Archivo de Agosto de 2010

Los proyectos democráticos tienen mala suerte en España

Viernes, 27 de Agosto de 2010

Los proyectos democráticos tienen mala suerte en España porque es un país que gusta de la seguridad; el orden antes que nada, que defendía mi bisabuelo Leoncio. La tranquilidad que da tener ideas fijas y un contrario con otras más fijas aún es un tesoro que no estamos dispuestos a ceder ante la incertidumbre que proporciona la posibilidad de cambiar; evolucionar es un concepto muy azaroso. Frente a las escasas seguridades de la democracia, siempre hemos preferido el caudillismo; los liderazgos fuertes, que se sepa a quien hay que ir a pedir las cosas. Habitualmente, menudean en las páginas de opinión los artículos que piden más resortes democráticos pero hay que fijarse en el momento porque nunca se piden en abstracto. El presidente del PP en Galicia pide cambios en el modelo de elección de los alcaldes porque cree que saldrá beneficiado por el cambio y la conferencia episcopal pide de vez en cuando libertad de voto en las cámaras porque cree que, uno a uno, podrá presionar mejor a los representantes. La prueba del algodón son los procesos concretos.

Este verano hemos tenido uno. El pasado mes se aprobó en el parlamento autonómico catalán la modificación de la ley de protección animal para suprimir la excepción de las corridas de toros. No es una ley nueva, sino el cambio de un artículo. El proceso es impecable y responde a todos los resortes democráticos. Un grupo de ciudadanos se moviliza para recoger firmas, presenta la propuesta acompañada de documentación realizada colectivamente, la iniciativa se aprueba con la libertad de voto de los dos partidos mayoritarios, se produce un debate con todas las opiniones y se vota con, de nuevo, libertad de voto en los dos partidos mayoritarios. El proceso contó con cosas (iniciativa popular, debate público o libertad de voto) que suelen estar en todos los textos que piden más resortes democráticos pero el resultado de la votación produjo una urticaría terrible y uno de los procesos más abiertos que se recuerdan tuvo pocos defensores. Todo el mundo se fijo en el resultado, nadie en el proceso. Incluso, uno de los argumentos contrarios al resultado sostenía que había sido un actuación antidemocrática dejando claro que la verdad tiene poco que hacer ante el racaraca.

Sin ninguna base sólida, creo que la urticaría del la votación tiene que ver con la mala suerte de los procesos democráticos en España. El problema es que todas esas cosas con las que contó el proceso (iniciativa popular, debate público o libertad de voto) aumentan su entropía. El debate o la libertad de voto obligan a las partes a presentar argumentos más allá de los compromisos personales y la visibilidad del proceso obliga a todo el mundo a desvelar sus cartas más allá de los imperativos burocráticos. La democracia es desordenada.

PD: Otra muestra de la mala suerte es el actual Gobierno. Zapatero ha elegido para el Supremo o el Constitucional a jueces preparados más allá de su fidelidad como el azañista Aragón o los católicos Gay o Dívar, que después le causan problemas con proyectos clave. Alguien debería decir que esos problemas son buenos porque son democráticos pero este es un país que ama el orden y la moraleja es que hace bien el PP premiando a la jueza del incendió de Guadalajara o la del bórico (todos vigilados por ex consejero de justicia de Camps), gente cuya lamentable carrera y escaso prestigio más allá de la fama mediática les hacen conscientes de a quien deben su puesto.

Lo peor no es que sea comunista, sino un mal español

Martes, 24 de Agosto de 2010

A mi afición por la pornografía, le he unido la ópera y el próximo mes de septiembre iré a ver Montezuma de Graun al Teatro Real. Hace algunos días, El Mundo llevaba la siguiente foto en portada sobre el montaje:

