of Technology, la Universidad de Harvard y el Boston College, entre otras instituciones de reconocido prestigio.

Hablar de aventuras y experiencias en una comunidad donde (y son datos de 2011) una de cada cinco personas es pobre, es decir, sobrevive con menos de 640 euros al mes, donde un 40% de los jóvenes está en paro, donde uno de cada cinco hogares tiene unos ingresos anuales por debajo de los 14.000 euros es reírse de la gente.

Dejar de pagar

Martes, 19 de Junio de 2012

El pasado verano discutía con un amigo sobre Grecia. Dije que era increíble que la deuda pública del país estuviese ya entre los últimos lugares del mundo y que, o lo cortábamos con la especulación, o iríamos uno detrás de otro (no soy un visionario; no era una idea original). Mi amigo sostenía que era lógico que la prima de riesgo estuviese disparada porque eran indicadores que no tenían que ver con la economía, sino con la confianza en que el estado pague sus deudas. Cuando pregunté ¿y es menos creíble Grecia, que está dentro de la UE y la zona Euro, que Gabón o Filipinas o el problema es que Gabon o Filipinas pueden dejar de pagar si son acosados (devaluando su moneda o inventándose otra, por ejemplo) mientras que Grecia no lo va hacer? Entramos en una discusión en la que yo concluí que, de una crisis de deuda, sólo se sale dejando de pagar y, de esta en concreto, dejando de pagar (no reconocer la deuda con tipos hinchados en mercados secundarios y dejar caer a las entidades financieras sin balances saneados) y regulando el sistema financiero (dividiendo banca de negocio y banca inversión y suprimiendo cierto tipo de prácticas). Entre 2007 y 2008, el sistema financiero perdió mucho dinero y, desde entonces, lo trata de recuperar gracias al sistema público y al sistema productivo. La solución, a corto plazo, sigue siendo la misma: dejar de pagar (no reconocer la deuda con tipos hinchados en mercados secundarios y dejar caer a las entidades financieras sin balances saneados) pero sólo puede ser una respuesta global consensuada desde la política.

PD: Hay algo tan inquietante como la prima de riesgo: lo poco que valen las empresas europeas. Es posible que Bankia o el Santander o el BBVA tengan que vender sus participaciones en empresas españolas, ¿y si nos quedamos sin Telefónica?

(Publicado en noviembre del año pasado; no hay mucho más que decir)

Van a por los trenes

Lunes, 18 de Junio de 2012

Leo en La Vanguardia:

La red ferroviaria de Alta Velocidad española, de unos 2.900 kilómetros de longitud, no tiene un grado de uso por pasajeros mínimo para alcanzar el umbral de la rentabilidad, estimado en entre 6,5 y 8 millones de viajeros.

Yo creo que la cohesión social de un país es algo rentable, aunque no se pueda medir.

Van a por los trenes; ahora que ya está todo hecho con el dinero de todos y funciona, hay mucha gente pensando en quedárselo para hundirlo y, después, endosárselo de nuevo al estado. Leerán muchos informes sobre las pérdidas de Renfe y Adif.

PD: La red religiosa creo que tampoco tiene un grado de uso mínimo parroquia/parroquianos para alcanzar el umbral de rentabilidad.

El suicidio de Europa (Sacrificar la Periferia para salvar al Este)

Jueves, 14 de Junio de 2012

El problema de los libros de historia es que, la mayoría de ocasiones, se leen como novelas. Es decir, se interpretan los hechos sucedidos como inevitables, lo que nos condena a repetirlos, y perdurables, lo que nos condena a repararlos. La memoria no actúa como mapa del tiempo colectivo que sirve para evitar los callejones sin salida, sino como una pesada carga que necesita de redención. Es probable que el callejón sin salida en el que nos encontramos tenga su origen en no haber leído los libros de historia como enseñanza y sí, como amenaza. Aún más, en el gusto alemán por la teoría del tiempo circular que Marx resumía así: la tradición de todas las generaciones muertas oprime como una pesadilla el cerebro de los vivos.

El problema comenzó hace cinco años, con las primeras convulsiones en el mercado hipotecario estadounidense. De ahí, saltaron al sistema financiero estadounidense y, después, al europeo, en el verano de 2008. Se trataba de una crisis del sistema financiero vinculada a activos tóxicos y, en Europa, afectaba a los países con un sistema financiero globalizado, RU, Irlanda o Islandia, y a los países ahorradores, Alemania, Benelux o Austria. Recordemos los bancos que estaban en el punto de mira: Northern Rock, Lloyds y RBS (RU), Hypo Real Estate, IKB, Sachsen Landesbank y WestLB (Alemania) y Dexia, Fortis e ING (Belelux). En Europa, la profundidad del agujero provocó la movilización de mecanismos de rescate que han llegado a alcanzar 1′6 billones de euros. Sin intervención, ni mecanismos de control. Las primeras declaraciones sobre ‘refundación del capitalismo’ o ‘control del sistema financiero’ fueron olvidadas inmediatamente.

