Archivo de Mayo de 2012

Plan del Gobierno para la reactivación económica y el empleo

Jueves, 10 de Mayo de 2012

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=6qbPazY5hAI[/youtube]

Los ríos bajan limpios

Martes, 8 de Mayo de 2012

En la primavera de 1962, la dirección del Pozo San Nicolás de Mieres, Asturias, modifica unilateralmente los turnos de trabajo. El cambio de horario impide a los trabajadores afectados utilizar el tren para desplazarse; por ejemplo, Francisco Fernández, de Las Segadas, tiene que caminar doce kilómetros casa día de su casa al tajo y viceversa. Fernández, apodado el Toru, falangista, veterano de la División Azul, es uno de los siete mineros que se niega a entrar en su turno el día seis de abril de 1962. Los siete son despedidos. Sus compañeros se solidarizan con ellos. No todos lo hacen voluntariamente. A los remisos, les echan granos cuando pasan. Es una forma de llamarlos gallinas.

Las noticias de la Nicolasa se extienden por la cuenca del Nalón. Circulan por los chigres, los bares situados junto a los pozos, y, poco a poco, los pozos van cerrando. La huelga silenciosa moviliza a la militancia del PCE y el PSOE, diluida por la represión de la dictadura y la lejanía de la dirección, en el exilio. La movilización también solidifica la militancia sindical de UGT, CNT y, sobre todo, las nacientes CCOO. También, las organizaciones católicas, como Hermandades Obreras o Juventudes Obreras. Todos entran en contacto y se mueven con un objetivo concreto: dar a conocer la huelga, organizar la resistencia y dar apoyo a los represaliados. Partidos y sindicatos aportan redes de comunicación y resistencia. Y, cuando la huelga crece, abogados, periodistas e intelectuales.

En Asturias, los ríos bajan limpios, señal de que la huelga se ha extendido a toda la minería. Las fábricas tienen que parar. La represión no funciona. Ni la de las fuerzas de seguridad, detenciones y palizas, ni la de las empresas, cerrando los economatos. La huelga llega a Bilbao, donde prende con rapidez en la ría. Allí se hace la serpiente. Los más cercanos al sindicato recorren toda la fábrica para que los demás se unan hasta lograr el paro. También, llega a Barcelona y Madrid. Un grupo de intelectuales vinculados al PCE logra que Menéndez Pidal firme un manifiesto de intelectuales.

La noticia llega a la prensa internacional. Hay manifestaciones ante las embajadas en las capitales. Es un momento clave para la diplomacia española. El nueve de febrero de ese año, Castiella, ministro de Exteriores, había solicitado el ingreso de España en la CEE. El trámite fue denegado porque el régimen no era democrático pero se dejaba la puerta abierta a otro tipo de colaboración. La presión de la izquierda europea por la primavera asturiana la cerró. Bélgica, país de tradición minera, fue de los que más presionó. Finalmente, en junio de ese año, se celebró en Munich el Congreso del Movimiento Europeo. Era el cuarto, pero la movilización generalizada lo convirtió en el más importante. Partidos y personalidades, bajo la presidencia de Salvador de Madariaga, se reunieron para poner las bases de la futura monarquía parlamentaria.

Finalmente, el régimen cede. Franco envía a José Solis, que acepta las reivindicaciones materiales: horarios, sueldos y condiciones de trabajo. Es muy tarde. En esos meses, la oposición se ha solidificado. La movilización ha permitido a partidos y sindicatos establecer una estructura; todo el mundo ya sabe lo que tiene que hacer y cómo. La oposición deja de ser una entelequia para convertirse en una maquinaria.

Y todo por un cambio de horario; por siete personas que se cansaron de ir andando. Nunca se sabe cuándo se puede liar, ni por qué, ni cómo (el 15M fue un buen ejemplo). Es probable que todos los recortes no provoquen nada grave. Ni siquiera el escándalo de la creación del banco malo, donde se irá todo el dinero de sanidad, educación o investigación. Puede ser un incidente en un desahucio o un problema en un colegio. Nunca se sabe. La única certidumbre es que, cuando se lía, nadie conoce el final.

PD: RTVE emitió la semana pasada un Documentos TV sobre la huelga de Asturias. Aprovechen, que no verán muchos.