montezuma

Parte de ese dinero español es mío; poco, porque es una coproducción y yo tengo un abono popular, pero no voy a eludir la responsabilidad de financiar esta obra antiespañola. Además, en el caso del Real, “los ingresos por taquilla del Real pagan las producciones aunque no el funcionamiento de la infraestructura” (Miguel Muñiz, gerente, citado por Pedro Vallín en La Vanguardia). He pagado despreocupadamente la denigración de la figura del bravo Hernán Cortés por parte del homosexual Federico II (era el primer o segundo dato que El Mundo citaba en el perfil de Federico el Grande, uno de los tipos más importantes de la historia europea e inspirador del texto de Kant ¿Qué es la Ilustración?) y, encima, estoy tan contento y con muchas ganas de verla y disfrutar de ella. A pesar de la camiseta roja que me compré hace mes y medio, El Mundo me calificaría de antiespañol. Y eso que no saben que firmé para pedir la abolición de la tortura a los animales o que soy del Athletic. Como Berlanga, lo peor no es que sea comunista, sino un mal español.

Es ventajista juzgar hoy a Hernán Cortés. Como recuerda Sloterdijk, la colonización del mundo, la primera globalización, la llevaron a cabo los tipos cuya desesperación y/o ambición les permitieron superar el miedo. Mirar desde el siglo XXI hechos del XVI y decir que fueron crueles es bastante simple pero lo es más defenderlo acríticamente, como si pertenecer al grupo ya le eximiera de cualquier interpretación, sobre todo, si es de alguien que no pertenece al grupo. Si uno de los rasgos de la pertenencia a un grupo es la defensa acrítica de todos sus miembros presentes y pasados, no respondo ni de mi familia. Si uno lee la noticia de El Mundo, descubre que el montaje no entra en la revisión historiográfica de la figura de Cortés porque ésa no es la labor del arte, sino que trata sobre la colonización cultural. A El Mundo, todo eso le da igual. Leyeron sodomización y alguien se iluminó y dijo: ya tenemos tema.

Recordé la noticia porque estoy de limpieza en casa y he encontrado un poster de ‘reyes españoles’ que compré a mi hijo en Yuste el año pasado. Los primeros son Pelayo y Guifrè el Pilós. Me pareció interesante que señores medievales de trozos de tierra de nadie fueran considerados los primeros ‘reyes españoles’ pero la explicación es muy sencilla y está en la construcción de la historia. España es un país católico y los musulmanes, aunque estuvieran aquí ocho siglos, eran extranjeros frente a los cristianos, aunque fueran de origen centroeuropeo como los godos. La expulsión de los moriscos y judíos es un hecho más decisivo en la construcción nacional (fallida siglos más tarde) que el matrimonio entre Isabel y Fernando y fue algo bastante avanzando a su tiempo; las grandes deportaciones llegarían a Europa siglos más tarde.

En el cuadro, se ve perfectamente como la monarquía española no es integradora del resto, sino que se reclama heredera de la castellana. Pelayo le gana la partida a Guifrè. Alfonso de Borbón se corona como Alfonso XII, dejando claro que su antecesor es Alfonso XI de Castilla y no Alfonso V, el Magnànim, aunque naciera en Medina del Campo y fuera un tipo mucho más interesante. Español es ser católico y castellano. La contrarreforma añadiría a las esencias la defensa acérrima de todo lo que sea ignorancia, superstición y sumisión al poder y la lucha contra la innovación, el pensamiento y la democracia. Desde los renacentistas a los ilustrados, por no meternos en líos sobre el siglo XX, todos los intentos para extender la ciencia o el pensamiento crítico han sido calificados de antiespañoles.

Ser español es ser católico, hablar en castellano y defender la tradición y el orden frente a las moderneces extranjeras como esa puta ópera de mierda. En fin.

PD: La ópera se representará, para desesperación de los abonados pata negra, en los Teatros del Canal. ¿Pedirá El Mundo la dimisión de su director, Albert Boadella?

PD: Aún más tontorrón que la portada del Mundo es un post que leí en un foro de ópera donde una persona sudamericana decía: “Es la unica opera sobre el vil genocidio contra la humanidad que cometieron ustedes los gallegos contra los nobles habitantes de las Américas? Quizas el Teatro Real vaya a abrir sus puertas de forma gratuita a todos los latinos que descendemos de las violaciones de sus ancestros cometidas contra las hermosas mujeres de mi tierra contra su voluntad, es lo menos que puede hacer regalar las entradas después de lo que hicieron ustedes en el Potosí y por toda América, expandiendo la sífilis y el catolicismo, armas gemelas diabólicas de destrucción”. Mis ancestros se quedaron en Zamora, todos, tengo pruebas.

