Archivo de Octubre de 2009

La dialéctica del hecho

Viernes, 30 de Octubre de 2009

Al principio, el examen era al final, en el apocalipsis; destruido el mundo, se hací­a balance en el juicio final. La ilustración, la novela, hicieron que la mirada fuera vital y personal; el anciano echa la vista atrás para ver sus actos y exculparse, absolverse o condenarse, si se trata de un escritor ruso. La sociedad de producción cambió el examen a anual, como los balances, y la sociedad de consumo lo ha reducido aún más, a su centro, al acto. Existe la ética del hecho, algo concreto nos hace formular una ética universal en lugar del recorrido inverso propuesto por las religiones y aceptado por la ilustración. Y también existe la dialéctica del hecho cuando éste, convertido en único por la ausencia de memoria, exige inmediatos movimientos intelectuales, sociales y culturales. Y polí­ticos, claro. Agitación. Cada dato económico pide una medida; cada suceso, un cambio legislativo y cada declaración, un cese y un nombramiento. Agitación (Jesús Gil, gran precursor del ritmo posmoderno).

Quizá la tarea de los gobernantes no sea liderar promoviendo más agitación sino sosegar.

PD: Cada semana, hay datos económicos y, cada semana, éstos se complementan con proyecciones a futuro porque el presente es insuficiente.

Artistas españoles, extinguí­os; dejad que continúe la evolución

Miércoles, 28 de Octubre de 2009

Los niños creen que su mundo es todo. Hasta hace poco, mi hijo Mario se tapaba los ojos para decir ‘no estoy’. La vejez infantiliza. Sólo así­ se entienden estas palabras:

El cantante Miguel Bosé, quien ha actuado como portavoz de los 25 artistas y entidades premiados, ha reivindicado “amparo, protección y leyes” para los artistas, porque están “al borde de la extinción”, y complicidad fiscal con el mecenazgo. “Mí­mennos, no nos desamparen, no nos dejen huérfanos”, ha afirmado Bosé después de preguntar a los representantes de las instituciones presentes en el acto si les gustarí­a quedarse sin solapas en las que colgar estas medallas.

Este tipo confunde, como tantos otros, ’su’ decadencia personal con ‘la’ decadencia del mundo. Es un sentimiento peligroso porque las medidas gubernamentales que él, en nombre de otros, pide (y tiene acceso al poder) para evitar ’su’ decadencia pueden cortar la prodigiosa creatividad que vive el sector al que se dedica, la música (por parte de otros que no tienen acceso al poder).

La suerte que tenemos es que la vida siempre se abre paso.

Una batalla española

Lunes, 26 de Octubre de 2009

Hace tiempo escribí­ que la polí­tica española (sus usos) bebí­a de dos fuentes: el Movimiento y el PCE. En ambas, la lucha ideológica se concretaba en nombres, cuotas, más que en el corpus ideológico. Tal grupo buscaba hacer caer a mengano como gobernador civil para promocionar a fulano, momento que recoge La escopeta nacional. Eran batallas (obviamente las celebradas dentro del Movimiento) donde la prensa tení­a un papel protagonista (costumbre que hoy perdura a través de la herencia Anson-Ramí­rez/Romero-Cebrián). Tal diario bregaba para hacer caer al ajeno y poner al suyo. El predominio de esta u otra familia ideológica se evidenciaba en el número de invitados a la mesa (cargos en activo) y en las cabezas colgadas del cinturón (cargos ajenos defenestrados). Todo muy evidente, muy español. Por eso, la batalla de Cajamadrid es el inicio de la guerra civil dentro del PP, no su culminación ni su fin. Alguien tiene que ganar y alguien tiene que perder. El Alcázar no se rinde; a por ellos, que son de regadí­o.

