Archivo de Diciembre de 2009

Ricardo Rodrí­guez Fernández presenta su candidatura para el CGPJ

Lunes, 28 de Diciembre de 2009

La cuestión salió hace tiempo en una tertulia en casa de Manolo Portela. Con Suárez, González y Aznar, se sabí­a qué se tení­a que hacer para conseguir cosas. Todo el mundo sabí­a cómo contentar o enfadar al presidente, cómo acceder a él, cómo progresar en la vida y labrarse un futuro. Ya, no. Uno puede portarse muy bien y, al final, el ministro es el rector de la universidad o la presidenta de la academia de cine o el presidente del CGPJ y del Supremo es Carlos Dí­var, a quien Dios ya tiene su gloria. En cambio, el PP, se dijo, sí­ es de fiar. Gema Gallego se jugó el prestigio abriendo el caso del ácido bórico a petición de El Mundo y tuvo un puesto en el CGPJ; Concepción Espejel también fue a por todas en Guadalara y tuvo el mismo premio. Ahora, Ricardo Rodrí­guez quiere seguir sus pasos. Siempre toca.

Periodismo sacapuntas y periodismo UHF

Miércoles, 23 de Diciembre de 2009

Cuando era pequeño, recuerdo que una de las batallas más feroces por la televisión se desarrollaba los viernes. Yo querí­a ver el 1,2,3 y el resto de mi familia (podí­an ser mis padres o quien me hiciera de canguro), La Clave, que daban en el UHF. Con mis padres, la batalla estaba perdida pero con el resto, no. Con mis tí­os, daba la paliza hasta que accedí­an y con mi tí­a Nina, la táctica era esperar a que se durmiera para cambiar de canal. Ambos espacios ofrecí­an dos formas de analizar la realidad. La Clave era un programa en el que, tras una presentación, se ofrecí­a una pelí­cula muy seria (aunque recuerdo La isla del doctor Moreau que antes habí­a visto en la doble del Coliseum) a la que seguí­a un debate interminable que podí­a acabar a las tres de la mañana. Hoy llamarí­a la atención por tres cosas. Los invitados no estaban divididos en bandos, las intervenciones podí­an superar el cuarto de hora y nadie se interrumpí­a. El 1,2,3, en cambio, proponí­a otro análisis en el ya se anticipaban las investigaciones del sociolingí¼ista Lakoff sobre el marco mental. Unos personajes caricaturizados por su propia coletilla recogí­an la visión ágil y simplista del chascarillo a la que siempre hay que estar muy atento.

Años después, el modelo comunicativo hace imposibles tanto La Clave como el 1,2,3 pero es este último modelo de análisis el que se ha extendido. Sin la agilidad de Bigote Arrocet o Mariano Ozores, los analistas mediáticos transforman cualquier cuestión en un chascarrillo sin contextualizar y, claro, sin informarse. Se habla del paro mediante historias humanas terribles sin tener en cuenta los datos, la información. Se habla de la cumbre de Copenhague como si fuera una reunión de ecologistas soñadores que buscan evitar el dí­a de mañana y se hacen chascarrillos sobre la coletilla del viento sin tener en cuenta que “el negocio de la energí­a limpia, con 630.000 millones de euros en 2007, supera ya al farmacéutico y será el tercer sector industrial en 2020, según un informe de WWF presentado en la cumbre”. ¿Qué consecuencias socio-polí­ticas y, sobre todo, geo-polí­ticas, y, aún más, psico-polí­ticas, tendrá el cambio de modelo energético que tendrá que llegar aunque el miedo lo aplace. ¿Qué pasará cuando los paí­ses del Golfo, como Duba¡ (un toque en plena cumbre), se empobrezcan?, ¿cómo afectará al sistema financiero mundial?, ¿cómo afectará al dólar el fin de los petrodólares?, ¿cómo afectará a la estructuración social el que las casas tengan que ser autosuficientes?, ¿la casa-estado?