Entre el piolet de Ramón Mercader y las banderitas del Supermartes

Miércoles, 11 de Agosto de 2010

Aquí se dijo una vez, y se mantiene, que las dos grandes tradiciones políticas españolas eran el Movimiento y el PCE, de lo que se deduce que todo proceso de democracia interna no será bien recibido. Cosas como las primarias ponen de los nervios a todo el mundo porque, tanto en una tradición como en otra, los procesos de selección natural se basaban en la defenestración del contrario; a un consejo de administración del INI, en el caso del Movimiento, mientras que el PCE proponia un cambio de aires que podía ir desde Siberia a Bucarest o al más allá. En el marco mental de la política española, está claro que el electorado, benévolo con la corrupción los incumplimientos, es despiadado con la división interna.  

Una inoportuna tendinitis que me impide correr me permite recuperar El Ala Oeste y, sentado en el sillón con una bolsa de hielo en la rodilla izquierda, pienso que ese marco mental necesite una revisión. Para la gente de menos de cuarenta años, el proceso de selección interna, ¿está más cerca del piolet de Ramón Mercader o de las banderitas que ondean en el Supermartes? No lo sé -yo, ambos- pero prometo pensar en ello cuando pueda volver a correr. De entrada, tengo claro que este proceso dará al PS de Madrid la relevancia mediática que no tienen porque la prensa de Madrid sufre la paranoia de que se lee en toda España.

PD: Si yo fuera el asesor del Presidente, además de cagarme en todo por el nuevo lío en el que se ha metido, trataría de darle la vuelta al actual relato señalando que, gane quien gane, tendrá una popularidad y una legitimidad interna de la que no ha dispuesto ningún candidato por Madrid. También, para la militancia, trataría de evocar el proceso americano recordando siempre el Obama-Hillary, del que destacaría que ahora ambos trabajan juntos (el Zapatero-Bono es un ejemplo más cercano y, por lo mismo, menos aconsejable; todo el mundo tiene información propia y no se puede idealizar). Y, por último, pondría el foco en el bloque de la derecha con mensajes claros:

  • Rajoy tiene miedo de la democracia. Recordaría el pecado original de Rajoy, el dedo de Aznar, contrapuesto al congreso ganado por Zapatero. Este argumento tiene un corolario divertido, Rajoy tiene miedo de la democracia porque siempre pierde, y otro demagógico, Rajoy tiene miedo de la democracia porque a la derecha no le gusta la democracia.
  • Rajoy no toma decisiones. Zapatero ha tomado una decisión y respetará la de los militantes pero Rajoy tiene que tragarse a Camps en Valencia cuando quería poner a Rita Barberá y lo que decida Cascos en Asturias. Rajoy sólo mira y espera que las cosas pasen.

Y trataría de que mis tertulianos más afines se preguntarán dónde está la campaña lanzada por Proteo Jota Ramírez hace un par de años para pedir primarias dentro del PP.

Pollo asado y cambio generacional

Viernes, 6 de Agosto de 2010

Ayer comía con mi hijo Mario un pollo asado y preguntó de dónde sale el pollo. Supongo que la abuela lo habrá comprado en la pollería del mercado, le respondí, aunque sabía que preguntaba iba por otro lado porque el día anterior me había preguntado por los embutidos. Pero, ¿matan a los animales o lo hacen con las manos?, insistió. Como creo que mi hijo tiene cinco años pero no es tonto, le expliqué que matamos algunos animales para comérnoslos. Claro, como el cerdo y el lomo, me dijo. Y seguimos comiendo. Después, pensé en cuando yo tenía cinco años y vivía en Benavente. No habría hecho esas preguntas porque conocía la respuesta. Pollos y conejos llegaban vivos a casa de mi abuela Heli y, sobre los embutidos, hacíamos la matanza en casa, así que ninguna duda sobre de dónde salía el chorizo. Eran cosas que a mí me parecían normales pero que, poco tiempo después, me dí cuenta de que no. Cuando tenía once años, fui a una granja escuela en la que hacíamos pan, recogíamos huevos, ordeñábamos vacas y alimentábamos corderos. El último día, para agasajarnos, nos sirvieron a uno de ellos. Recuerdo el comedor vacío y bastantes lágrimas; supongo que sólo nos animamos los de pueblo que sabíamos de dónde venían las paletillas.