El problema es la libertad

Viernes, 23 de Octubre de 2009

De todas las ideologí­as surgidas en estos últimos siglos, que son los siglos donde han surgido ideologí­as, la más atacada por la Iglesia Católica ha sido el liberalismo. No, el comunismo, como a los comunistas les (nos) gustarí­a pensar, ni el anarquismo ni el fascismo. La razón es que todas estas ideologí­as tienen un proyecto colectivo, como la religión, con lo que sólo hay un cambio de hábito, no de mentalidad. El liberalismo (libre pensamiento, iniciativa privada, etc…) propone un proyecto individual, algo demoledor para la religión que sólo puede responder (al estilo protestante) de dos maneras divergentes: reduciendo las parroquias y extremando el control o renunciando a imponer costumbres y aceptando el papel aparentemente secundario del control de los a prioris (el tiempo y el espacio).

El problema de la ley del aborto, como lo fue de la ley de la ampliación del matrimonio, y como lo es, en general, de la sociedad lí­quida, es que consagran la autonomí­a individual. El problema no es la vida porque serí­an igualmente criticables la pena de muerte o, sobre todo, las guerras. Y no lo son porque, ambos actos, son colectivos, con intervención decisiva de elementos debeladores de la autonomí­a individual como la burocracia, la jerarquí­a, la obediencia o la fidelidad a absolutos (nación o estado). El problema de la ley del aborto no es que dé paso a una sociedad cruel e insensible donde sólo puedan vivir los más fuertes porque ésa es de la que venimos. Estamos en una sociedad en la que no se cuestiona que todos financiemos no ya la supervivencia de niños con enfermedades, sino su realización personal.

El problema de la ley del aborto no es el aborto; el problema, como decí­a un asistente a la manifestación, es el paso del hecho al derecho. El paso de una ley en la que la mujer es culpable, no responsable, sino culpable, donde la intervención requiere de la intervención decisiva de elementos debeladores de la autonomí­a individual, como la burocracia, a una ley donde se consagra la decisión personal. El problema de la ley del aborto, como lo será el de la ley de eutanasia cuando llegue, es que consagra la autonomí­a, la libertad.

PD: Leo: Cuatro millones de abortos clandestinos/4.000 mujeres muertas.

Se llamaban impuestos

Martes, 20 de Octubre de 2009

Leo noticias sobre el nuevo comedor para parados de Móstoles. Por ejemplo:

La gran innovación que incorpora este comedor social pionero en Europa es que se van a distribuir bonos solidarios de 2 y 5 euros en todas las galerí­as comerciales para que cualquier mostoleño contribuya a sufragar los alimentos perecederos. También se habilitará una cuenta para realizar ingresos en efectivo sólo para el comedor.

El modelo ya estaba inventado. Los ciudadanos destinan parte de sus ingresos para los que tienen menos. Antes del regreso a la caridad y la sustitución de las instituciones por los buenos sentimientos, se llamaban impuestos y financiaban lo que era conocido como cobertura social.

El escenógrafo escenografiado

Jueves, 8 de Octubre de 2009

Su equipo ganaba de 15 pero el contrario despertó con una defensa en zona muy presionante y bloqueos muy duros en ataque. Parcial de cinco cero. Se quejó a los árbitros. Pidió un tiempo muerto. Otro parcial de cinco cero. Sólo ganaba de cinco. Se quejó a los árbitros hasta que logró que le pitaran técnica. Uno de ventaja pero tres de los cinco siguientes ataques del contrario acabaron el falta en el bloqueo. Yo lo vi pero no lo vi. Me lo hizo ver horas más tarde el comentarista cenando. Fue una técnica de libro, dijo. Protestó hasta que se la pitaron y, después, se abrochó la chaqueta y comenzó a dar órdenes. Todo es escenografí­a. Lo hizo bien, añadió, tení­a que cortar el ritmo del rival y dar un toque a los árbitros porque se lo estaban comiendo. Además, añadió otro, de buscar una excusa si terminaba perdiendo.