PD: Carlos Carnicero, uno de los chascarrilistas más prolí­ficos preguntaba el viernes si alguien conocí­a a una persona a la que el cambio climático le hubiera cambiado la vida. Yo, sí­: Ignacio Sánchez-Galán, presidente de Iberdrola.

Para informar, la prensa deberí­a informarse

Miércoles, 23 de Diciembre de 2009

Ayer decí­a Peter Betzel, primer ejecutivo de Ikea Ibérica:

“Es increí­ble, pero Ikea está creciendo otra vez al ritmo de antes de la crisis”

Y hoy leemos:

Ikea prepara un ajuste laboral de 175 personas en Madrid

La crisis está pasando factura a las grandes superficies y una de las últimas compañí­as afectadas es Ikea. El gigante de la distribución sueco prepara una reestructuración en su centro de San Sebastián de los Reyes (Madrid) que afectará a 175 trabajadores de una plantilla compuesta por 550 personas. Los departamentos de ventas, atención al cliente, devoluciones, guarderí­a, servicio de atención al cliente y servicio telefónico se verán implicados en esta reorganización laboral. Por el contrario, no se incluirá en este ajuste ni a las cajeras, ni tampoco al departamento de logí­stica. La dirección va a utilizar una fórmula totalmente nueva en el sector; sacar a libre concurso puestos laborales que ya están cubiertos con contratos indefinidos. Es decir, que los propios trabajadores tendrán que pujar para seguir en su propio puesto o acceder a otro departamento. Es decir, saldrán a concurso puestos de 40, 30 y 20 horas, cuando ahora la mayorí­a son de 40 horas.

No, no es la crisis. Es el bonus. La prensa deberí­a informarse.

El señor Subirachs

Martes, 22 de Diciembre de 2009

Hace años, tuve que hacer un trabajo de relato oral para Historia de Catalunya. (Fue un año movido. El equipo del rector Enric Marí­n habí­a decidido suprimir Historia de España y pasar de Historia del Mundo a Historia de Catalunya. Yo, que no era ni soy ni espero ser nacionalista, me parecí­a muy bien la decisión. Los crí­ticos decí­an que, sin la de España, no se entendí­a la historia de Catalunya. Claro, pensaba y pienso, ni sin la de Europa o del Mediterráneo, y tampoco se dan. La historia de un territorio concreto es un elemento de socialización cultural, no se da para aprender. La clase dirigente catalana tiene tanto derecho como la española a dar un relato histórico sesgado y parcial para explicar su existencia como comunidad cultural. Si alguien tienen interés por la historia, hay bibliotecas).

El trabajo consistí­a en hacer el realto oral de un catalán, entendido al modo estatuto de Sau (el del 79), quien vive y trabaja en Catalunya; valí­an los Sánchez, salvo los Sánchez Vicario. No tení­a que ser de generaciones, ni siquiera de segunda generación, podí­a ser de primera generación o generación espontánea; el caso es que llevara allí­ el tiempo sufiente como para haber ‘tomado parte’ en la historia (Este es un concepto que parte de la izquierda hasta llegar a la  rotonda de la construcción social del grupo donde se pierde en los cruces de superestructuras culturales. La emancipación de la clase obrera ha derivado, al no haber ya clase obrera que se reconozca como tal, en la mitificación de lo primigenio, lo auténtico, lo puro, lo fetén, lo que habí­a antes de que llegaran los ‘otros’ (los charnegos, los franceses, Ikea o Walt Disney). En busca del arca perdida).