Hace 100 años, además de la muerte en casa de los animales, todas las familias perdían algún hijo en la infancia y a varios familiares por epidemias o guerras. Y hace 500 años más que hace 100. Ya no. No sufrimos guerras ni epidemias, las tasas de mortalidad infantil son casi cero y hemos decidido ayudar a vivir a toda la gente que quiera hacerlo (niños con deficiencias, impedidos, mayores dependientes). Es un cambio generacional inevitable. El proyecto colectivo generacional que aceptaba la muerte de algunos para la supervivencia de algunos ha sido reemplazado por el proyecto individual inmediato que no acepta esas cesiones. Hemos expulsado la muerte, la violencia y el sufrimiento de la cotidianeidad para reemplazarlos por la vida, la sociabilidad y el disfrute. Nuestra mente está pasando de la supervivencia a la empatía, entre otros, hacia los animales. No es un proceso nuevo. El dejar de ver a los animales como objetos para convertirlos en tenedores de derechos es el mismo proceso que el de la esclavitud. Todo es cuestión de la evolución generacional. Los cambios generacionales siempre se tratan de ocultar porque son jodidos de reconocer; no sólo quiere decir que el mundo no es el mismo, sino que uno ya no es el mismo, algo de lo que cuesta darse cuenta. Los cambios son inevitables y es mejor intentar entenderlos que enrocarse. Disfrutaré del jamón mientras pueda.

PD: Los cambios son inevitables. O no. Si los apocalípticos tienen razón y volvemos a la edad media, evolucionaremos hacia la supervivencia aunque será otro tipo de supervivencia. Las cosas nunca son iguales.

Maite Pagazaurtundua explica el problema de la memoria histórica

Jueves, 5 de Agosto de 2010

Dijo ayer:

“no hay nada más destructivo para las reglas del juego que la impunidad”

PD: ¿Si se hubiera sabido que la Consitución de 78 tenía dentro (como ahora se nos explica) una ley de punto final y otra de obediencia debida, habría tenido el mismo apoyo?

 

 

El desayuno de los austeros

Martes, 3 de Agosto de 2010

Una de las normas de la posmodernidad es la compartimentación; todo separado aunque se presente junto. En el suplemento, un reportaje sobre niños muertos de hambre al lado de las mejores recetas para el bogavante. Hay que compartimentar para no volverse loco.
Veamos un ejemplo concreto. El diputado Duran i Lleida desayuna en el Palace (visto en La Fragua):

duran

y, después, entra en el blog para pedir austeridad.

Una de les línies bàsiques de la política econòmica que es requereix per sortir de la crisi i per crear credibilitat davant els mercats és l’austeritat de les administracions públiques. Ara més que mai cal mirar com es gasten els diners i gastar-ne tan pocs com sigui possible (18 de febrero).

PD: No traten de leer el periódico hablando por teléfono. Y menos frente a una mesa con un recipiente medio lleno.

Más allá de la ley

Lunes, 2 de Agosto de 2010

De todas las soplapolleces que se están escribiendo sobre la ampliación de la Ley de Protección animal de Catalunya, destaca esta de hoy publicada en El Mundo:

Ningún legislador, ni el catalán ni las Cortes Generales, puede prohibir las corridas de toros y otras tradiciones

No es un tertuliano TDT y de las Jons ni un obispo montaraz ni un exhaltado lenguaraz. El que nos llama a acabar con la democracia y el pensamiento para volver a la asamblea tribal (a la que llama pueblo; ¿de dónde coño pensará que salen las instituciones democráticamente elegidas?) es catedrático de derecho administrativo de la Complutense. El artículo se titula la cultura está más allá de la ley.

PD: Los lugares comunes sobre nacionalismo, ¿cómo explican la iniciativas de los municipios latinoamericanos de Baños de Agua Santa, Zapatoca o Carrizal de declararse antitaurinos?