Incertidumbre y desglobalización

Lunes, 7 de Mayo de 2012

Hoy, varios diarios sostienen que los resultados electorales de Francia abren un período de incertidumbre. Victoria de Hollande, incertidumbre en Europa, titula ABC; La victoria de Hollande abre la incertidumbre en Europa, El Mundo. No sabía que estábamos en una etapa de certidumbre; tampoco sé si me gustaría haberlo sabido porque considerar los bandazos nacionales, europeos y mundiales como parte de un todo cerrado y planificado no es tranquilizador.

Sí había algunas certidumbres, como el suicidio de la UE o la voladura controlada de España. Son dos temas sobre los que, es cierto, la victoria de Hollande abre algunas dudas. No se trata de un revolucionario, sino de un centrista social, y es improbable que no respete el terreno de juego. No es previsible, por ejemplo, que presente un plan de nacionalizaciones, como en la última victoria socialista; es una palabra que hoy está fuera del diccionario. Sí es posible que acabe con la actual política de la UE, buena para Alemania, pero suicida para el conjunto (no es una paradoja) y, también, aunque menos, que termine con el proceso de voladura controlada de España. Menos, claro, porque la prosperidad española es un elemento perturbador del mapa francés (descompensamos el sur) y porque las empresas francesas miran con gula el Ibex.

Pero lo más interesante de Hollande no son las medidas a corto plazo, sino que comience a tejer alianzas para un cambio más profundo. El de la desglobalización, idea introducida por el candidato Montebourg en las primarias del PS. El concepto se basa en que la sociedad líquida se solidifique. No es sólo recuperar el tradicional proteccionismo, sino dotarlo de un fundamento moral de doble base. El primero, hacia el exterior, la protección del medio ambiente y de los derechos humanos (incluidos los laborales). El segundo, hacia el interior, recuperar la reputación del trabajo y de la sociedad (frente al consumo y el individuo). Es un discurso muy poderoso porque es transversal; puede aunar a izquierda y derecha; ecologistas y nacionalistas; antiglobalización y tradicionalistas; progresía y nostalgia; con perdón, a Le Pen y los trotskistas.

El concepto se concretaría, por ejemplo, en medidas arancelarias, vetos a las deslocalizaciones, mayor regulación del mercado de trabajo, mayor regulación del sistema financiero, promoción de la inversión, promoción de la innovación tecnológica (no sólo de dispositivos) o promoción de nuevas fuentes de energía (y nuevas formas de consumo). Y, a un nivel más profundo, quizá no previsto, en la evolución de la sociedad de consumo a la sociedad social (la red de nubes / la nube de redes). Veremos porque una certidumbre evidente es que la apuesta decidida por el concepto de desglobalización nos lleva a un enfrentamiento bélico con los ganadores de la globalización.

PD: También es cierto que la victoria de Hollande ha envejecido, aún más, al Gobierno de Rajoy.

Acojonados

Domingo, 6 de Mayo de 2012

Los parques están llenos de niños que se suben a todo lo subible y de progenitores que alertan de los riesgos de hacerlo. Las advertencias siempre son desoídas porque la única manera de aprender y madurar es la experiencia, propia o vicaria; es decir, estamparse o ver a otro, muy cerca, estamparse. Los niños que no se suben a nada porque tienen progenitores que no alertan, sino que prohíben, serán adultos sin la experiencia de la caída, adultos que no distinguen entre una caída y un abismo, entre el cuidado y el miedo.

Es lo que nos sucede ahora mismo. Estamos acojonados. Recibimos el mensaje que, si no se hace lo que se dice, la catástrofe, el apocalipsis. No es nada nuevo. El primer oficio documentado no fue el de prostituta, sino el de sacerdote y su principal función era reforzar la jerarquía de la tribu. Después, la vía del refuerzo se hizo de doble sentido pero la amenaza no perdió su efectividad: los bárbaros, la peste, la anarquía, la catástrofe, la bancarrota, etc…

Hoy, dice una carta al director de El País:

La mejor estafa es aquella en la que el estafado nunca llega a ser consciente de su condición. La estafa perfecta aun va un paso más allá, y en este caso el estafador es capaz de conseguir el agradecimiento de la víctima. Nos amenazan con el abismo, para acto seguido rebajarnos el sueldo como única salvación posible. Nos aseguran que estamos al borde del precipicio inmediatamente antes de convencernos de que lo único que puede evitar que caigamos son los recortes. Nos advierten de que las prestaciones sociales nos van a conducir a la ruina e inmediatamente comienzan a desmantelarlas. Los derechos laborales son incompatibles con el crecimiento así que hay que eliminarlos. Nos quitan de nuestros bolsillos el dinero que hay que entregar como intereses a los especuladores y usureros. Y en medio de este naufragio hay que salvar primero a los bancos si es que queremos tener alguna opción de salvarnos todos los demás.