Como no tení­a parientes en Catalunya (mi familia emigró a Madrid y ya en los ochenta), le pedí­ a una amiga que me dejara entrevistar a su padre, el señor Subirachs., un abogado respetable, católico, convergente y suscriptor de La Vanguardia. Lo que más le gustaba al señor Subirachs. eran los toros. Recuerdo que me dijo que su padre lo llevaba cuatro dí­as a la semana. Jueves y Sábado, a Las Arenas y viernes y domingo, a la Monumental. Me habló de Chamaco, Dominguí­n y Quimet Bernadó, de los tumultos que se formaban a la entrada y a la salida y del ambiente bullicioso e irrepetible. Los recuerdos no dejan de crecer cuando están muertos. A mi amiga, no le gustaban los toros. A sus hermanos, no recuerdo pero sí­ que el señor Subirachs no habí­a llevado a sus hijos a la plaza y él mismo ya no solí­a ir. No soy capaz de precisar la explicación porque hice el trabajo a máquina y la única copia la perdí­ en algún traslado pero nadie le habí­a obligado.

La prensa ha tratado el debate sobre los toros como parte de la construcción cultural. Unos, ICV-ERC, quieren que la prohibición concreta de las corridas de toros (no de la tortura a los toros en general) sirva como concreción de la separación entre la comunidad cultural catalana y la del resto del estado, donde hay otras comunidades culturales y no una única homogénea. Y entienden, en abstracto, que esa separación es el paso previo a la construcción de un estado, como se entendí­a en el XIX, olvidándose de que tanto el tejido del estado del bienestar como la soberaní­a cedida a instituciones transnacionales dificulta que la independencia pueda conseguirse en un único acto jurí­dico. También entienden, en concreto, que deben aprovechar el momento polí­tico para mostrar su músculo en las instituciones después de que los extramuros hayan mostrado su escenografí­a extrainstitucional.

Otros, PP-Prensa del bloque de la derecha, entienden que la prohibición concreta de las corridas de toros es una cuña que debe servir para desgajar de la homogénea comunidad cultural española, una ficticia comunidad cultural catalana. Y, entienden, en abstracto, que esa separación puede ser el paso previo a la construcción de un estado olvidándose de las mismas cosas que los anteriores. También entienden, en concreto, que deben aprovechar el momento. Unos, el polí­tico y otros, el mediático. Hay cuatro diarios disputándose el mercado limitado de los lectores de centro-derecha en un proceso de aceleración donde el escarnio catalán es buen combustible.

Pero el origen de la iniciativa popular (presentada movimientos de defensa de los animales (como el PACMA, en el que milita mi mujer, o PROU) no está en la construcción nacional, sino en el recambio generacional, en el relato del señor Subirachs. Concretamente, el origen de la iniciativa popular está en todos esos momentos en los que no decidió llevar a sus hijos a los toros y todos esos momentos en los que construyó inconscientemente la sensación de que los toros ya sólo podí­an morir en sus recuerdos.

PD1: Leo que el PSC no dará libertad de voto a su grupo en la votación de la ley buscando no ser identificado como el partido que prohibió los toros y tratará de encontrar algún punto intermedio. Es decir, ni con unos ni con otros; la mejor forma de no ser votado.

PD2: Aquí­ tenemos un ejemplo de cambio generacional. Mario y Aitana me están enterrando.

generacion

¡Viejuno!

Globalización

Martes, 22 de Diciembre de 2009

Este establecimiento concreta la aldea global:

kebabí§

Lo puro pero con garantí­as. Sólo le falta añadir: sueldos filipinos.

Periodismo snap-shot y periodismo cum-shot

Jueves, 17 de Diciembre de 2009

Hace tiempo, los ajos viejos siempre repiten, se me ocurrió la idea de periodismo snap-shot y periodismo cum-shot para explicar la diferencia entre el periodismo-periodismo y el periodismo-basura. Snap-shot quiere decir panorámica, una foto amplia que nos muestra un momento preciso; un hecho situado dentro de un contexto, que es la aportación que debe hacer el periodismo para ser importante o, mejor dicho, para ser. Parar, retroceder dos pasos, mirar hacia atrás y hacia afuera y situar el hecho dentro del contexto. Cum-shot es como se conoce en pornografí­a a la escena en la que el tipo eyacula; puede hacerlo de muchas manera y en muchos sitios pero lo importante es que se vea, aunque el pene sea de otro actor porque el tipo ya no puede más. Importa el momento, da igual todo lo demás.