Esperanza Aguirre domina la escenografí­a. Organiza actos todos los dí­as y sabe hacer que dejen de ser un producto y pasen a ser una experiencia, la clave de la sociedad de consumo. Lo importante no es lo que se compra ni el uso que se le da, sino el acto de adquirirlo y la significación inmediata de ese producto. Las cosas no duran ni se guardan porque las experiencias sólo se viven una vez y hay que buscar otras nuevas. Hace año y medio, iba a ser presidenta del PP; hace un año, estaba muerta. Hoy ha resucitado gracias a la escenografí­a, la última escenografí­a de Alberto López Viejo, el tipo que le preparaba esos plafones tan bonitos para premios, presentaciones y da igual qué. El ex consejero, junto con los dos diputados regionales madrileños implicados en el Gí¼rtel, se va al grupo mixto. No es mano dura, sino escenografí­a. La presidenta sale y corta el ataque captando las cámaras con una maniobra inocua. No pierde la mayorí­a, no dejarán de ser aforados y no se depurarán responsabilidades más allá. Y, aún más, hay una excusa cuando se pregunte por las cuentas del partido, por Fundescam y por la campaña electoral de 2003.

Y, sobre todo, es escenografí­a expresionista cuando el guión de la dirección nacional de su partido es austeridad pirandelliana. El relato está servido: Aguirre es una lí­der fuerte; Rajoy, no. A por él. El problema, como siempre, será el corto plazo. Rajoy no es un lí­der fuerte porque nunca lo ha sido y porque no puede. No ha hecho cambio generacional y tiene un partido que lleva muchos años sin secretario general. Arenas querí­a salir en la tele y Acebes, limpiar su nombre. Cospedal, ni se plantea el cargo. Rajoy vende producto, no experiencias pero los que piden, o pedirán mañana, su marcha deberí­an pensar qué pasará si se va. Ya lo anticipo. Escenografí­a, mucha escenografí­a.

Els anys perduts II

Jueves, 8 de Octubre de 2009

Leemos en Las Provincias esta información de Pedro Campos. Deberí­a ser la noticia más importante para la oposición de Valencia.:

La escuderí­a de F-1 atraerá a Murcia la industria del motor

Valencia se queda sin el equipo de AdriánCampos, la factorí­a de chasis, el túnel del viento y empresas auxiliares del automóvil

«Esto hay que hacerlo». Son palabras de Francisco Camps, presidente de la Generalitat. Acaba de recibir a Adrián Campos y a la alcaldesa de Alzira, Elena Bastidas. El ex piloto desgrana el proyecto que se va a crear alrededor de la ‘niña bonita’, el primer equipo español que competirá en Fórmula 1. Pero las palabras de Camps chocan con la realidad. Su buen amigo Ramón Luis Valcárcel le ha ganado la mano. Adrián Campos levantará su estructura deportiva en Fuente Álamo (Murcia).

Fue cuestión de tiempo. Valcárcel recibió a José Ramón Carabantes -socio de Adrián Campos- un dí­a después de que le pidiera cita. Camps tardó tres semanas. Y ahí­ se acabó todo. El pasado dí­a 30 se firmó un documento y ahora falta pulir una serie de flecos, pero todo parece indicar que el equipo de Fórmula 1, la factorí­a para la fabricación de chasis y el túnel del viento ya tiene destino. Pero no todo se acaba ahí­. En el polí­gono elegido también se asentará la industria del motorsport, empresas auxiliares del automóvil y del motociclismo que se beneficiarán de las instalaciones que Adrián Campos tiene diseñadas en la cabeza.

Y todo eso se lo pierde Alzira y Valencia. Durante dos años el equipo de Fórmula 1 continuará en la capital de la Ribera, pero en 2011 emigrará a Murcia, tras descartar también el interés tanto de Andalucí­a como del Paí­s Vasco. Se trata de un caramelo, porque incluso equipos deportivos contarán con un circuito para probar todos los elementos que les suministren. […]

Las conversaciones ya crecen solas en las barras de los bares. Joder, un reloj de 20.000 pavos; orgí­as en Alicante. El estiercol se hace solo; el relato, no.