Finalmente entre amenazas de fin del mundo acaban por convencernos de que todos tenemos que ser más pobres para que los ricos lo sean un poco mas, que al parecer es la única forma de que el mundo siga girando. La estafa viene de lejos, de muy lejos, tal vez nos hayan estado estafando siempre, pero ahora está llegando a su perfección. Nos recortan salarios, nos despiden, nos despojan de derechos, nos roban y nos mienten. Y están a punto de conseguir que aun les demos las gracias.

La posmodernidad permite que esta carta esté junto a, por ejemplo, las informaciones sobre las elecciones griegas donde se nos amenaza con el abismo. Si ganan los partidos que proponen el impago de la deuda, frenar en avance de la miseria y recuperar el sector productivo y estatal frente al financiero, el abismo. La solución pasa porque vuelven a ganar los mismos y sigan aplicando las mismas políticas, el refuerzo de la jerarquía. La solución, para El País, es que continúe lo que su lector llama la mejor estafa. Todo lo que no sea lo de siempre, la catástrofe. El pudor hace que las informaciones sobre las elecciones griegas maximicen las posibilidades de la extrema derecha que logrará resultados peores que en Francia, Holanda, Italia o Austria, países, estos tres últimos, donde han estado en el gobierno.

Hay que saber distinguir entre una caída y el abismo y entre el cuidado y el miedo, el miedo que nos encierra en casa mientras se produce el saqueo. Si se hunde un banco, por ejemplo, Bankia, no pasa nada. La prudencia nos llevaría a cubrir los depósitos, a que todos los activos pasen a la gestión pública para su venta posterior y a encausar penalmente a los responsables. No es el primer banco que se hunde en la historia de la humanidad. El miedo, que es donde estamos, nos llevará a cerrar servicios públicos para cubrir la irresponsabilidad de unos directivos; es decir, al sacrificio del futuro colectivo para sostener un negocio privado durante un breve período de tiempo.

Mientras sigamos acojonados, no tenemos nada que hacer.

PD: Esta semana que entra se cumple el primer aniversario de esta noticia:

Ultimátum a Islandia para que pague a Holanda y Reino Unido

La asociación europea de libre comercio amenaza con recurrir a la Justicia si el país no abona los 4.000 millones por la bancarrota de uno de sus bancos

Tres meses para pagar. Islandia tiene ese plazo límite para compensar a los Gobiernos británico y holandés con unos 4.000 millones de euros si no quiere ir a los juzgados. La asociación europea de libre comercio (EFTA, por sus siglas en inglés) anunció ayer por carta al Ejecutivo islandés que tomará medidas legales al final de ese periodo para poner fin al denominado caso Icesave, una filial de uno de los grandes bancos islandeses (Landsbanki) a cuyos clientes compensaron los fondos de garantía de depósitos holandés y británico tras la quiebra de la entidad. El Parlamento islandés ha llegado en dos ocasiones a acuerdos para hacer frente a ese pago. En ambos casos, la negativa del presidente Ólafur Grímsson a firmar la ley obligó a convocar sendos referéndums. Las dos veces los islandeses votaron no al pago de esa factura por los desmanes causados por una de sus entidades financieras.

La EFTA sostiene que Islandia está obligada por las leyes europeas a garantizar una compensación de 20.000 euros a los clientes de su filial Icesave, que captaba depósitos en Reino Unido y Holanda ofreciendo altas remuneraciones. Pero los islandeses sostienen que no están obligados a efectuar ese pago. Y aducen que fue el Gobierno británico el que precipitó la bancarrota de Islandia al aplicar las leyes antiterroristas a la banca del país del ártico para evitar la fuga de capitales. Cerca de 350.000 personas en Reino Unido y Holanda perdieron sus ahorros cuando eso sucedió, en octubre de 2008, el fatídico mes de la quiebra de Lehman Brothers. Se trata del segundo aviso serio de la EFTA en poco más de un año. Islandia “debe asegurarse de pagar la compensación antes de que las condiciones prescriban”, dijo Per Sanderud, el presidente de la EFTA.