Pero el callejón sin salida se decidió un año después. El dos de marzo de 2009, nueve países del Este de Europa (Chequia, Eslovaquia, Hungría, Rumanía, Bulgaria, Polonia, Estonia, Letonia y Lituania) solicitaron mercanismos de ayuda a la UE en una cumbre de urgencia convocada por el presidente checo, Topolanek. Todos estos países habían tenido su propia burbuja financiera (e inmobiliaria) financiada con dinero centroeuropeo, Austria, Alemania y Benelux. El directorio franco-alemán se negó inicialmente a la petición, pero cedió en menos de un mes. El 21 de marzo, la UE movilizó 50.000 millones para las economías del Este. De nuevo, sin intervención, ni mecanismos de control. Probablemente, en la mente del directorio estaba la quiebra del banco austriaco Creditanstalt en 1931, suceso que provocó un fatal efecto dominó en Alemania y el Este de Europa. De nuevo, se pensaba, las convulsiones en el Este podían provocar una catástrofe que, de nuevo, comenzaría en Austria, el mayor acreedor de la zona y había que evitarlo a toda costa. La tradición de todas las generaciones muertas oprime como una pesadilla el cerebro de los vivos.

El escenario se completó ese año con Grecia. La denuncia de la manipulación de las cuentas en octubre de 2009 ofreció la posibilidad de trasladar el foco desde el Este a la Periferia y transformar una crisis de activos tóxicos en una crisis de deuda pública. El directorio franco-alemán no repitio el esquema de la ayuda al Este. La crisis de Grecia se dejó pudrir para que afectara al resto de la Periferia, Portugal, Irlanda, Italia y España. Se trataba, salvo el caso de Italia, de una explosión más controlada porque no provocaba efecto dominó. Tras meses y meses de discusiones, cumbres, reuniones, planes de ajuste y llamadas de auxilio, el 25 de marzo de 2010 (19 días - seis meses) Francia y Alemania acordaron un plan para rescatar las finanzas griegas. Un plan con mucho menos dinero, con intervención de otros actores, como el FMI, con intervención y mecanismos del control y con condiciones que condenaban a Grecia al desastre.

Como era de esperar, la Periferia se contagió y nadie planteó dudas sobre cómo una crisis de activos tóxicos que afectaba a países ahorradores centroeuropeos se había convertido en una crisis de deuda pública de países gastadores. El marco mental de perezosos mediterráneos trabajando poco y evadiendo impuestos cortó cualquier debate. El hundimiento de la Periferia significó un alivio para el Este y un gran empujón para el Centro, lo que terminó de completar el círculo vicioso. Mientras la Periferia se freía en medio de tensiones de deuda, Alemania se financiaba a costes, incluso, negativos y tenía cifras récord de empleo (una situación con todo el aspecto de una burbuja). El marco mental de Periferia derrochadora y perezosa permitía a Alemania establecer normas para garantizar el hundimiento económico de la Periferia. Por ejemplo, el 23 de octubre de 2011, la UE admitía que los activos tóxicos, de la banca centro-europea, pudieran valorarse al 100%, mientras que se recortaba el valor de la deuda soberana periférica, donde había invertido la banca periférica. El rescate de la banca española se convertía en inevitable y, probablemente, también el de la italiana. Era el objetivo alemán: sacrificar a la Periferia para salvar al Este.

La Periferia está hundida y cada día lo estará más y pudiera ser que su caída coincida con el estallido de la burbuja centroeuropea. Esta semana, se ha publicado que ha habido ventas de deuda pública alemana. Obviamente, la combinación de ambos factores provocará un escenario más tenso, más apocalíptico, que pudiera terminar con el suicidio de Europa, un radical sálvese quien pueda, pero también es probable que sea el inicio de la recuperación. La solución, como en todas las crisis parecidas, pasará por rehacer la democracia y recuperar la soberanía que hemos cedido. Y, también, por considerar la memoria como un mapa de tiempo colectivo y no como una pesada carga que necesita de redención. No estamos obligados a repetir errores pasados, ni a repararlos. No sé cuál es el camino exacto, pero esa es la dirección.