Escribí­:

No es problema la celebración de grandes acontecimientos televisivos en Valencia, sino el aprovechamiento de los mismos. Es decir, la oposición, mientras sea oposición, no puede oponerse sin más a que se celebre el premio de Fórmula 1 pero sí­ puede criticar la falta de un proyecto que premita la creación de focos productivos con vocación de continuidad y meter ahí­ las informaciones sobre corrupción. Es decir, “¿por qué no se ha creado en Valencia un centro de I+D+i para investigar sobre el coche eléctrico?, ¿dónde estaba el dinero para infraestructuras?, ¿dónde estaba el dinero para modernizar la oferta turí­stica? Un traje de Camps es un puesto de trabajo menos en ese centro tecnológico. Nos han costado muy caros esos trajes. Estos últimos años han sido (uno de los tópicos mejor asentados en el cerebro) los años perdidos. Ellos son lo viejo; nosotros, lo nuevo”.

Las elecciones se ganan con propuestas; no con crí­ticas.

Grandes teóricos de la economí­a: Lola Flores

Lunes, 5 de Octubre de 2009

Leo en la portada de cadenaser.com

Madrid estudia cobrar los rescates de excursionistas imprudentes

La Comunidad que preside Aguirre no descarta secundar la iniciativa de Cataluña

El consejero de Presidencia, Justicia e Interior de la Comunidad de Madrid, Francisco Granados, ha asegurado que es “una buena idea” y que se estudiará aplicar algún tipo de penalización en el caso de que los bomberos tengan que rescatar a alguien en la montaña por haber cometido una imprudencia.

Donde también puede leerse:

Un equipo del CNI se desplazará a Somalia para colaborar en el rescate del ‘Alakrana’

Entendemos que todos los gastos correrán a cuenta del armador del barco. ¿O no?, ¿sólo pagan los particulares?

Lo más probable que es ambas noticias sean, como la subida del IVA o el impuesto madrileño de la basura olí­mpica, aplicaciones de la teorí­a impositiva de Lola Flores: si cada español me da una peseta, ya está to arreglao ¿y qué es una peseta para cada español?

PD: Escolar aporta cifras:

Proteger a a los barcos españoles en el índico nos cuesta 75 millones € anuales. No sé a los armadores, pero dudo que al resto nos rente.

En fin.

Cinco dí­as se responde a sí­ mismo

Sábado, 3 de Octubre de 2009

Leo en Cinco Dí­as:

Por qué España destruye más empleo

El IESE sugiere cambios en los contratos, el despido y las relaciones laborales.

Para que España disminuya su tasa de paro se necesita un crecimiento del PIB sostenido durante cuatro o cinco años; el sector de la construcción en España tiene un aporte al PIB superior al resto de paí­ses de la UE; la baja cualificación técnica y formación de los empleados dificultan la búsqueda de empleo tras su pérdida; y la rigidez de las relaciones laborales, favorece el desempleo. Además, el elevado número de contratos temporales facilita el despido, al tiempo que la escasez de empleo a tiempo parcial dificulta la incorporación de las mujeres y los jóvenes al mercado laboral.

La respuesta, claro, es precariedad no porque solucione el problema sino porque hay que aprovechar el momento. Toda crisis abre una ventana de oportunidad y los derechos que se pierden no se recuperan. La respuesta a la pregunta de Cindo Dí­a se la daba el propio periódico en este informe: España destruye más empleo porque creó mucho durante muchos años y tal cosa atrajo población activa (inmigración, estudiantes, amas de casa, etc…). Además de un boom inmobiliario, ha habido un boom de empleo que no se resuelve con precariedad sino justamente con lo contrario.