Explicar que un hombre mordió a un perro; es periodismo cum-shot, es España Directo. Estamos aquí­, ahora, ha pasado esto, vamos a hablar con el que mordió, con el dueño del perro mordido y con varios testigos, amigos de uno y de otro, claro. Periodismo snap-shot es hacer que esa historia concreta se sitúe dentro de un contexto más amplio: ¿se muerde mucho?, ¿más o menos que antes?, ¿cómo se reparten las mordidas por comunidades y dentro de la UE?, ¿cómo puede evolucionar esta cuestión? No nos interesan ni protagonistas ni testigos porque sólo son ruido. La fí­sca explica que la entropí­a aumenta con la temperatura; a más calor, más ruido.

La panorámica está perdiendo su sitio frente a la corrida. Lo primero, porque el coste tiempo-dinero. La panorámica requiere documentarse y reflexionar y ambas cosas requieren tiempo y dinero. Dentro de la lógica del hecho, no se puede tener a alguien buscando información sobre un tema para presentarlo varios dí­as después, cuando ya ha perdido actualidad. La corrida sólo requiere alguien con un brazo firme y buena punterí­a para apuntar donde requiera el director.

El periodismo necesita un sistema métrico decimal

Martes, 15 de Diciembre de 2009

El periodismo necesita un sistema métrico decimal ya. Algo que nos permita valorar, por ejemplo, las consultas populares para saber si son buenas. Así­, no caerí­amos en la incertidumbre de El Mundo, que considera nefastas las realizadas sobre la independencia de Catalunya y acertada la oscense sobre la oficialidad del catalán en Aragón. Así­, no caerí­amos en la incertidumbre de no saber si se puede abuchear a un polí­tico, correcto cuando es Zapatero en el dí­a de la Hispanidad e incorrecto si es Esperanza Aguirre en la visita a un hospital, o fletar medios de transporte para asistir a una manifestación, correcto cuando es de la AVT o de las asociaciones antiderechos individuales; incorrecto si son los sindicatos.

El periodismo ha olvidado su raí­z empí­rica de noticiero de tránsitos comerciales y ha aceptado que las cifras newtonianas como la asistencia a manifestaciones (medible ya hasta el particularismo) se sitúan dentro de un marco ideológico. Si uno publica un dato, puede ser señalado como perteneciente a un grupo así­ que, para evitarlo, se publican todos sin importar su contraste. La pluralidad no quiere decir que, para hablar del amanecer haya que invitar a un tipo que dice que el sol sale por el este y a otro que opta por el este. El periodismo, mejor dicho, los periodistas están para contextualizar, para tener personalidad propia, para decir: este sistema me parece fiable; ese, no.

El periodismo debe renunciar a la imposibilidad de conocer lo observado y debe poder aplicar un sistema de medición a las cosas, sin hacer que la elección de las unidades de medida y la toma de datos sean considerados como parte del estudio, como hace la fí­sica cuántica. El periodismo debe salir de la fí­sica cuántica y regresar a Newton, las viejas teorí­as que permiten que los puentes sigan en pie y los aviones no se caigan.

La prensa popular vuelve a fallar en copas después de arrastrar en bastos

Martes, 15 de Diciembre de 2009

De los productores de Martí­n Prieto, un secuestro muy traspuesto y El minero, Manolón y la orquesta Mondragón, llega Hermann Powers, Tertsch das cuen, pecador, donde nuestro héroe liberal-orgánico se enfrenta en solitario y únicamente armado con las veinte en copas a la fusión de las poderosas organizaciones PRISA-PSOE-MEDIAPRO que cuentan con un nuevo villano, el Gran Wyoming y su escolta de letales bellezas, que atacan fulminantemente por la espalda, desapareciendo sin ser vistas dejando un inexplicable vací­o en la memoria.