El caso islandés es excepcional en muchos sentidos. Islandia se vio obligada a dejar quebrar a sus bancos. Pidió ayuda al FMI y se vio abocada a una grave crisis económica que supuso una fuerte devaluación de su moneda, una subida de impuestos y un fuerte recorte del gasto público. Inyectó miles de millones de euros en sus bancos para evitar un pánico financiero, y mantiene desde hace ya más de dos años un corralito que impide a los islandeses disponer libremente de sus ahorros. Pero Islandia también promueve un cambio en la Constitución, los islandeses han votado por dos veces en contra de pagar por los desmanes del sector financiero, e incluso la fiscalía islandesa ha encausado a varios banqueros y al exprimer ministro, Geeir Haarde, por su gestión de la crisis. Paradójicamente, Islandia está saliendo de la crisis con más holgura que Irlanda, que garantizó el 100% de las deudas de sus bancos y se vio obligada a pedir un rescate a la UE y el FMI cuando el déficit público se disparó por ese motivo. Los seguros de impago de deuda (CDS) islandeses -que indican la probabilidad que asignan los inversores a una suspensión de pagos- son ahora mucho más baratos que los irlandeses.

“Es casi como si el impago de las deudas acumuladas por un sector bancario fuera de control y la depreciación del tipo de cambio funcionaran mejor (incluso desde el punto de vista de los inversores) que socializar las pérdidas del sector privado y mantenerse en un sistema con un tipo de cambio fijo”, escribe hoy el Nobel Paul Krugman en su blog del New York Times.

No pasó nada. ¿Era necesario decirlo?

Números

Viernes, 4 de Mayo de 2012

Leo en cadenaser.com:

El paro bajó el mes pasado en 6.632 personas, primera reducción del desempleo después de ocho meses de subidas, con lo que el número total de inscritos en los servicios públicos de empleo se sitúa en 4.744.235 personas. En cuanto a la Seguridad Social, el número medio de afiliados aumenta; se han sumado 16.549 ocupados, con lo que el número total de cotizantes pasa de los 16.919.000.

Y en canalsur.com:

El número de parados registrados en las oficinas del Instituto  Nacional de Empleo (INEM) en Andalucía descendió en el mes de abril  de 2012 en 7.571 personas, lo que supone una bajada del 0,72 por  ciento respecto al mes anterior, según los datos facilitados este  viernes por el Ministerio de Trabajo e Inmigración, con lo que se  alcanza los 1.049.573 desempleados en Andalucía.

Sin Andalucía, el paro hubiera subido en 939 personas este mes de abril.

Qué cosas tan divertidas leeríamos y escucharíamos si, en lugar de Andalucía, fuera Madrid.

Sólo 5 horas antes

Jueves, 3 de Mayo de 2012

Tras día de la nota (el ministro Guindos desmiente una entrevista de la ministra Mato pero es desmentido a su vez por el portavoz Floriano que, horas después, es desmentido por una nota que, en el tercer párrafo anuncia la desaparición, sin precisar cómo, de 30 años de estado social) y el renuncio del IVA pensábamos que estaba todo visto en improvisación y desorganización pero, como decía Woody Allen, los récords están para superarse.

El Gobierno permitirá a las entidades financieras crear sus propios ‘bancos malos’

De Guindos confirma que el Gobierno va a aprobar en las próximas semanas una regulación para que los bancos separen sus activos inmobiliarios tóxicos

(…)

Sólo 5 horas antes de estas palabras del ministro de Economía, el presidente del Gobierno había asegurado que el Ejecutivo no iba a crear ningún banco malo. Ha sido a preguntas de los periodistas tras la toma de posesión del nuevo presidente del Consejo de Estado.

Cinco horas antes. En España, estamos acostumbrados a verlo todo desde la perspectiva del párajo bobo, del tertuliano que mete en su columna todas las ruedas de molino, pero es interesarse hacer el ejercicio de imaginación de pensar en Gordon Gekko y sus amigos jugando al golf en Cayo Hueso, comentando que el ministro de Economía desmiente a su presidente cinco horas después o, por ejemplo, que el presidente huye del Senado por el garaje o, por ejemplo, que un ministro desmiente a otro ministro pero es desmentido a su vez por un portavoz que, pocas horas después, es desmentido por una nota que anuncia las medidas importantes en el tercer párrafo y sin detallar. No creo que se recomienden invertir en España. Salvo que, de verdad, sea Gordon Gekko.