PD: De la presidenta que convirtió la noche me confunde en la noche de los cristales rotos no hay noticias pero su ejemplo ha sido inmediatamente imitado en Italia.

PD2: La noche me confunde:

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=xVTMPvFTaEg[/youtube]

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=7rBSKZwLxxs[/youtube]

El origen de la violencia

Viernes, 11 de Diciembre de 2009

El origen de la violencia es el amor no concretado, lo que la tradición cultural ha considerado el gran amor, el amor puro, el amor a lo abstracto, el amor a los demás, sin concretar en nadie, a dios, a la patria, a la idea de algo que no se concreta. El amor concreto vive de pequeños instantes; el amor no concreto se alimenta de nostalgia y sueños, de territorios que no existen. La culminación del amor concretado, del amor pequeño, es el proyecto, follar, ir de viaje, tener una casa, vivir. La culminación del amor no concretado, del amor a lo abstracto, del amor puro, es el sacrificio, un acto supremo de violencia porque obliga a las generaciones futuras a seguir encadenadas al amor no concretado, a la nostalgia y los sueños, a que todo siga girando en torno a la muerte, a nuevos sacrificios.

Usos de la posmodernidad: la desfachatez

Viernes, 11 de Diciembre de 2009

Leemos hoy en El Paí­s:

JOSí‰ MARíA LASSALLE Portavoz popular de Cultura del PP en el Congreso

La defensa en Internet de la propiedad intelectual necesita medidas legales consensuadas y eficaces, que busquen un equilibrio entre la protección de los derechos de los creadores y el disfrute en libertad de los derechos de los internautas [¿Cuáles son? Seguro que está a punto de decí­rnoslo]. Se echa de menos un ejercicio de liderazgo por parte del Gobierno [Por supuesto; ahí­ está el hueco que deberí­a ocupar el PP diciéndonos qué medidas aplicarí­a]. España tiene que dar seguridad jurí­dica a sus industrias culturales y de contenidos [perfecto pero ¿cómo?]. Sólo así­ podrá rentabilizar sus oportunidades. Debe hacerse con luz y taquí­grafos [consenso, eficacia, equilibrio, liderazgo, seguridad jurí­dica, luz y taquí­grafos. Si tiene barba, San Antón y, con tetas, la Purí­sima] y, en su caso, con medidas legales que, si implican sanción para los infractores de la propiedad intelectual, sean adoptadas judicialmente. No se puede defender la propiedad intelectual por la puerta falsa de una intervención administrativa [por fin algo concreto. No tengo ninguna idea pero estoy en contra del Gobierno en lo que todo el mundo está en contra del Gobierno].

El problema es que ese algo concreto choca con las medidas que su partido aplicó cuando estaba en el gobierno:

El primero en intentarlo fue el PP, en 2001, con su LSSI (Ley de Servicios de la Sociedad de la Información). El Ministerio de Ciencia y Tecnologí­a facultaba a una ambigua “autoridad competente” a clausurar páginas sin la intervención de los jueces. El PP explicó entonces que lo que intentaba era encontrar un mecanismo rápido para cerrar las web donde se refugiaban terroristas y pederastas.

Y con lo que su partido aprobó hace pocos dí­as en el Parlamento Europeo:

La UE da luz verde definitiva a cortar internet sin orden judicial previa

La Eurocámara aprueba por una mayorí­a aplastante el ‘paquete telecomunicaciones’, que entrará en vigor en diciembre.

(…)

De una opinión radicalmente contraria es Pilar del Castilo, ex ministra y eurodiputada del PP, que fue una de las impulsoras del Paquete de Telecomunicaciones: ”Tenemos finalmente un marco regulatorio que establece unas bases muy adecuadas para poner el desarrollo de Internet, de la sociedad digital y de la economí­a digital en el frontispicio de nuestros objetivos”. En su opinión, “la reforma protege bien a los consumidores, favorece sus derechos y, también, da seguridad a los inversores”.

La posmoderna posibilidad de reinvención se confunde con la desfachatez.